Perciben intención electoral en propuesta de Figueres

La sospecha de una intención electoral resta fuerza y credibilidad al  “plan país” del expresidente José María Figueres Olsen, quien mantiene en suspenso si

La sospecha de una intención electoral resta fuerza y credibilidad al  “plan país” del expresidente José María Figueres Olsen, quien mantiene en suspenso si va a presentar o no su candidatura, ya sea para las próximas elecciones o las siguientes —en seis años— consideran analistas políticos.

Pese a la profusa cobertura que le dieron los medios al acto realizado el pasado lunes 23 en el auditorio del Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) en Santo Domingo de Heredia, el exmandatario pareciera no haber convencido a gran número de costarricenses, a juzgar por la cantidad de las críticas y reproches vertidos en los comentarios y programas de opinión que se ocuparon del tema.

Aunque no faltó un número de seguidores —especialmente del Partido Liberación Nacional (PLN)—, quienes expresaron emoción ante la posibilidad de que un hijo del caudillo José Figueres Ferrer encabece un movimiento político que lo lleve nuevamente a presidir un Gobierno.

Muchos son, sin embargo, los que no le perdonan al exgobernante los $900 000 que se embolsó de Alcatel —empresa condenada en EE.UU. por pagar dádivas a políticos de Costa Rica— ni la zaga de hechos de corrupción y muy cuestionados actos de gobierno que se dieron en su administración 1994-1998 (ver recuadro “Años escandalosos”).

Principalmente, se le cuestiona por la firma del llamado pacto Figueres-Calderón —que se dio en el segundo año de su gestión—, por el que se repartieron los negocios de energía y  telecomunicaciones en el apogeo del bipartidismo protagonizado por el PLN y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); este luego se conoció como el PLUSC (ver recuadro “El Pacto Figueres-Calderón”).

PLAN

El plan —presentado por Figueres el pasado 23 de junio con gran despliegue de prensa-, más que propuestas concretas— consistió en una invitación a la ciudadanía para aportar ideas, con miras a construir un consenso sobre metas de desarrollo a mediano y largo plazo, por “encima de partidos y sectores políticos”, y así articular una propuesta que ha llamado “la vía costarricense”.

Para darla a conocer, el exmandatario ha estado visitando comunidades del país y representantes de partidos políticos y otros sectores. El pasado sábado llegó a la asamblea nacional del PLN, donde estuvo al lado del expresidente Óscar Arias, y los precandidatos Rodrigo Arias, Johnny Araya, Antonio Álvarez y Fernando Berrocal, y donde se aprobó adelantar la convención del partido para nombrar candidato, para el próximo 21 de abril. Figueres pronunció un discurso sobre la propuesta, recibió aplausos y presentó a su representante ante los órganos del partido.

En una exposición que hizo el pasado martes en el Colegio de Periodistas, Figueres reconoció a su retorno del país, luego de casi 12 años, que ha tenido encuentros con diversos sectores y comunidades para empaparse de las preocupaciones del costarricense, y encuentra que hay frustración, porque no se puede tomar acuerdos para resolver los problemas, en un país donde el empleo del serrucho es un deporte y se descabeza al que intenta hacer algo.

“Es difícil hacer transformaciones en un país donde de entrada descabezamos al que intenta hacer algo y el reto es ver cómo articular una actitud diferente”, dijo.

Por eso, propone hacer un alto, para dar espacio a la construcción de consensos que permitan superar el cortoplacismo que atasca, y que con independencia de los partidos y los sectores de que cada uno provenga, se haga un esfuerzo por concertar y abrir espacios de participación, incluyendo a los jóvenes.

“Podrán decir que es un planteamiento idealista, y tal vez lo sea, pero prefiero que me envíen la cajita blanca, porque me rehúso a pensar que la política siga en los niveles en que ha caído”, expresó.

Allí presente, Fernando Berrocal —exministro de la Presidencia y de Seguridad Pública, y precandidato liberacionista— expuso que la propuesta de Figueres está muy bien, es correcta y le desea que le vaya bien, pero no va a ser fácil que cale.

Hay que poner en perspectiva el estado de ánimo del país. Hay un hartazgo de la política y una desconfianza generada en los costarricenses por los partidos políticos que no han cumplido. Es una crisis de la política y de liderazgo, que es de lo más peligroso, advirtió Berrocal.

El país sufrió una primera conmoción con lo que sucedió con los expresidentes Miguel Ángel Rodríguez y Rafael Ángel Calderón (condenados por corrupción), dijo Berrocal, quien no mencionó los cuestionamientos que se le hacen a Figueres.

Añadió que, en un país acostumbrado a la visión establecida después del 48 —en la que el Estado tiene gran protagonismo—, el presidente Óscar Arias sometió al país a un debate (en torno a la aprobación del Tratado de Libre Comercio con EE.UU.) que dividió al país en dos mitades, aunque en su opinión eso se ha superado ya de alguna manera.

Luego, el gobierno de Laura Chinchilla ha estado muy mal y ha habido un escándalo de corrupción tras otro, y todo eso ha generado desconfianza. Lo que se necesita es liderazgo que dé golpes de mesa y le diga al país las cuatro cosas que los costarricenses están esperando que se digan, aseveró Berrocal.

FIASCO

Para el analista político Víctor Ramírez, la presentación que hizo Figueres en el INBio fue un fiasco, porque se dio la información errónea de que iba a presentar una radiografía de los principales problemas del país y algunas soluciones, pero no fue así. No se cumplió la expectativa que se había creado y, desde esa perspectiva, fue una decepción esa presentación.

Además, el liderazgo de Figueres como expresidente tiene poco peso, porque  queda la duda de si su propuesta es una plataforma electoral o no. Si el exmandatario expresara que no es candidato y que no lo va a ser, la fuerza de su propuesta aumentaría inmediatamente, pero no lo hace y el tema electoral contamina este proceso. La gente va a sentir un recelo de que en el fondo hay gato encerrado y un deseo de posicionarse como figura importante para asumir la dirección del Gobierno, comentó Ramírez en el programa País Semanal en Radio Universidad.

En criterio del politólogo Francisco Barahona, Figueres ha creado expectativas con la intención de restaurar su nombre desde la perspectiva popular y poder ser candidato a la presidencia, ya sea dentro o fuera del PLN, para las próximas elecciones o de aquí a seis años.

Piensa que el propósito de Figueres podría ser medir simpatías dentro del mismo PLN e ir construyendo una plataforma con personas de diferentes partidos. Eso recuerda la iniciativa de Ottón Solís antes de fundar el Partido Acción Ciudadana, de elaborar una plataforma de supuestas soluciones que vienen de la consulta de la sociedad civil.

“Aquí hay una especie de repetición de la misma estrategia que el PAC; a lo mejor con la idea de participar como un candidato más, si es que los partidos de oposición logran establecer un acuerdo para ir juntos a las elecciones, lo cual también está en duda”, agregó.

Barahona considera que Figueres es un mal candidato, por el arrastre negativo que tiene la relación del pago de los $900 000 con 12  años de ausencia del país y la suma de decisiones muy erróneas durante su gobierno. Eso le genera mucha reacción negativa, pero su regreso a ha sido muy exitoso, en la medida que ha tenido una gran propaganda gratuita de los medios de comunicación. Estos han estado propalando sus ideas de manera acrítica, lo que se puede multiplicar en la gente y “podríamos tener sorpresas”.

Por su parte, el sociólogo y analista político Manuel Rojas señaló que desde hace meses Figueres había venido anunciando la presentación de una propuesta de resolución de problemas nacionales, con el fin de ayudar al gobierno de Laura Chinchilla a salir del atolladero en que se encuentra el país.

De esa manera creó expectativa. Tras sus relaciones en el plano internacional y su paso por importantes foros de discusión sobre los problemas que enfrenta la humanidad, lo menos que se esperaba es que la experiencia adquirida se plasmara en algún planteamiento global y en algunas medidas de política pública. Hasta la presidenta Laura Chinchilla dijo que mandaría la propuesta de Figueres a estudio del la “Junta de Notables”, que ella nombró para proponer reformas políticas, puntualizó Bolaños.

Ante la pregunta de si se trataba del inicio formal de un movimiento alrededor de su candidatura, Figueres no respondió y prefirió dejar el asunto flotando en el limbo. Así las cosas, lo menos que se puede pensar es que la está contemplando, o quizás tenga ya una decisión tomada, y que el espectáculo del lunes 23 de julio fue una forma de reafirmar sus intenciones sin decirlo. La página web y el blog que abrió servirán de nuevos globos de ensayo para medir reacciones, así como para apropiarse de ideas que personas bien intencionadas —pero ingenuas— lleguen a colocar, señaló Rojas.

 


 

Años escandalosos

Una seguidilla de escándalos por robo o malversación de fondos públicos y algunas sonadas decisiones, que supuestamente lesionaron el interés nacional a favor de sectores de poder económico, se dieron durante la administración de José María Figueres Olsen. Entre otros, ocurrieron los siguientes hechos:

•Escándalo con fondos de Aviación Civil, por el que fueron condenados varios funcionarios, incluido el director de la entidad Nelson Rodríguez, quien fue a dar a la cárcel.

•Caso de Fondo de Bienestar Social y Asignaciones Familiares (FODESAF), con recursos del Ministerio de Trabajo, que la vicepresidenta Rebeca Grynspan trasladó a proyectos sociales de la Presidencia y se perdieron.

•Compensación Social, programa estrella de la administración Figueres Olsen. El programa fue montado sobre una estructura paralela creada con recursos de varias instituciones, con el supuesto fin de condonar deudas morosas y dar ayudas de vivienda y servicios a personas de escasos recursos. Estos fondos se desviaron y como responsables fueron señalados los hermanos Martínez, ligados al Partido Liberación Nacional.

•Caso Fundación para el Desarrollo Humano en Centroamérica (FUNDECA), por el que fue condenado el ministro de Trabajo, Farid Ayales. Consistió en la venta de una tarjeta de identificación a inmigrantes nicaragüenses, que supuestamente les facilitaría el trabajo en el país, un proyecto privado en el que se empleó personal del Ministerio e involucró a una serie de profesionales y académicos del país.

•Cierre del Banco Anglo, donde se perdieron más de ¢16 000 millones y el gerente de la entidad, Carlos Hernán Robles, fue condenado a prisión, mientras que la mayoría de los presuntos implicados —políticos y allegados del gobernante del PLN y del PUSC— quedaron impunes, incluidos los hermanos López que huyeron a Chile.

•Cierre del ferrocarril, lo que favoreció supuestamente a empresarios del transporte terrestre ligados al poder político.

•Cierre de las estibas en Limón, que dejó a las empresas privadas el 80% de la actividad de estiba en los muelles de Limón, sumiendo en el desempleo o en trabajo precario a cientos de trabajadores de la estatal Junta de Administración Portuaria y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA).

•El pacto Figueres-Calderón, que incluyó privatizaciones y reparto de negocios. Después del pacto, los negocios comenzaron a fluir, declaró en una entrevista a La Nación Walter Reiche, uno de los sentenciados por el caso de corrupción Caja-Fischel.

 


 

El pacto Figueres-Calderón

El pacto fue suscrito en abril de 1995, entre el presidente José María Figueres Olsen, del PLN, y Rafael Ángel Calderón Fournier, líder del PUSC.

Entre los principales propósitos estaba el permitir el desbloqueo del desembolso de fondos del Banco Mundial para el Tercer Programa de Ajuste Estructural para la reforma del Estado (PAE III).

El Pacto buscaba facilitar la discusión de una “agenda de consenso” en la Asamblea Legislativa, dominada por el PLN y el PUSC, que incluía las reformas financieras, la Ley de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), Ley Orgánica del Banco Central, Ley General de Aduanas, las llamadas garantías económicas, reformas a los regímenes de pensiones y otros proyectos de reforma económica y modernización del Estado, de corte neoliberal.

El secretismo con que fue negociado el pacto y sus alcances aumentaron la impopularidad del Gobierno y provocaron protestas de sectores laborales. El Magisterio Nacional inició un mes de huelga llamando a luchar contra la aprobación de reformas a su sistema de pensiones, el costo de la vida y el Pacto Figueres-Calderón.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En un reciente artículo, publicado en La Nación el 4 de julio y destinado a ensalzar las “maravillas” de los logros de la cultura

Me explicó: Rajoy prometió a un electorado español cansado de la retórica socialista “firmeza” y “honestidad” en todos sus actos, a fin de sacar

La Universidad de Costa Rica se ubica en la undécima posición entre las mejores latinoamericanas con presencia en Internet, según el ranquin publicado hoy

La sospecha de una intención electoral resta fuerza y credibilidad al  “plan país” del expresidente José María Figueres Olsen, quien mantiene en suspenso si

Árboles de almendro, cuya tala está prohibida por ley, se encuentran derribados y cortados a lo largo de la ruta 1856. (Foto: Informe TAA)El

Daniel Casas añoraba la oportunidad. Nunca se cansó de triunfar en clubes  “pequeños”; su paso por Santos de Guápiles dejó huella y en San

Trabajadores del sector educación que cotizan a la CCSS podrían retornar al Magisterio Nacional si se aprueba reforma a ley. (Foto: archivo.)Trabajadores del sector

Carlos Picado asumirá su puesto en el Consejo Universitario el próximo 16 de octubre. (Foto: Brian Breness)Carlos Picado, funcionario de la Editorial de la
Semanario Universidad