Hacienda pronostica un agosto tormentoso

Hacienda mantiene el déficit a raya, pero anticipa resistencia a sus proyectos de ley contra fraude fiscal.

Los resultados fiscales del primer semestre del año fueron, en general, alentadores. El Ministerio de Hacienda logró aumentar los ingresos tributarios en un 5% más que la producción, medida por el índice Mensual de Actividad Económica (IMAE). Consiguió, además, reducir el gasto público en el mayor porcentaje de la última década: 9,9% versus el 20% que se gastó en el periodo 2006-2010, y versus el 10,5% del período 2011-2015.

Además, pudo aumentar la recaudación del impuesto sobre ingresos y utilidades en 17,2% al cierre del primer semestre del año, lo cual, entre otros factores, ayudó a que los ingresos tributarios crecieran en 8,0%, una cifra casi igual al periodo anterior (8,1%).

Pero, al explicar los datos a la prensa, el ministro de Hacienda, Helio Fallas, fue claro en cuanto a que, de no aprobarse algunos de los proyectos que el poder Ejecutivo pondrá en la agenda de la Asamblea Legislativa, en el mes de agosto, “no vamos a salir del lío en que estamos”.

Los proyectos tienen la polémica asegurada, pues apuntan a combatir el fraude fiscal, a limitar las pensiones, a crear y aumentar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a la Renta, a combatir el contrabando y a limitar los salarios del sector público, entre otros (ver “Lista para la batalla”).

Particularmente polémicos serán, seguramente, los proyectos para crear y aumentar el IVA y para limitar los salarios del sector público, debido a que tendrían un impacto sobre una mayor cantidad de personas y de hogares (ver “Propuesta PUSC de salarios públicos”).

Entre otros datos aportados por Hacienda, se encuentra el de la evasión y la elusión de impuestos, que equivale a 2 billones de colones o casi el 8% del Producto Interno Bruto (PIB). Este monto a su vez corresponde a un 4% del Impuesto a la Renta de las empresas, un 2% al Impuesto a la Renta de Personas, y un 2% del Impuesto de Ventas. “Sin esto, no habría déficit fiscal”, dijo Fallas. Sin embargo, reconoció que es difícil erradicar totalmente ambos.

El funcionario también se quejó de que la acción de quienes no quieren que se recaude limitó los ingresos tributarios en lo que va del año. Así, recursos presentados ante la Sala IV han implicado 200 mil millones menos de ingresos, equivalentes al 0,6% del PIB.

El tiempo se acaba

Fallas explicó que, al aumentar tanto el déficit primario como el endeudamiento “se va haciendo una bola de nieve”, que empezó en el 2009 y que en el 2015 cumpliría su sétimo año consecutivo. La ecuación es simple. Mientras que los gastos totales del Estado equivalen al 20% del PIB, los ingresos apenas llegan 13,5% del PIB. Cómo cubrir la diferencia de 6,5%, es lo que está en juego.

Y si bien el Fondo Monetario Internacional no exige al país aprobar todos los proyectos en cuestión, sí pide “alguna señal” para prestar más dinero al país para solventar el déficit. “Que aprobemos algo. Yo sigo optimista hasta el final”, dijo.

Además, rechazó que se esté pensando en privatizaciones. Por ejemplo, la institución pública que el libertario Otto Guevara quisiera privatizar o eliminar, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), “no resolvería nada, porque no está financiada con el presupuesto nacional, por tanto, no afecta directamente al déficit primario”.

Tampoco se piensa en reducir el empleo público. Aunque sí en hacer “mejoras”. “En conversaciones con el FMI, ellos en ningún momento nos han pedido ni que despidamos personal, ni tampoco hacer reformas que ellos saben que, a la hora de discutirse, conllevan reacciones de algunos sectores que hacen más difícil la aprobación de los proyectos. Y a corto plazo, ninguno de esos proyectos va a reducir el déficit en forma significativa. Esa no es la solución, pero hay mucho que mejorar en el área de empleo público”, argumentó.

Lo cierto es que los proyectos para discutirse en la Asamblea Legislativa producirán una puja entre empresariado, profesionales independientes, hogares y funcionariado público para que sus ingresos se afecten lo menos posible, o no se afecten del todo. ¿Será posible? Lo único cierto es que el mes de agosto se anuncia tormentoso…

Helio Fallas, ministro de Hacienda.
Helio Fallas, ministro de Hacienda.

Lista para la batalla

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, anunció que el poder Ejecutivo pondrá en discusión, en la Asamblea Legislativa, en el mes de agosto, proyectos para:

  • Combatir el fraude fiscal.
  • Poner límite a las pensiones. (Proyectos del Gobierno y de la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Sandra Piszk)
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  • Impuesto a la Renta.
  • Impuesto a las Sociedades anónimas.
  • Eliminación y ordenamiento de las Exoneraciones Tributarias.
  • Caja Única del Estado.
  • Contra el Contrabando.
  • Anunció el apoyo del Gobierno al proyecto “Ley de Límites a las Remuneraciones Totales en la Función Pública” Expediente N.º 19.156, del PUSC, y la discusión de otro de la diputada del PLN, Sandra Piszk.

 

Propuesta PUSC de salarios públicos

El proyecto “Ley de Límites a las Remuneraciones Totales en la

Función Pública”, Expediente N.º 19.156, de la bancada legislativa del PUSC, solo tiene tres artículos, cuyas principales ideas son:

  • La remuneración total en la función pública, incluidas jerarquías, no podrá superar los 18 salarios mínimos mensuales para la categoría de trabajador no calificado genérico del sector privado. Hoy, ese monto es de 283.799,64, lo que multiplicado por 18, da como resultado 5´108.393,52.
  • Los salarios se ajustarán una vez al año de acuerdo con la inflación. Los beneficios y pluses adicionales no podrán hacer que el salario anual supere la inflación.
  • Quienes superen el tope establecido al momento de entrar en vigencia la ley no recibirán aumentos anuales de acuerdo con la inflación ni reajustes, reasignaciones, recalificaciones, anualidades u otros pluses salariales de ninguna especie.

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Semanario Universidad