Proyecto Pacuare Comunidad se opone a represa

El «rafting» es una de las principales atracciones turísticas que ofrece el río PacuareCampesinos, indígenas, ecologistas, guías  turísticos y estudiantes, expresaron su descontento ante

El «rafting» es una de las principales atracciones turísticas que ofrece el río Pacuare

Campesinos, indígenas, ecologistas, guías  turísticos y estudiantes, expresaron su descontento ante la construcción de una represa hidroeléctrica en el río Pacuare.

Dichas personas, quienes en su mayoría viven en comunidades aledañas al río, denunciaron que la realización de este proyecto, denominado Pacuare, traerá consecuencias negativas de carácter ambiental, económica y social que repercutirán directamente sobre ellas.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) es el responsable de este proyecto, el cual  se inició  en la década de los 50 con estudios preliminares y actualmente se encuentra en la etapa final de factibilidad, para luego pasar a la de diseño básico.

El proyecto Pacuare plantea explotar 135 megavatios (MW) de los 535 que  el río tiene como nivel de energía. Esto para abastecer el aumento de la demanda energética que tendrá el país en ocho años, informó Rogelio Zeledón Acuña, coordinador ambiental. La represa, que comenzaría a construirse en el 2007, proporcionaría electricidad a partir del 2012.

En contraste,  Osvaldo Durán Castro, presidente de la Asociación Proyectos alternativos para el desarrollo social (PROAL), considera que la instalación de esta represa tiene que ver con un plan más amplio de explotación en el ámbito centroamericano, inscrito dentro del Plan Puebla Panamá. «Es una geoestrategia militar y política contra la naturaleza que incluye el agua, entre otros recursos,» opinó.

Durán, quien trabaja conjuntamente con organizaciones ecológicas y comunales por la  defensa del Pacuare, destacó que no se pueden vender ideas de desarrollo sobre la base de la destrucción de la naturaleza y que el río no se puede ver como una mercancía.

OPOSICIÓN COMUNAL

Personas vecinas  de las comunidades de San Joaquín, Bajo Pacuare, El Progreso, Pacayitas, Nairi Awarí, Mollejones,  se presentaron el 9 de setiembre a una conferencia de prensa a orillas de río, para expresar su  malestar ante la construcción de una represa hidroeléctrica.

Entre las denuncias planeadas, destaca la desinformación acerca del proyecto. Eduardo Sanabria, profesor del colegio Tres Equis de Turrialba, manifestó que las poblaciones de la zona no saben nada de la represa; «nadie nos ha informado sobre esto», destacó.

Del mismo modo, Durán indicó: «Las  comunidades no pueden negociar ni dialogar con el ICE cuando no se le da la información correcta, no hay información oportuna ni veraz».

Ante esto, Zeledón argumentó que el impacto socioambiental siempre es muy conflictivo y que la falta de información se debe a que el proyecto dura muchos años, por lo que no hay continuidad en el dialogo; quedan muchas personas sin recibir los contenidos necesarios. «Debido a esa falta de información la gente se opone de manera rotunda a la represa, ya que teme lo que no conoce», dijo.

Por tanto, explicó que el ICE   desarrolla una campaña de charlas y exposiciones en las comunidades para aclarar dudas.

Otra queja de las personas vecinas es la ausencia de una verdadera democracia, pues alegan que nadie les consultó acerca de la represa y que se está actuando en contra de su voluntad.

Perjuicios culturales contra la población indígena cabécar, que habita cerca del río, daños al ambiente y consecuencias en los trabajos relacionados con el Pacuare, fueron otros de los aspectos expuestos.

Con respecto al ambiente, Zeledón reconoció que la represa implica un impacto grande, pero que se han hecho estudios para disminuir los efectos de este.

REVENTAZÓN COMO ANTECEDENTE

Estos cuestionamientos se fundamentan en la experiencia vivida por varias personas con la represa hidroeléctrica del río Reventazón, ya que manifiestan que esta solo trajo aspectos negativos a la zona, desde desintegración familiar hasta la muerte de especies naturales.

Carlos Arguedas de la Asociación Nacional Ambiental, grupo que se creó con el fin de evitar el proyecto Pacuare, dijo: «En el río Reventazón casi ni hay nada vivo. La balanza se está inclinado a otros intereses y no a la naturaleza».

Así mismo, Alvaro Ballestero, guía turístico, narró que lo del «Reventazón fue un engaño de maquinaria propagandística; ya que el ICE llega a una comunidad y hace una destrucción económica, social y ecológica»

Ante estas declaraciones Zeledón advirtió que  el proyecto Pacuare posee características muy diferentes a las del Reventazón, pues éste se hizo bajo otro contexto y bajo leyes distintas.

Además, argumentó que éste será el plan piloto para futuros trabajos y un ejemplo eficaz de desarrollo sostenible.

ACCIONES CONCRETAS

«Las personas de esta zona  defendimos al ICE en las calles y posiblemente lo volveríamos a hacer, pero no estamos dispuestos a que perjudiquen nuestra comunidad, no nos van a ver la cara de tontos», enfatizó Carlos Arguedas.

Más que luchar con bloqueos o manifestaciones, quienes se oponen al proyecto Pacuare planean hacer presión mediante el diálogo; iniciaron una campaña de firmas en contra de a represa, en la cual ya han recogido 12.000.

Así mismo, la PROAL plantea varias iniciativas alternas de carácter energético para proteger al Pacuare, como: desarrollo de fuentes energéticas más amplias, reeducar a la población para un consumo energético responsable, reinvertir públicamente los excedentes del ICE y eliminar la compra de electricidad privada.

VOCES DEL PACUARE

«La información que da el ICE no es creíble ni concreta. Vienen a destruir la ecología»: Nelson García, de la  comunidad de Mollejones.

«Nos quieren quitar algo tan precioso como el río, es una ingratitud»:

Marjorie Moya, Defensora del río Pacuare.

«El desarrollo debe darse en armonía con la naturaleza, no con irrespeto como nos lo están imponiendo»: Presbítero Benjamín Avendaño.

«No se nos ha informado y no tenemos derecho a opinar»: Cristian Romero, estudiante del colegio de Tres Equis.

«El 90% del Pacuare son territorios indígenas. El Pacuare nace en la zona cabécar en el Chirripó»: Víctor Hernández, indígena cabécar.

«Yo quiero que mis hijos recorran estos ríos»: Alejandro Contreras, representante de guías turísticos.

AVENTURA ECOLÓGICA

Bajar en balsa por los rápidos del río Pacuare da una subida de  adrenalina, pero al poco tiempo viene la  tranquilidad: después de cada corriente furiosa, vienen espacios donde se puede descansar, respirar aire puro y disfrutar de la hermosa naturaleza del lugar.

Pájaros, paisajes y armonía sobresalen en el ambiente, capaz de hacer olvidar cualquier problema citadino.

Actualmente 31 empresas ofrecen el servicio de «rafting» (viaje por los rápidos); actividad que da empleo a 100 personas de manera directa y 2500 de manera indirecta.

A pesar de que el ICE afirme que esta actividad recreativa no se verá amenazada con la represa, tanto los dueños de las empresas como los empleados se oponen a este proyecto, pues afirma que no tiene sentido correr por ríos sin vida.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El dinero puede tener diferente origen, pero el "circuito" mediante el cual se recicla hasta llegar al país, es el mismo: es girado hacia

S.S. el Dalai Lama dará una conferencia en la UCR el 27 de setiembre. "La paz que rompe barreras", así se denomina la segunda

El "rafting" es una de las principales atracciones turísticas que ofrece el río PacuareCampesinos, indígenas, ecologistas, guías  turísticos y estudiantes, expresaron su descontento ante

Carmen Naranjo sigue planeando nuevas obras. En la cocina de su hogar acoge a los visitantes y se dedica a su trabajo literarioLa cita

La toma de más de mil rehenes el 1 de septiembre pasado, en una escuela de Osetia del norte, un estado de la Federación

¿Puede el mundo esperar que América Latina y Europa desempeñen un papel relevante juntos, tanto económica como socialmente? Para responder a esta pregunta el

"Carné Único" es la nueva modalidad que permite a clubes de la Primera División ceder jugadores a equipos de la categoría de ascenso y

Con la renuncia de ocho altos funcionarios de gobierno el panorama parece enturbiarse en el Poder Ejecutivo, hasta el punto que algunos analistas aseguran
Semanario Universidad