Interinazgo

Por lo general, somos muy dados a defender los derechos de los otros, dejando los propios debajo de la alfombra. Recuerdo a países defensores

Por lo general, somos muy dados a defender los derechos de los otros, dejando los propios debajo de la alfombra. Recuerdo a países defensores de los derechos humanos de los otros, pero en su propio país con un sistema político de dominio total hacia sus habitantes.

En lo individual, así somos, a pesar de nuestra ética negativa en contra de nosotros mismos y del prójimo, somos por lo general muy hábiles para escondernos de nuestros propios males (nadie en la cárcel ha cometido delito alguno y las infidelidades son juegos ante los amigos y silencios ante la persona afectada); ni qué decir de los acosadores laborales, siempre son los otros “los locos e incómodos”.

Como diría Nietzsche somos muy hábiles para borrar la memoria. Que por qué somos así, no es motivo de este artículo; y más bien pediría ayuda a sociólogos, psicólogos y antropólogos y de todo aquel que quiera colaborar.

En las épocas clásicas griega y romana, se daban dos tipos de ciudadanos, los amos y los esclavos, que además Aristóteles reafirmó que se daban por naturaleza para sacarla del estadio. Unos y más que unas con derechos y otros sin ni siquiera tener el estatus de personas. Y así por los siglos de los siglos… amén. Sólo que a la división, se les puso otros nombres; y uno de ellos INTERINOS  y a los otros ciudadanos en propiedad: algo así como tener o no tierras a su nombre.

Un interino sigue siendo un ciudadano de segunda categoría, y se dice que las UNIVERSIDADES arrastran cerca de un 60% de este tipo de ciudadanos que, entre otras cosas (ustedes me pueden ayudar con la lista): no tienen derecho a elegir ni ser elegidos, a becas, años sabáticos, la carrera profesional tiene sus límites; no siempre son sujetos de crédito en el comercio o la banca privada o nacionalizada; en toda conversación siempre serán inferiores a los que tienen propiedad.

Se ha dado el horror, que muchas y muchos de ellos, después de 30 o más años tienen que pensionarse sin haber obtenido la PROPIEDAD. Dígame estimados lectores y sindicatos universitarios, cuál es la diferencia con los amos y los esclavos.

Y dígame estimados lectores, por qué damos tremendas luchas por ALCOA, COMBO ICE, NO AL TLC, luchas ambientales importantes, temas de corrupción y cientos de otras importantes y hemos descuidado a nuestros hermanos por miles de todas las universidades públicas en su condición de INTERINOS.

Doloroso NO, saber que al final de tu jornada laboral, siendo igual o mejores profesionales, tienen que terminar siendo ciudadanos de segunda clase.

Termino: somos buenos para ocultar el dolor ajeno… con aquello de “salados”. A veces, se queda uno pensando si Aristóteles no tenía razón.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La construcción de los apartamentos para la villa olímpica que albergará a deportistas en los Juegos Deportivos Centroamericanos del 2014, en una parte del

El acoso laboral (mobbing) es una forma de tormento y persecución que corrompe, intoxica y deprava toda acción laboral, constituyéndose en una forma de

Algunos actores nacionales insisten en la existencia de un subsidio al arroz. Incluso han advertido que para el 2010 alcanzó la suma de US$109,6

La luz, las imágenes, los sonidos, los olores, cambian conforme van pasando las horas del día y las estaciones del año y, de acuerdo

La alianza PLUSC inició la bancarrota de la CCSS desde la década de 1970, cuando prometieron recursos a la institución a cambio de que

La Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) confirmó este viernes el juego entre la selección nacional de Costa Rica y el equipo de Brasil, el

El “outsourcing” (subcontratación)  de “call centers” o “centros de contacto” es una de las industrias de mayor crecimiento en el mundo. A pesar de

La Contraloría General de la República (CGR) señaló serias deficiencias en la gestión de cobro de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y
Semanario Universidad