Divergen sobre efecto del TLC en trabajos

Asdrúbal Alvarado es uno de los empleados que se integra a la plataforma de servicios bancarios como una manifestación de las nuevas formas que

Asdrúbal Alvarado es uno de los empleados que se integra a la plataforma de servicios bancarios como una manifestación de las nuevas formas que adquiere el ámbito laboral.

Un impacto negativo en el ámbito laboral y el papel que jugará en ello la inversión extranjera son algunos de los pronósticos que hacen académicos y representantes sindicales sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centromérica y Estados Unidos.

Sin embargo, representantes de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE) consideran que el convenio será de beneficio para el sector trabajador y la economía nacional porque habrá más empleos.

La mesa redonda que trató sobre inversión y trabajo según el TLC se efectuó el 30 de marzo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La actividad fue planeada como parte de una jornada de debates a cargo del Instituto de Investigaciones Sociales.

POSITIVO PANORAMA

Emmanuel Hess, director de Servicios de Apoyo al Inversionista de CINDE -economista y administrador de proyectos- consideró que los términos de inversión así como laborales contenidos en el tratado son buenos porque impulsan la generación de empleos que estimó creciente en el país.

«Se producen, en promedio, $151 millones anuales por exportaciones hechas en ese tipo de inversión, lo cual representa el 25% del total para Costa Rica. Además, se han creado 10 mil empleos directos hasta el año pasado como consecuencia del sector electrónico en franco desarrollo», explicó.

Para él, el futuro laboral está en el sector de servicios donde habrá más oportunidades, sobre todo en tecnologías de información, centros de contacto telefónico («call centers») y la ingeniería con valor agregado -esto es, elementos que le añaden valor a un servicio o artículo-.

Hess aseguró también que en el régimen de zona franca se han creado 5.500 empleos directos y se ha pasado de una especialización en maquila a otro tipo de empleos como la digitalización de cuentas por cobrar, los centros de contacto con los clientes; además de que se instalan fábricas de productos farmacéuticos de alta calidad y prótesis de silicona.

Consideró fundamental que se dé un proceso de transferencia de conocimiento entre las universidades, el Estado y la empresa privada, una labor que «cuesta hacer pero está en construcción».

También dijo que la inversión extranjera aporta el 15% del ahorro nacional, ha creado 38.500 empleos directos bajo regímenes especiales de incentivos y financia el 60% del déficit de la cuenta corriente nacional.

Adelantó que varios diputados tienen planeado afinar ciertos aspectos del acuerdo y que de aprobarse «aumentará la imagen de nuestro país» ante los inversionistas lo cual, a su vez, podría atraer la venida de nuevos empresarios.

En este contexto, reconoció que se da una modernización del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que, junto con Radiográfica Costarricense S.A. (RACSA) han brindado la infraestructura adecuada para el funcionamiento de empresas extranjeras.

«Este TLC también otorga una mayor certeza jurídica y provee reglas claras y soluciones modernas sobre disputas».

Destacó que se trabaja una solución junto con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para ofrecer capacitación en el aprendizaje del inglés, un requisito indispensable en la mayoría de los trabajos en multinacionales.

GRANDES «LUNARES»

Mauricio Castro, abogado de la ANEP y otro de los disertantes invitados discrepó de la visión que da Hess sobre el tema.

Con datos de la Promotora de Comercio (PROCOMER) que pertenece a dicha cartera aseveró que apenas 35 grandes empresas foráneas (el 0,46% del total existente) son las mayores beneficiadas con exenciones -por ejemplo, fiscales- que el gobierno les da por pertenecer al régimen de zona franca.

«Apenas el 22% de las compañías nacionales están ligadas a la exportación y de ellas prácticamente ninguna microempresa está contemplada», enfatizó.

«Esas 35 aglutinan el 54% de las exportaciones nacionales, casi el 43% está en manos de 581 compañías y el 2% restante se encuentra en 428 que exportan de $101 mil a $500 mil».

Del total, el 30% está ligado a la exportación y el 70% no. «Por eso, es equivocado tomar como paradigma del desarrollo lo que suceda con el sector exportador y de zona franca».

Para Castro, es incorrecto decir que peligran 500 mil empleos cuando en realidad -según cifras que dijo recabar de COMEX- los régimenes tanto de dichas zonas como de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe registran 93.000 empleos.

LOS MÁS AMENAZADOS

Según dijo Castro, los empleos que serían más amenazados con el convenio comercial son los ligados al sector ganadero, los aceiteros, de carne de cerdo, los productores de pollo y arroz.

«Aunque el plazo de desgravación arancelaria que se negoció es de 20 años, la asimetría económica es tan gigantesca que tal vez ni ese lapso sea suficiente para que los nacionales puedan competir. Tomemos en cuenta por poner un ejemplo, que una lechería de EE.UU. es siete veces más grande que la Dos Pinos», dijo el representante sindical.

Aparte del tema de inversión, sobre los derechos laborales el especialista consideró que se da una invisibilización de las asimetrías en los costos productivos.

«El salario promedio en ese país es de $1.072 mensuales en jornadas de 48 horas semanales y $824 para horarios que contemplan 44 horas. Mientras tanto, en Costa Rica es de $392. Por eso hay que partir, antes de hacer cualquier análisis, de las asimetrías existentes».

También Castro explicó que se integra al TLC lo relativo a trabajo forzoso, la abolición de trabajo infantil y las diversas formas de discriminación del migrante, lo cual de por sí ya es tutelado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

«Considero riesgoso que si una empresa incumple alguna disposición el Estado de ese país sería demandado por $15 millones. Esto quiere decir que cada tico pagaría proporcionalmente como contribuyente esa suma».

«Otro de los puntos es que la agenda de cooperación es más que todo una sumatoria de asesorías con ningún compromiso con las micro, pequeñas y medianas empresas. Incluso, el empresario nacional, en términos relativos, tendrá más cargas sociales que en los Estados Unidos», manifestó.

MÁS CONCENTRACIÓN DE CAPITAL

Para la economista María Eugenia Trejos ha habido una altísima concentración del capital internacional y por eso las empresas «necesitan nuevos espacios. También quieren entrar en servicios como los brindados por el Estado».

De ahí que las canalizaciones que buscan los capitales van hacia la «innovación en la organización, más desarrollo tecnológico -cómo se organiza todo el proceso productivo y la relocalización industrial que se da– además de que se subcontratan algunas fases productivas».

Así es como «todo esto lo que busca es reconstituir los excedentes redefiniendo las generaciones laborales. Muchos de esos temas tienen que ver con lo laboral».

En ese marco, Costa Rica hace cambios en dos ámbitos: el favorecimiento de los regímenes de zonas francas — exenciones de impuestos– y una política de promoción de exportaciones a los grandes exportadores que son 35, dijo.

Es riesgoso el proyecto de reformas laborales que se tramita en la Asamblea Legislativa porque se quieren cambiar las jornadas laborales que, «en definitiva, lo que buscan es aumentar la intensidad de trabajo» sin reconocer ciertas horas laborales.

Trejos asegura que si bien el artículo 168 del TLC establece que se respetarán las legislaciones de trabajo de cada país, no se contemplan aspectos específicos como la seguridad social, los derechos como el aguinaldo y la no discriminación en el ámbito de trabajo.

«Este TLC no fue mal negociado, sino que culmina la expansión del capital desde hace décadas. Intensifica las jornadas laborales y baja los costos para el empresario».

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El padrón se exhibe en las bibliotecas Carlos Monge, y Luis Demetrio Tinoco y en el primer piso del edificio de Registro. Un total

Una joven abogada ramonense se convirtió en monarca nacional del deporte ciencia Carolina Muñoz, la joven campeona nacional de ajedrez, se graduó de abogada

Si se firma el TLC, Costa Rica recibirá 300 TM de cebolla fresca al año de EE.UU., que competirá con la cebolla local. Como

La pobreza en América Latina alcanzó su nivel más alto en los últimos cuatro años. "Estamos saliendo de la recesión y empezamos a crecer

Rodrigo Alvarado interpreta la parte masculina de Pluma  en la pieza de Aristides Vargas.Personajes exuberantes, extrovertidos, apasionados, desquiciados y metidos cada uno en un

Asdrúbal Alvarado es uno de los empleados que se integra a la plataforma de servicios bancarios como una manifestación de las nuevas formas que

La gráfica es parte de una instalación de ténica mixta realizada por Pedro Arrieta. En una velada en la que el bolero será el

A las mujeres se le paga menor salario que a los hombres, según un estudio de la OIT. (Fotos con fines ilustrativos). Nunca en
Semanario Universidad