El SEP en el VII Congreso Universitario

Revisando algunos documentos históricos sobre cómo se originó el Sistema de Estudios de Posgrado de nuestra Universidad, y siempre dentro de la discusión sobre

Revisando algunos documentos históricos sobre cómo se originó el Sistema de Estudios de Posgrado de nuestra Universidad, y siempre dentro de la discusión sobre si la organización actual que tenemos es la más adecuada y eficiente, me gustaría presentar algunas ideas sobre los inicios del SEP, en parte porque son la base de las ponencias que presentaremos en el próximo Congreso Universitario.

Hace casi 50 años, en 1964, el entonces Rector de la UCR, el Profesor Carlos Monge Alfaro, conjuntamente con el Consejo Universitario, y con la idea en mente de organizar los programas existentes y futuros de Estudios de Posgrado, crea la Comisión Organizadora de la Escuela de Graduados.

El objetivo de dicha Comisión sería el de conceptualizar el primer órgano coordinador de los Estudios de Posgrado que tendría nuestra Universidad.

El primer informe de esa Comisión, una verdadera declaración de principios, indicaba: La Escuela de Graduados, que representa la unidad superior de nivel académico más avanzado en las universidades, centraliza y coordina los programas de estudios e investigación que conducen a la formación de graduados con capacidad de producir pensamiento original en el plano académico.

Las funciones de la Escuela de Graduados serían: Adquirir, preservar y diseminar conocimientos avanzados por medio de la investigación, además formar un grupo permanente de humanistas y científicos que mantengan, de manera constante y progresiva, las más altas normas de eficiencia académica en la enseñanza e investigación universitarias.

Nuestros objetivos han cambiado poco, pero nuestro ámbito de acción se ha expandido considerablemente. Ya no solo se trata de formar profesionales e investigadores con capacidad de llevar a cabo labores avanzadas dentro de la Universidad, sino que nuestra función es ahora cumplir con las demandas de formación que el país necesita.

EL SEP, como lo conocemos hoy, se crea en 1975 como resultado de los planteamientos del III Congreso Universitario. Y se crea como un sistema con relativa autonomía, y bajo el precepto de ser un ente integrador y con su base en la investigación científica y humanística.

Es interesante que, según indica el IV Informe del Estado de la Educación, actualmente más de un tercio de la oferta académica universitaria en el país la constituyen carreras de Posgrado.

Volviendo a los documentos de hace 50 años y a la visión interdisciplinaria de cómo debería de estar organizado el SEP, cito las palabras de la Comisión: Es importante hacer notar que la Escuela de Graduados es un organismo independiente de las otras Escuelas de la Universidad. Como etapa final de la Universidad, no desarrolla su trabajo dentro de ninguna Escuela, sino que recurre a todas ellas, para desenvolver actividades de una manera universal y amplia.

En forma muy clara, el documento concluye que sería un error considerar la enseñanza universitaria a nivel de posgrado como una simple continuación hacia planes de estudios más avanzados y de mayor intensidad académica.

El Posgrado de la UCR ha crecido y evolucionado muchísimo, solamente hace 20 años teníamos 30 programas de Maestría y 1 doctorado; hoy en día casi duplicamos el número de Maestrías y contamos con 10 doctorados.

Sin embargo, ahora que se aproxima el VII Congreso Universitario, podríamos escuchar a estos visionarios de los años 60, quienes basándose en las ideas de Rodrigo Facio y en la llamada reforma universitaria, tenían la meta y el compromiso de seguir una línea definida con miras a impulsar mayor progreso académico en la Universidad y un avance en el desarrollo del país, creando una identidad colectiva nacional, basada en la solidaridad y el respeto por los demás.

Los estudios de posgrado representan el principal medio para la creación de conocimiento novedoso, en todas las áreas de estudios. Deberíamos apoyar y fortalecer nuestro Sistema de Posgrado, sin intereses particulares y sin perder de vista los preceptos de los que partieron estos líderes universitarios que nos antecedieron.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En días pasados hubo otra masacre en Guatemala, murieron 11 personas dentro de éstas dos niñas. El móvil, la lucha contra la minería a

El sorteo ubicó al Partido de los Trabajadores y al Frente Amplio a la izquierda, en el primer lugar de las dos filas de

“Sin silencios y sin temores” hacemos un llamado a toda la comunidad universitaria y estudiantil, sobre los hechos que actualmente nos aquejan en general;

Por ley, el Lanamme es el ente encargado de fiscalizar la calidad de la red vial como ente asesor del MOPT y del Conavi.

El proyecto de investigaciones biomédicas en seres humanos todavía no ve la luz en la Asamblea Legislativa. (Foto: Katya Alvarado)El proyecto de ley de

Albino Vargas (ANEP), Mauricio Castro (ANEP), Marvin Rodríguez (SEC) y Olman Chinchilla (CMTC) solicitaron en la Asamblea Legislativa que se vote la RPL.  (Foto:

Con respecto al artículo de Roy Alfaro, “La maternidad del hembrismo”, me gustaría cuestionar una serie de conductas que sirven para categorizar a las

Costa Rica todavía es un Estado confesional. Y la jerarquía católica defiende ese privilegio constitucional, a pesar de que desde la sede papal el
Semanario Universidad