Reglamento del CTP sale “a la medida” de una marca de lectores de cédulas

Las especificaciones técnicas que contiene la propuesta de reglamento son idénticas a las que muestra la empresa Optocontrol para su producto Opto-ID, incluyendo

La propuesta de un reglamento para el registro y control de los adultos mayores que utilizan el servicio de autobús dejaría amarrados a los empresarios autobuseros de todo el país a tener que utilizar lectores de documentos de una única marca, pese a que existen más opciones en el mercado.

Si bien una sentencia de la Sala Constitucional obliga al Consejo de Transporte Público (CTP) a reglamentar el registro y control de las personas de la tercera edad que viajan en autobús, en el documento que está actualmente en consulta se llegó al punto de copiar casi exactamente las especificaciones técnicas que tiene la empresa Optocontrol en su sitio web, donde expone las características de su lector “Opto-ID”.

La copia de las especificaciones es tan evidente, que inclusive mantiene el mismo orden en que aparecen en el sitio de Optocontrol y se incluyen características únicas de ese producto, tales como el peso y las dimensiones que tiene el aparato.

La propuesta del «Reglamento para el registro y control de los adultos mayores usuarios del servicio de transporte público remunerado de personas modalidad autobús», fue aprobada en la sesión Ordinaria 44-2015 del CTP el 30 de julio de este año, y publicada en La Gaceta N° 165 del 25 de agosto, para el proceso de consulta pública.

En las imágenes se pueden ver las especificaciones técnicas incluías por el CTP sobre los lectores de documentos y la coincidencia casi exacta con la información de la empresa Optocontrol en su sitio web, en el que solo aparece como característica adicional la de la memoria, que no se incluyó en la propuesta de reglamento.
En las imágenes se pueden ver las especificaciones técnicas incluías por el CTP sobre los lectores de documentos y la coincidencia casi exacta con la información de la empresa Optocontrol en su sitio web, en el que solo aparece como característica adicional la de la memoria, que no se incluyó en la propuesta de reglamento.

Si el reglamento queda tal y como está, esto implicaría que las más de 4000 unidades de autobús que existen en el país dedicadas al transporte público tendrían que utilizar el lector de Optocontrol, sin posibilidad de usar alguna otra marca o tecnología.

Inseguridad

El empresario autobusero del Consorcio Operativo del Este, Orlando Ramírez, aseguró que su empresa utiliza en la actualidad los lectores Opto-ID, y en su criterio no son de la mejor calidad, ni resuelven el problema que existe con las cédulas de los adultos mayores para exonerarles en el pago del pasaje.

Contenido Relacionado


De acuerdo con Ramírez, además de los problemas de calibración y repuestos de estos lectores, también tienen la deficiencia de leer la fotocopia de una cédula como si estuviese frente a un documento original, lo que permite a los choferes de bus realizar fraude en el conteo de los pasajeros.

“Hay un sesgo muy curioso, que se establezca las dimensiones y hasta el CPU de una marca, obligando a poner algo en específico. No dejaron abierto a la opinión de los empresarios el equipo que leyera los documentos en el lugar”, comentó Ramírez.

El autobucero reconoce que no todo el problema está en el equipo, pues las cédulas de identidad carecen de algún otro sistema de seguridad a parte de lo que puede registrarse con un lector óptico, por lo que en su criterio se debería proponer un “protocolo” para darles a los adultos mayores un “pase inviolable”.

Ramírez comentó que cada unidad de estos lectores tiene un costo que ronda los $1.800, pero el implementar este sistema no ha impedido que los choferes le provoquen pérdidas estimadas de ¢22 millones mensuales gracias a los fraudes con cédulas.

Luis Diego González, gerente de la Ruta Periférica, dijo a UNIVERSDIAD que en el caso de esta empresa ya se ha venido implementando un sistema de cobro electrónico, por lo que están a la espera de cualquier cambio por parte del CTP.

Para González, existen muchos sistemas que podrían servir para el conteo y registro efectivo de los adultos mayores, y concordó con Ramírez sobre las deficiencias que tienen los sistemas de escaneo óptico de cédulas, sobre lo cual aseguró, los empresarios han realizado observaciones.

En Consulta

UNIVERSIDAD intentó consultar al CTP y a su director ejecutivo, Mario Zárate, sobre las justificaciones técnicas que llevaron a replicar las especificaciones de un producto determinado en el reglamento.

Por medio de la encargada de prensa del CTP, Angie Meneses, se indicó a este semanario que el reglamento está en una etapa de consultas y análisis, por lo que “no se puede adelantar si se va a analizar o no” el tema de los lectores de documentos.

“En este momento, al estar en una etapa de análisis, no podríamos adelantar ningún criterio”, respondió Meneses.

También solicitamos el criterio del representante y presidente de la sociedad Opto Control Jibf S.A, Óscar Villalobos, quien solicitó que se le remitieran por correo electrónico las consultas. Sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En la recién pasada Feria del libro, fue objeto de homenaje el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal, junto a la escritora costarricense Carmen Lyra

Cansada de la locura vivida en el País de las Maravillas, donde todo se reducía a una sutil indiferencia en torno a problemáticas de cuantioso

En los periodos de guerra frontal se baja de peso por la falta de comida. Esa receta nunca falló, mantiene todas las líneas

Semanario Universidad