Cinco candidatos, muchas diferencias, una sola Universidad

Tres abogados, un ingeniero agrónomo y un historiador lideran la disputa por la presidencia del país. En una campaña marcada por ataques personales y

Tres abogados, un ingeniero agrónomo y un historiador lideran la disputa por la presidencia del país. En una campaña marcada por ataques personales y desencuentro, las coincidencias son escasas, pero un periodo trascendental de su pasado los une: los cinco candidatos punteros son graduados de la Universidad de Costa Rica (UCR).

José María Villalta –el más joven de los postulantes– pudo haber ocupado el mismo asiento que Otto Guevara y Rodolfo Piza utilizaron en su paso por la Facultad de Derecho. Al igual que Villalta, Otto y Piza compartieron en el pretil, Luis Guillermo Solís y Johnny Araya dejaron su huella durante los años de estudio universitario.

Buena parte del pensamiento que actualmente exponen se forjó en su paso por las aulas de la UCR. La alma máter de los candidatos ocupa un lugar muy especial para algunos de ellos. Si bien cada uno vivió la Universidad a su estilo, la palabra que condensa esas historias sería “felicidad”.

Empero, la Universidad para uno de los aspirantes, el liberacionista Johnny Araya,  podría ser la historia que nunca debió suceder. Hoy esa parte de su vida fue superada y el pensamiento latente de la época no es más que un recuerdo en su historial.

Entre 1979 y 1985 egresaron Luis Guillermo Solís, seguido de Rodolfo Piza, Johnny Araya y  Otto Guevara; José María Villalta concluyó sus estudios superiores casi 20 años después.

Tras una consulta de UNIVERSIDAD,  la Oficina de Registro de la UCR certificó que los cinco candidatos estudiaron y obtuvieron un grado académico en esta casa de estudios.

Solís y Guevara además regresaron a la UCR, como profesores. Como dato anecdótico, el candidato del PAC fue profesor de la actual mandataria, Laura Chinchilla.

Al final de la campaña electoral, cuatro aspirantes presidenciales sacaron un rato en su ajetreada agenda para compartir sus recuerdos universitarios y posar junto a su título de la UCR.

 

Un estudiante que nunca se fue de la UCR

p-2024-candidatos-titulos-ucr-luisguiLuis Guillermo Solís no se pudo graduar con sus compañeros de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica: él fue juramentado por el Consejo Universitario antes de la graduación oficial. El motivo: Solís tenía que abordar un avión para iniciar una  maestría de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Estados Unidos.

Era 1979 y el ahora aspirante presidencial del Partido Acción Ciudadana recién concluía su bachillerato en historia con apenas 21 años. Solís partió para regresar en 1981.

La tesis de maestría de Solís ahonda la formación de elites políticas en la Costa Rica campesina en el proceso de colonización del Valle del General.

En sus primeros años en la U Solís ya daba sus luchas sociales –en una incipiente militancia en el Partido Liberación Nacional (1977)–, que lo llevaron a  acercarse al “Frente Sur” en la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza en Nicaragua.

Su título de maestría en Estudios Latinoamericanos con énfasis en Historia y Ciencias Políticas llegó al país por correo meses después. Solís tampoco asistió a la graduación en Nueva Orleans, ya que regresó al país para casarse e iniciar su carrera como docente universitario.

Durante su pasó como estudiante por la Escuela de Historia de la UCR, se acercó al estudio del pasado en Oriente, principalmente a la historia de Japón, gracias a la influencia de quien fuera su profesora, Hilda Chen Apuy.

La Escuela de Historia en los años en que Solís estudió podría alardear de tener “el mejor equipo”: Carlos Meléndez, Rafael Obregón Loría, Héctor Pérez Brigniolli, Clotilde Obregón, Elizabeth Fonseca, una generación de profesores que se echaron en sus hombros la renovación historiográfica del país.

Pese a la premura con que Solís llevó sus estudios universitarios considera que esto no lo privó de hacer amistades que aún mantiene, “era verde (aplicado) pero no antisocial”, a lo que agrega que pudo haber sido menos angustioso con sus exigencias de concluir rápidamente los estudios.

“Como historiador sé que las cosas son lo que fueron y no lo que pudieron ser”, concluye Solís.

La entrevista concluye con la siguiente pregunta: ¿Es la Universidad de Costa Rica su segundo hogar?

-No, es mi primera casa, así es como yo la entiendo.

El arquitecto que siguió la tradición familiar

p-2024-candidatos-titulos-ucr-pizaCon apenas 16 años Rodolfo Piza Rocafort ingresó a la Universidad de Costa Rica, justo cuando su papá, Rodolfo Piza Escalante, asumía la jefatura de fracción del Partido Nacional Independiente en la Asamblea Legislativa.

Con este atestado se podría pensar que el Derecho –como vehículo a la vida política– tenía que ser la primera opción del ahora candidato socialcristiano. No obstante, Piza se inclinó por la Arquitectura como primera opción de ingreso a la UCR en 1974.

Si bien fue cosa de un año al considerar “ser demasiado estructurado para ser arquitecto”, existe en él aún hoy una obsesión por generar un rediseño del país. Al final, Piza buscó en las leyes esa respuesta.

El ahora candidato del Partido Unidad Social Cristiana dio sus primeros pasos políticos en la U. Allí fue vicepresidente de la Asociación de Estudios Generales.

También fue candidato a la presidencia de la Federación de Estudiantes (FEUCR) por el partido Acción Universitaria, postulación a la que declinó para trabajar como asesor en la Asamblea Legislativa, con 19 años.

Piza es un hombre alto y durante los años universitarios aprovechó su estatura y formó parte del equipo de baloncesto de la UCR.

“Eso me ayudó a que mis compañeros a pesar de ser siempre el carajillo no me molestaran porque ya estaba a la atura de ellos”, recordó Piza.

El candidato no duda en alardear sobre el esfuerzo hecho –junto con Hernán Monterrosa– para terminar su tesis, que según él posee dos distinciones: ser la más extensa (1184 páginas dividas en tres tomos) y  la que más ha sido fotocopiada. De este último mérito no hay registro.

La publicación, que está resguardada en la Biblioteca Luis Demetrio Tinoco y en la de la Facultad de Derecho se titula: Mecanismos de Protección de los Derechos Humanos a la Luz del Derecho Internacional.

“Una de las críticas más importantes de esa tesis es que se requería garantizar que los mecanismos de protección de Derechos Humanos recogieran los principios establecidos en el Derecho Internacional y que en ese momento no operaban”, señaló.

Tareas pendientes en esa época y posteriormente subsanadas con la Ley de Jurisdicción Constitucional.

“Como todo joven luchaba por lo que quería, creo que es algo a lo que nunca se debe renunciar. En eso también tuvo que ver mucho la Universidad de Costa Rica”, concluyó Piza.

El candidato que no quiso hablar de la U

p-2024-candidatos-titulos-ucr-johnnyEl jefe de prensa de Johnny Araya, Fernando Fernández, bien podría haberse sentido acosado por UNIVERSIDAD, ya que durante dos semanas recibió nueve correos electrónicos, al menos siete mensajes de texto y cinco llamadas, todas con el fin de pautar una entrevista con el candidato Liberacionista, en la cual se conversara de su paso por la Facultad de Agronomía y que accediera a tomarse una foto con su título universitario.

Pese a los intentos, nada de esto fue posible.

En un último esfuerzo se intentó abordar al candidato directamente, escogiendo la conferencia que Araya programó para el pasado viernes 17 en su casa de campaña. Pero la insistencia de UNIVERSIDAD no pudo sobrepasar su equipo de prensa.

Solamente se consiguió la promesa de Fernández de acudir a la redacción de  UNIVERSIDAD a entregar una copia del título obtenido por Johnny Araya en la UCR y una certificación del Colegio de Agrónomos, promesa que fue cumplida.

El títullo otorgado a Araya en agosto de 1982 lo acredita como Bachiller en Ingeniería Agrónoma con énfasis en Fitotecnia.

El paso de Araya por la Escuela de Agronomía es recordado por el exprofesor Primo Luis Chavarría, quien asegura que Araya fue alumno suyo en el curso de malas hierbas.

Gilbert Fuentes, profesor y director de la Escuela de Fitotecnia entre 1982 y 1984, recuerda al aspirante presidencial como un alumno normal.

Johnny Araya como estudiante universitario dista mucho de su presente.

En la década de los setentas e inicio de los ochentas, el ahora candidato liberacionista estaba enrolado al Movimiento Revolucionario Popular (MRP), esto gracias a la influencia de su hermano mayor José Fabio.

Este movimiento catalogado de extrema izquierda formó parte de la coalición Pueblo Unido que se presentó en las elecciones de 1978. Johnny Araya resultó elegido en 1982 como regidor en el Concejo Municipal de la Municipalidad de San José. En ese mismo periodo su tío Luis Alberto Monge presidía el país.

Durante su paso por la Universidad, Araya fue un destacado líder del Frente Estudiantil del Pueblo y fungió como enlace entre el MRP y el movimiento estudiantil.

Sergio Ardón, exdiputado de Pueblo Unido y líder del MRP, describió las labores del Frente encabezado por Araya: “reivindicaciones estudiantiles, apoyar luchas fuera de la Universidad y concientizar a los estudiantes. Era un trabajo político e ideológico”.

Ardón recordó que la destacada labor de Araya le valió para ser parte del Comité Central del MRP, y tesorero del Partido de los Trabajadores, fórmula electoral mediante la cual el movimiento se inscribió ante el Tribunal Supremo de Elecciones.

Al final Araya fue atraído al PLN, partido en el cual hizo su carrera política que lo pone ahora como candidato presidencial tras un paso de dos décadas al frente de la alcaldía de San José.

Un liberal de siempre

p-2024-candidatos-titulos-ucr-ottoOtto Guevara podría ser considerado un liberal de nacimiento, aunque ahora modera esa etiqueta y vuelve a acercarse al socialcristianismo. El aspirante del Movimiento Libertario plasmó en la Universidad de Costa Rica su ímpetu juvenil en su tesis de graduación de la UCR.

El Control de las Empresas Públicas en Costa Rica es el título del trabajo de graduación para optar por el grado de licenciatura en Derecho, presentado por Guevara en 1985. Su director de tesis fue el abogado y economista Jorge Guardia, uno de los pilares del pensamiento liberal en Costa Rica.

Dicho documento señala las deficiencias de un estado empresario que pretendía invertir para el desarrollo de las obras importantes. Guevara tomó como ejemplo el caso de la Corporación Costarricense de Desarrollo (Codesa).

El candidato asegura que la historia le dio la razón cuando en 1996 se ordenó el cierre de Codesa.

Guevara repartió su tiempo como universitario entre la política y el deporte. Formó parte del equipo de balonmano de la UCR en la primera división, y además fue parte de un centro de estudios en la Facultad de Derecho.

De este grupo de estudiantes surgió una alternativa política dentro de la Universidad: el partido Demos, que luchó por la presidencia de la FEUCR. En un primer intento,  Otto Guevara aspiró a la presidencia, acompañado por Francisco Chacón, exministro de Comunicación de Laura Chinchilla.

Guevara perdió la elección en manos de su compañero de generación, Jaime Ordóñez.

Guevara se graduó y continuó sus estudios en el exterior, regresó al país en agosto de 1987 con un postgrado de la Universidad de Harvard en Estados Unidos.

A su vuelta consideró que debía resarcir lo recibido por la UCR por lo que solicitó impartir un curso en Derecho sobre resolución alterna a conflictos, su especialidad en Harvard.

“Un buen estudiante no es solo el aplicado sino aquel que trascienda y busque soluciones a los problemas del país”, comentó Guevara.

En búsqueda de la justicia social

p-2024-candidatos-titulos-villaltaJosé María Villalta ingresó en 1995 a la Facultad de Derecho de la UCR sin una noción clara de lo que realmente quería estudiar. Las leyes fueron una vocación sugerida por su familia, que al final acertó, ya que con el transcurrir de los años universitarios encontró la motivación.

La carrera de Derecho fue vista por Villalta como un nicho donde podría dar las luchas contra la injusticia social que desde niño ya le incomodaban. Su ingreso al movimiento estudiantil desde la Asociación de Estudios Generales y la Federación de Estudiantes (FEUCR) terminó de ratificar las aptitudes de Villalta para la política.

También intentó estudiar guitarra clásica en la Universidad Nacional pero al tercer año decidió  meterse de lleno en las luchas universitarias, donde acuerpó a la dirigente Eva Carazo para presidir la FEUCR.

Su primera participación en la protesta estudiantil fue en contra de la propuesta que pretendía eliminar los estudios generales de la UCR. “Dimos una lucha para hacer ver a los estudiantes la importancia de la formación humanística”, recordó Villalta.

Villalta aseveró: “Como debe ser, la Universidad me abrió los ojos hacia una diversidad del pensamiento humano (…). El movimiento estudiantil tuvo tanta importancia como la actividad en las aulas”.

El candidato Frenteamplista se vinculó además en proyectos de acción social, como el programa del Canal UCR, Era Verde, del cual fue su presentador. Allí se acercó a las luchas comunales para exigir una mejor calidad de vida.

En el 2003 Villalta presentó su tesis junto a Carlos Salgado García, titulada “La aplicación de la teoría del levantamiento del velo social en materia laboral como mecanismo para garantizar el cumplimiento de los trabajadores”.

Villalta y Salgado plantearon el cumplimiento de las obligaciones y deudas de las empresas para hacer efectivos los derechos laborales de sus empleados. Recientemente el candidato ha recogido parte de este pensamiento para defender que el cumplimiento de los  derechos laborales reducirá la pobreza en el país.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Escenario # 1El " plácido " cobijo de la neosocialdemocracia del PLN. Las principales "dolencias" del PLN no son de carácter estrictamente ideológico, son

José María Villalta y su familia cuentan desde este sábado con protección del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) por presuntas amenazas, confirmó a UNIVERSIDAD

Los trece candidatos a la presidencia coinciden en la necesidad de invertir un 8% del Producto Interno Bruto para la educación. Todos los participantes

Salvador Sánchez Cern, candidato presidencial del FMLN, y su esposa Margarita Villalta, saludan al público que participó el pasado domingo 26 en la ceremonia

Para quienes han votado muchas veces, o quienes apenas deben cruzar la calle para llegar al centro de votación, o el derecho les llegó

Picado- Miguel PicadoMiguel Picado  (Foto: Katya Alvarado).El nuevo libro “Secretos de un acuerdo, Monseñor Sanabria y Manuel Mora”, del presbítero Miguel Picado Gatjens −teólogo

Desde las 6 de la mañana de este domingo, los más de 3 millones de electores registrados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE)

El 14-1-14 la muerte del gran poeta argentino Juan Gelman marcó de luto y ausencia este inicio del año: pero, apenas empezábamos a asimilar
Semanario Universidad