Crisis con Nicaragua coloca a Gobierno de Costa Rica ante grave encrucijada

Su frontera norte, en específico el territorio de Isla Calero, se mantiene invadido por el ejército de Nicaragua, que lo reclama como suyo, pese

El Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla se encuentra ante una de las más graves encrucijadas que se le han puesto en el camino a Costa Rica en varias décadas.

Su frontera norte, en específico el territorio de Isla Calero, se mantiene invadido por el ejército de Nicaragua, que lo reclama como suyo, pese a la resolución del pasado viernes del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que le exige desalojar el suelo costarricense para poder avanzar hacia un diálogo que detenga la crisis.Contra lo que muchos esperaban, incluido el exmandatario y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, el gobierno de Chinchilla se apuntó una gran victoria al acudir a la OEA, mientras Nicaragua prácticamente se quedó sola con apenas el apoyo directo de Venezuela.

Sus otros importantes aliados en la Alianza Bolivariana (ALBA),  Ecuador y Bolivia evitaron darle el “sí” al gobierno de Daniel Ortega en las intensas discusiones protagonizadas por las partes en pugna en la maratónica sesión del viernes 12 de noviembre.

Hasta ahora lo ocurrido en la última sesión del Consejo Permanente se reduce a sólo eso: “una gran victoria diplomática” para los costarricenses.

El problema es grave para Costa Rica por cuanto, pese a los ofrecimientos de diálogo y de apego al derecho internacional, las autoridades vecinas parecen decididas a no dar un paso atrás y continuar con el dragado y las operaciones en el sector fronterizo costarricense a toda costa.

Más bien, las  de Costa Rica lograron detectar  a mediados de la semana pasada un reforzamiento de las  posiciones militares de Nicaragua, donde desde el aire se divisaron montículos que semejan guaridas de ametralladoras y armas antiaéreas.

El pasado domingo 14 de noviembre, el Gobierno de Laura Chinchilla anunció que dará un compás de espera –sin  especificar plazo- para que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, comience a aplicar la resolución del 12 de noviembre.

Para varios analistas la gran interrogante es: ¿Y cómo aplicar esa resolución si el país invasor incluso amenaza con desconocer al organismo que la emitió?”

No obstante, el Canciller René Castro dijo el domingo que el Gobierno costarricense espera que en los próximos días arriben al país expertos de la OEA para que ayuden a preparar el terreno.

Al cierre de esta edición, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció la noche del lunes que su país desconoce la mediación de la OEA y no participará en actividades del organismo que tengan relación con el conflicto fronterizo.

Si en este plano la situación es difícil para la presidenta Chinchilla, más compleja es la lluvia de críticas, debido a que muchos culpan a la Cancillería de haber dejado incubar la crisis, al no haber adoptado acciones más firmes cuando se conoció que Nicaragua iniciaría en octubre la operación de dragado del fronterizo río San Juan.

¿DIPLOMACIA INGENUA?

Para colmo de males, Chinchilla -ahora distanciada de quien fue su padrino político- ha tenido que enfrentar los embates del expresidente y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias,  quien aprovechó la coyuntura para fustigar la diplomacia aplicada por el Gobierno en esta crisis, tildándola de “ingenua”, luego de mantener silencio aun cuando hacía  ya tres semanas que Nicaragua había penetrado en suelo costarricense.

La voz de alarma sobre los alcances del dragado en el San Juan la dio el diputado Claudio Monge, del Partido Acción Ciudadana (PAC),  cuyas denuncias fueron vistas en un inicio de reojo, según dijo el legislador a UNIVERSIDAD.

“El tema del dragado fue denunciado por el PAC y ya hace como cuatro meses”, pero la cancillería no mostró mayor preocupación por el asunto, aseguró.

“René Castro (el Canciller) no quería venir a la Comisión Especial del Ambiente, cuando lo hizo llegó amenazado, trajo un informe impreciso y dijo que confiaba en lo que decía (el Canciller nicaragüense) Samuel Santos”, comentó Monge.

“La Cancillería actuó con total inoperancia, minimizando el asunto, pecó de omisión, dejó de cumplir funciones. El Canciller de viaje en China, el Vicecanciller (Carlos Roverssi) en España viendo un partido del Real Madrid y el  Milán y la otra vicecanciller, Marta Núñez, preparando viaje a la cumbre presidencial de Cartagena”, dijo el legislador.

“La gira propuesta por la Comisión a la zona fronteriza ha sido obstaculizada incluso por el mismo presidente de la Asamblea Legislativa, Jorge Luis Villanueva”, añadió.

Por otro lado, el diputado del PAC dijo que la fracción del Partido Liberación Nacional en el Congreso “ha actuado con timidez” en este conflicto, “con un perfil muy bajo, la mayor parte de la fracción son partidarios de los hermanos (Arias), ahí está la mano peluda de Arias”, sentenció.

“Para mí lo más destacado (en el estallido de la crisis) es la ambigüedad y debilidad inicial del Gobierno de Costa Rica, la ausencia de firmeza y de claridad” con que se percibió y presentó el problema”, dijo también a UNIVERSIDAD el periodista y exembajador en Nicaragua Javier Solís.

No obstante, reconoció que en las últimas dos semanas el Gobierno “fue ganando en firmeza”, lo que quedó demostrado en la votación alcanzada por Costa Rica en el Consejo Permanente de la OEA (ver recuadro: Expresidente Pacheco defiende acción de Chinchilla)

Sobre el trasfondo del conflicto en la frontera norte, Solís lo atribuye, en parte, a un interés político electoral del presidente Daniel Ortega.

“Es obvio para cualquiera que tenga el mínimo conocimiento de cómo funcionan las cosas en Nicaragua que en esta maniobra hay un propósito político electoral, con  la movilización, la exaltación, el llamado al patriotismo, centrado en la propiedad del río San Juan”, explicó.

Solís dijo que el Gobierno de Costa Rica debe usar el “lenguaje militar”, sin  que eso implique usar las armas, para disuadir a Ortega de que saque los soldados de Isla Calero.

“Estoy convencido de que Costa Rica debe invocar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), porque si vamos al Consejo de Seguridad  de las Naciones Unidas (como lo propuso Arias) nos vamos a llevar una desagradabilísima sorpresa”, advirtió.

El exembajador en Nicaragua (2000-2001) criticó también a los grupos ambientalistas y otras organizaciones que adversan al Gobierno por el silencio guardado en el caso del dragado del San Juan.

“Las organizaciones ecologistas no han dicho nada sobre las consecuencias del dragado, pero el principal responsable es el Gobierno que no debió haber permitido que se iniciara sin haber exigido las garantías a que tiene derecho. El principal responsable es el Gobierno de doña Laura, el ministro de Relaciones Exteriores, el Viceministro y el montón de mediocres que la están rodeando”, concluyó.

Similares críticas por la actuación del Gobierno al inicio del conflicto emitió el diputado Roberto Rodríguez, del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), al señalar que la cancillería no suministró “toda la información” a la Comisión Especial del Ambiente, de la cual forma  parte.

“Presenté una moción para que los miembros de la Comisión fuéramos a Nicaragua a ver el asunto del dragado y otros temas, pero no fue factible, por la indiferencia o la apatía” de la Cancillería, subrayó.

En la Asamblea, destacó, “no se ha conocido una posición franca del Partido Liberación Nacional. La moción que presenté para frenar el dragado no la votó”, lamentó el legislador.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Luis Gerardo Villanueva, defendió la actuación del Gobierno durante todo el proceso, incluido el inicio, porque “al comienzo no se conocía bien la situación ni se iba a hacer grande un problema que podría ser chiquito”.

El viernes 12, el presidente el Movimiento Libertario, Otto Guevara, se presentó en escena en el salón de expresidentes de la Asamblea, donde demandó que se invoque al TIAR, al tiempo que emplazó a Arias a sumarse a acciones de apoyo a las acciones gubernamentales para la defensa de la soberanía, aun cuando “no lo hayan invitado”.

En medio de la crisis, surgieron en las últimas horas versiones en el extranjero sobre la existencia de un presunto plan que involucraría a Venezuela, Irán y Nicaragua en un presunto proyecto para construir un canal en el río San Juan, rival del de Panamá (ver recuadro: Impactos ambientales del dragado).

Una versión en tal sentido la publicó el jueves el periódico israelí Ha’aretz, citando  fuentes “latinoamericanas”.
En Nicaragua, por su parte, las advertencias de Ortega de retirar al país de la OEA parecieron tener los primeros efectos en su contra. Varios opositores, como la exguerrillera Dora María Téllez y el exgeneral Hugo Torres, consideraron totalmente inconveniente una acción en tal sentido.

Algunos sectores que estaban a brazo partido con el gobierno buscaron deslindarse tras advertir que incluso apartar al país de la OEA le permitirá al gobernante acudir a las próximas elecciones sin  la observación de ese organismo.

Por otro lado, el exjefe del ejército  nicaragüense y hermano de Ortega, general Humberto Ortega, abogó porque las partes lleguen a un acuerdo y realicen una reunión binacional, prevista inicialmente para el 27 de noviembre en Guanacaste, para que  busquen zanjar sus diferencias. Ortega hizo el llamado el lunes en una carta enviada a los presidentes de los dos países; una copia de la cual fue dirigida vía correo electrónico a UNIVERSIDAD.


Dragado tendrá serio impacto ambiental, dice experto


La operación de dragado en el río San Juan, en especial en Isla Calero, tendrá un fuerte impacto ambiental en humedales de la zona y en el delta Colorado-San Juan, denunció Allan Astorga, Sedimentólogo y profesor de la Universidad de Costa Rica.

“El canal en Isla Calero tendrá gran efecto sobre los humedales en ambos lados de la frontera, Costa Rica puede acudir al sistema RAMSAR, instancia que protege los humedales, dijo Astorga, pero lo más importante es “la presión internacional”, subrayó.


Expresidente Pacheco apoya acción del Gobierno


El expresidente Abel Pacheco apoyó la acción diplomática del Gobierno de Laura Chinchilla ante la crisis con Nicaragua.  “Yo creo que hasta el momento se ha manejado bien la crisis. Salvo alguna pequeña excepción hemos sacudido a las naciones aliadas, civilizadas en apoyo a nuestro país”, dijo el exmandatario a UNIVERSIDAD.

Pacheco atribuyó a los intereses político electorales en  Nicaragua el estallido del conflicto.

El mandatario visitó el lunes 15 de noviembre, junto al también expresidente Luis Alberto Monge, a la presidenta Chinchilla “para ponernos a sus órdenes”.

Por otro lado, dijo no explicarse la actitud del Nobel de la Paz, Óscar Arias. “No sé, habría que preguntarle a don Óscar por qué, tengo amistad (con él) y no me explico qué  fue lo que ocurrió”.

Finalmente, Pacheco recomendó que además de ser “cordial” con Nicaragua también “a la hora de la hora hay que tener mano dura”, tras recordar que en su gobierno se vio obligado a recurrir a la Corte de la Haya.
“Soy hombre de paz, esperemos en Dios que no llegue la sangre al río”, concluyó.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Una de esas obras fue la mal llamada, pista a Caldera. Lo que no sabía el “viejo manos de tijera” era que, igual que

Su frontera norte, en específico el territorio de Isla Calero, se mantiene invadido por el ejército de Nicaragua, que lo reclama como suyo, pese

El mensaje cuestionado y que se difunde en diversas emisoras de radio, señala que detrás del “No” de quienes se oponen a los Tratados

Con el transcurso de los años, el Seguro Social vino a complementar una universalización de la atención que es ejemplo para el mundo civilizado.El

La nueva urbanización, sin embargo, originó malestar entre los antiguos vecinos de Cariblanco, donde dirigentes acusan a la CNE de improvisar la construcción del

Le faltó concluir con un “¡Azúcar!”. Su show, desde luego, es parte de una gira larga, pasó por Costa Rica como pudo pasar por

Analicemos la situación medioambiental del país: El gobierno anterior declara de interés nacional un proyecto de minería a cielo abierto, bajo el alegato que

Las propuestas de las 22 Academias de la Lengua no llegan al punto de desterrar la “h” del alfabeto, pero fueron suficientes para encender
Semanario Universidad