Casi medio siglo y seguimos…

Los desafíos de un periódico universitario en el siglo XXI.

Han pasado más de dos mil semanas desde entonces. Los rostros inmóviles en blanco y negro de las portadas que saludaban a los primeros lectores de UNIVERSIDAD son ahora figuras en movimiento a través de los pixeles en un teléfono móvil. Los mil ejemplares de la primera edición quincenal se transformaron en miles de lectores diarios a través de la web, y las historias ahora se cuentan con sonidos, imágenes y plataformas interactivas para acompañar a las palabras.

Como un autobús que integra nuevos pasajeros, UNIVERSIDAD se enfrenta al futuro con dos motores encendidos: su rostro impreso y su perfil digital, y añade nuevos compromisos a su agenda, nuevas oportunidades, pero también nuevas amenazas.

Contenido Relacionado

¿A qué se enfrenta UNIVERSIDAD? Exdirectores, redactores y lectores del periódico comparten algunas de sus reflexiones acerca de los desafíos, compromisos y oportunidades del periódico de cara a las transformaciones del siglo XXI.

DESAFÍOS Y METAS

“Yo sostengo la tesis, y hay números que pueden reafirmarlo, de que UNIVERSIDAD aún sigue volando debajo de su techo”, afirma Mauricio Herrera, director entre enero de 2013 y abril de 2015. “Eso se demuestra en algunas ediciones especiales donde el tiraje crece tanto que incluso llega a duplicarse el tiraje ordinario. Creo que el periódico tiene bastante más hacia dónde crecer y tiene que aprender a conocer mejor los públicos más jóvenes y lograr que se acerquen y consuman la información”, valora.

Herrera afirma haber potenciado el motor digital del Semanario UNIVERSIDAD que, considera, será en algún momento la principal ventana de contacto del periódico con sus lectores.

“Ahora puedo decirlo sin modestia: anteriormente UNIVERSIDAD funcionaba exclusivamente sobre el motor impreso, y sabemos que -conforme pasen los años- este motor va a ir declinando. Es una tendencia global”, señala. Por eso, considera un reto la mejora de las plataformas para llegar a las nuevas audiencias, manteniendo la profundidad y seriedad que caracteriza al medio.

“Tiene que haber una cierta reingeniería de una parte del personal que está todavía muy amarrado al concepto de un periodismo sólo en medio escrito, con  muy poco sentido de llegar al público en otras plataformas”, valora el profesor y exjefe de redacción Eduardo Ulibarri. “Yo diría que un desafío muy grande es cómo lograr que el personal del semanario sea mucho más permeable, sensible, innovador en relación con las nuevas tecnologías”, considera.

Sin embargo, Laura Martínez, directora desde el 2003 hasta el 2013 cree que la presencia del periódico impreso también será esencial para llegar a los lectores.

“Creo que, de alguna manera, debe también trabajarse con fuerza la suscripción. El Semanario siempre va a ser un periódico muy respetado. Siempre va a haber medios dominantes en la sociedad con intereses que no tocarán ciertas informaciones.

Probablemente la interactividad sea una forma de lograr llegarle a la gente, pero la otra va a ser tratar de proyectarse más para lograr una mayor suscripción. Eso no se puede dejar”, aconseja.

Javier Córdova, editor web de UNIVERSIDAD, destaca el trabajo que desarrolla el medio para alcanzar una mayor presencia digital.

“La idea es que empecemos a dar pasos hacia un diario digital con una versión impresa semanal, lo que implica una generación más constante de contenidos y un esfuerzo por mantener presencia en las distintas redes sociales, con el fin de ampliar hacia públicos que tradicionalmente no eran lectores del Semanario”, destaca.

AMENAZAS Y COMPROMISOS

La palabra “amenaza” parece haber nacido con UNIVERSIDAD, coinciden algunos de los exdirectores del medio de comunicación.

“Desde los 70, cuando se fundó UNIVERSIDAD, siempre se ha hablado de eso. El Semanario está vivito y coleando a pesar de ellas. En algunas ocasiones se habló de esas amenazas del Semanario por su línea informativa y siempre se ha comentado eso: que había alguien externo a la Universidad que pretendía cerrar el periódico. Sin embargo, yo creo que eso no va a ocurrir nunca”, afirma el exdirector Eduardo Amador.

“Es que la libertad tiene amenazas siempre”, responde el exdirector Carlos Morales. “El ser libre es una espada doble, siempre puesta sobre la cabeza. Siempre habrá alguien que se vea afectado por la libertad”, considera el director del periodo 1976-1995 y 2001-2002.

“La amenaza siempre ha existido”, agrega Mario Zeledón, director del periodo 1973-1976. “Son los dueños de este país, y siguen como grandes enemigos del Semanario y de la Universidad independiente”, considera.

Aún con ellas, UNIVERSIDAD mantiene grandes compromisos con su audiencia donde, quizás, mantener la independencia y libertad editorial sea uno de los principales objetivos.

“El Semanario tiene que ser fiel a su principio fundamental: la libertad de prensa”, comenta el rector de la Universidad de Costa Rica, Henning Jensen, “desde afuera no puede haber ningún tipo de definición de qué es ser un medio objetivo y de qué es decir la verdad.

Todas esas cosas tienen que ser valoradas desde la apreciación colectiva. Es decir, no hay autoridad en la Universidad (ni en el rector ni en la Universidad) que pueda decirle al Semanario qué es la verdad y la objetividad en cualquier cosa”.

“Yo creo que su principal compromiso debe ser seguir honrando los valores con los que nació y con los que también nació la Universidad. Seguir por esa senda y aprovechar todas las tecnologías de ahora para llegar  a un mayor número de lectores”, agrega Ana Incer, Jefa de Redacción del Semanario por más de dos décadas.

“El Semanario implica profundidad, y esa es la gran competencia que el Semanario debe tener con los otros medios: la profundidad”, añade Carlos Morales, exdirector. “Mientras vivimos un periodismo corrongo en la televisión, en la radio, en los medios escritos, le toca al Semanario hacer un periodismo serio, de fondo: un periodismo que valga la pena leer”, cierra.

 


 

“UNIVERSIDAD ha colocado a la institución en el espacio público desde su creación, ha permitido a sectores no mayoritarios colocar su opinión en momentos clave para el desarrollo de este país. (…) Yo no me imagino cómo serían nuestros medios si no contáramos  con periodistas de gran calidad que forjaron sus primeras armas en el Semanario UNIVERSIDAD”.

Lidieth Garro | Directora de la Escuela de Comunicación Colectiva

“El Semanario trata de marcar una agenda informativa nacional distinta, complementaria, sustitutiva y confrontativa de lo que los medios nacionales están haciendo”.

Eduardo Ulibarri | Exjefe de Redacción – Profesor de la Escuela de Comunicación Colectiva

“El Semanario debería ser un medio a través del cual los lectores estén informados de lo que pasa en el país y el mundo, a través de una interpretación de la institución (de la Universidad). El Semanario debería preocuparse por preservar el nivel de la cultura costarricense y ser un medio educativo”.

Mario Zeledón | Director 1973-1976

“Hoy por hoy el semanario UNIVERSIDAD es uno de los medios de comunicación más importantes de nuestro país y, contrario a lo que se pensó en algún momento que era el diario de los intelectuales, ha pasado a ser también un diario para la ciudadanía que quiere tener acceso a una parrilla de información alternativa, comunitaria y de perspectiva crítica.

Marlon Mora | Presidente del Colegio de Periodistas de Costa Rica

“Se constituye como un medio alternativo que, al mismo tiempo, no solo le da espacio a la diversidad de voces que provienen de la academia, sino que también le da un espacio a la diversidad política y social de nuestro país. Es, ciertamente, el periódico más libre de Costa Rica, como lo decía Carlos Monge (…). Esa es la característica que debe distinguir a un medio de comunicación universitario y, especialmente, de una universidad pública.

Henning Jensen | Rector de la Universidad de Costa Rica
VOCES

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Las sociedades requieren de mitos para su funcionamiento. Los mitos no necesariamente corresponden a realidades históricas pero

El Plan Nacional de Desarrollo impulsado por la actual administración establece que “el transporte público terrestre en sus diferentes modos

La historia de la humanidad es la historia de las migraciones. En la época recolectora y cazadora, los hombres y mujeres tenían que caminar grandes
Semanario Universidad