Slim bien «conectado» en Centroamérica FERNANDO LÓPEZ GONZÁLEZ redactor

Carlos Slim: «Para mí trabajar implica no sólo una responsabilidad social y empresarial, sino una necesidad emocional». an valiosos como los $12.000 millones que

Carlos Slim: «Para mí trabajar implica no sólo una responsabilidad social y empresarial, sino una necesidad emocional».

an valiosos como los $12.000 millones que posee por sus exitosas compañías, el empresario mexicano Carlos Slim Helu tiene amigos y contactos «de oro» en el istmo que bien le servirían de apoyo en una eventual expansión comercial o en el establecimiento de alianzas estratégicas.

Si algo tiene Slim, comentan sus allegados, hijos, amigos y la prensa azteca, es un gran olfato y mucha garra para los negocios y finanzas, además de gran osadía, que lo han convertido en el «Rey Midas» de Latinoamérica y el tercer hombre más rico del mundo, de acuerdo con la revista Forbes.

Su capital es tan macizo y su visión tan larga que no es extraño que muchos se le quieran acercar: posee cerca de ¢6 billones.

Y en una de las áreas donde esa atracción se da más por su alta rentabilidad es en el de las telecomunicaciones. En estas invirtió $6.000 millones en Latinoamérica durante los últimos cinco años.

El magnate azteca ha tenido relaciones con Manuel Jiménez Echeverría presidente de la junta directiva del costarricense Grupo Nación S.A., a quien invitó a un encuentro empresarial sumamente exclusivo hecho en mayo de 2003 en el Hotel Four Seasons de la Ciudad de México.

También incluyó en la lista a otros centroamericanos como Juan Luis Bosh, Federico Köng y Raimundo Rioja (Guatemala), Carlos Pellas (Nicaragua), así como Ricardo Poma y José Kriete (El Salvador), según publicó en ese mismo mes la revista «¿Qué pasa?» de Chile. (Sobre Bosh ver nota anexa llamada: «Un escándalo que se las trae»).

Los asistentes fueron con sus hijos, incluso con algunos sobrinos. Luego de celebrado el cónclave, la comitiva empresarial viajó al balneario Ixtapa adonde llegaron en aviones particulares, tuvieron acceso libre a teléfonos celulares y participaron en torneos amistosos de golf.

La cumbre empresarial latinoamericana se repitió en Brasil en marzo pasado, informó el semanario mexicano Proceso.

Carlos Slim, al igual que Manuel Jiménez y sus homólogos en ese cónclave son absolutos creyentes en los TLC.

De hecho, el hijo del mexicano, «Carlos Jr.», dijo en un encuentro empresarial efectuado en Chile entre el 2 y el 8 de diciembre de 2004 que «hay que buscar la firma de múltiples TLC con todas las naciones latinoamericanas con las que se pueda tener relaciones bilaterales importantes, para balancear las economías de cada una de ellas», suscribió entonces el periódico Tiempos del Mundo.

JUNTOS EN LA DIVERSIÓN

En la mencionada visita empresarial a Ixtapa estuvo también el multimillonario mexicano Emilio Azcárraga, uno de los mayores dueños de Televisa.

El grupo español Prisa -que es la división radiofónica del diario El País-, perteneciente a Jesús de Polanco, compró por $50 millones a Televisa el 50% de su área dedicada a la radio.

La operación fue firmada en presencia del entonces presidente Vicente Fox, contertulio del exmandatario español Felipe González quien estuvo en la sombra de la negociación junto a su amigo Carlos Slim.

Con posterioridad, el 13 de julio de 2000, el recién creado Grupo Latinoamericano de Radiodifusión (GLR) llegó a un acuerdo con Nación S.A. para crear el 50% del Grupo Latino de Radiodifusión de Costa Rica que posee tres radioemisoras.

Cabe destacar que de Polanco, en una clara expansión hacia Latinoamérica, se asoció con Slim en las compañías Iberbanda y en Sogecable.

INTERESANTES VÍNCULOS

Rodolfo Jiménez Borbón, también uno de los dueños más importantes del Grupo Nación S.A., forma parte del denominado Fondo Centroamericano de Inversión Mesoamericana Telecom (MESOTEL), que poseía el 49% de las acciones de Telefónica de Centroamérica (TELCA), cuyo socio mayoritario es Telefónica de España.

Así lo consigna la revista Estrategia & Negocios en su edición de abril de 2002.

Aunque Telefónica es rival de la empresa de Slim, América Móvil, la mayor proveedora de servicios celular de América Latina, lo cierto es que en círculos empresariales se sabe que en lugar de competir libremente, se ponen de acuerdo para repartirse  el mercado.

En este intrincado mundo empresarial, una de las personas que más cercanía tiene con el millonario mexicano es Manuel Jiménez, a quien se trató de localizar para entrevistarlo sobre su nexo con Slim.

La periodista de UNIVERSIDAD María Flórez-Estrada le envió por correo electrónico un cuestionario el 30 de agosto anterior sobre su posible incursión en el campo de las telecomunicaciones junto con el empresario mexicano, pero las preguntas nunca fueron contestadas. (Ver cuadro adjunto: «Silencio inmutable»).

A Jiménez se le conoce como un hombre conservador ideológicamente y en los negocios, con contactos empresariales de muy alto nivel en el continente. Su mascota chineada: el golf.

Los sectores sociales y políticos que se oponen al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos aseguran que la línea editorial implícita en las publicaciones del Grupo Nación S.A. sobre el TLC, desde antes de las primeras negociaciones hasta la actualidad, ha sido muy clara en atemorizar a la población y presionar a los altos funcionarios gubernamentales y diputados para que el convenio comercial se apruebe en el parlamento lo más rápidamente que se pueda.

Pero esa oposición civil en nada debilita el nexo entre Jiménez y Slim. Este último visitó Costa Rica del 4 al 8 de mayo pasados según los registros de la Dirección General de Migración y Extranjería. Se rumora que mantuvo reuniones con importantes empresarios costarricenses.

MÁS AMIGOS DE CENTROAMÉRICA

Otros empresarios que tienen fuerte amistad con el potentado azteca, según la Revista Estrategia & Negocios, son Ricardo Poma, de El Salvador, dueño de los centros comerciales Multiplaza, existentes en Costa Rica -uno en Escazú y otro en Zapote-, manejados por su Grupo Roble, que también incursiona en el desarrollo de hoteles de alta categoría.

Otro accionista que se menciona como parte de TELCA es Stanley Motta, de Panamá.

Poma dio una conferencia en el 2003 con el ex-Ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Alberto Trejos, en la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la que están integrados los dueños de los principales medios de comunicación de América Latina, entre ellos el periódico La Nación.

Ambos destacaron en forma abundante las supuestas bondades de suscribir un TLC con Estados Unidos, según informó en esa oportunidad la página en Internet del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) de El Salvador.

Poma es reconocido amigo del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), situado en Alajuela, donde precisamente Trejos es profesor.

También es accionista de la aerolínea Transportes Aéreos de Centroamérica (TACA) que absorbió en 2001 a Líneas Aéreas Costarricenses (LACSA), entre otras del istmo.

ATRÁS DEL TRONO

Si bien Slim inició su retiro profesional en enero del año pasado cuanto tenía 64 años, siempre permanece detrás de los negocios que trasladó a sus hijos, Carlos, Patricio y Marco Antonio. Él también procreó tres hijas.

El 40% de la capitalización del mercado de valores mexicanos es de Slim, un hecho explicable en gran parte porque su «imperio» aprovechó la compra de Teléfonos de México (TELMEX), que para 1990 adquirió en $1.760 millones.

El hecho se dio cuando el entonces presidente mexicano, Carlos Salinas de Gortari -envuelto en uno de los casos de corrupción política y económica más memorables del subcontinente- puso a la venta lo que para entonces era un gran monopolio estatal. Ahora TELMEX es la compañía privada más grande de ese país porque controla el 90% de las líneas fijas.

Desde entonces, las tarifas telefónicas han crecido casi el doble de las de Estados Unidos, lo que las convierte en una de las más altas del mundo. Así lo reportó para el 2003 la firma bancaria y financiera estadounidense Merrill Lynch.

Cobrar a $0,40 el minuto en una llamada de larga distancia a ese país norteamericano le ha costado a Slim que lo denuncien ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por otros importantes competidores como las estadounidenses AT&T y MCI.

En setiembre pasado, la agencia española de noticias EFE informó sobre una operación en Colombia para fusionar la estatal de telecomunicaciones (TELECOM) con la mexicana TELMEX, la cual fue aplazada por un dictamen de la Contraloría colombiana ya que dicha fusión «desconoce principios constitucionales básicos como la igualdad, la imparcialidad, la publicidad y la libre competencia».

PULPO DE MÚLTIPLES TENTÁCULOS

Slim es dueño de Telcel, la empresa número uno de telefonía móvil en México.

En la actualidad, la administración del Grupo Carso y TELMEX están a cargo del primogénito Carlos Slim Domit, aunque el patriarca mantiene su puesto como presidente honorario vitalicio de esta última compañía.

Según versiones extraoficiales de un asesor cercano a la junta directiva del Instituto Costarricense de Electricidad de Costa Rica (ICE), desde hace dos años -cuando se intensificó el cabildeo local y en Estados Unidos de los sectores productivos costarricenses y de las cámaras empresariales debido al TLC- se habla de la posibilidad de que las empresas de telecomunicaciones estadounidenses BellSouth Corporation o Southwestern Bell se interesen en competir en el país y, posiblemente, en el istmo.

También desde entonces se escucha en corrillos legislativos, empresariales y de Casa Presidencial que el costarricense Manuel Jiménez estaría interesado en incursionar en el negocio de las telecomunicaciones en alianza con BellSouth; pero esto no pudo ser confirmado porque no respondió a los mensajes de este semanario.

Por su parte, Carlos Slim tenía bien escondido un secreto hasta agosto pasado cuando confesó en una entrevista periodística efectuada en Nueva York que posee participaciones en BellSouth, SBC Communications Incorporation y Verizon Communications Inc., en parte debido a que la rentabilidad de sus dividendos hace de ellas inversiones atractivas.

Slim también tiene muy bien «amarrados» otros activos en EE.UU. debido a una alianza con Southwestern Bell, mediante la que vende tarjetas de llamadas telefónicas en California y Texas, según reporta la revista «Newsweek en Español» del 1 de octubre de 2003.

En este último estado norteamericano fue multado en una corte por $121 millones al aprovecharse de información confidencial conseguida en un intento de fusión para apoderarse a menor precio de la firma COC Services.

DIVIDE Y VENCERÁS

El Grupo Carso está dividido en cuatro agrupaciones que manejan tiendas de ropa, industria, químicos, minería, la distribución mexicana de los cigarrillos Marlboro y las pastelerías El Globo.

Otro de los grupos es el Carso Telecom en el que se incluye a TELMEX y América Móvil S.A. -el mayor proveedor de servicio celular de América Latina-, aparte de las mencionadas inversiones en Estados Unidos donde también es dueño de las tiendas CompUSA y Circuit City -una gigantesca cadena que vende repuestos eléctricos y aparatos tecnológicos-.

Slim también ha comprado operadoras en Chile, Perú y Paraguay en los tres últimos meses, con lo que incrementa a 13 el número de países donde la empresa proporciona servicios de telefonía inalámbrica.

Posee activos en empresas de telecomunicaciones de El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Panamá, Brasil, Uruguay y Argentina.

Como acotación, Slim es muy amigo de Carlos Pellas, uno de los hombres más ricos del empobrecido vecino del norte: Nicaragua.

TODO VERSATILIDAD

La Agencia Francesa de Prensa (AFP) reportó en junio anterior el anuncio de inversiones de Slim en infraestructura en Brasil, un país donde los negocios del magnate en la televisión asisten a un enfrentamiento entre las gigantes televisoras TV-Globo y Bandeirantes.

Este hijo de inmigrantes libaneses dijo recientemente a la prensa carioca que su mayor interés será invertir en concesiones de carreteras y saneamiento básico.

Las millonarias inversiones de Slim en esa nación sureña incluyen la operadora de telefonía móvil Claro y también la de larga distancia Embratel, así como de AT&T Latin America.

Y aunque supuestamente se pensionó, parece que no se va a quedar quedito.

Slim desea que en el corto plazo sus operaciones en el extranjero tomen impulso con la internacionalización de las principales empresas de su consorcio, como los restaurantes Sanborns, las tiendas por departamentos Sears y las pastelerías El Globo.

Su presencia se sentirá más por la creación de su compañía Impulsora de Desarrollo de América Latina (IDEAL), que incursionará en el ámbito de la infraestructura hidráulica, petrolera y de carreteras en la región latinoamericana.

Un escándalo que se las trae

Juan Luis Bosch, un líder empresarial guatemalteco muy amigo del magnate mexicano Carlos Slim, era hasta el 16 de febrero de 1999  uno de los dirigentes más visibles del emporio familiar Don Arturo, Lisa S.A., cuando el dueño de este, el multimillonario Juan Arturo Gutiérrez, entabló en Miami un juicio en su contra por fraude y lavado de dinero hecho a los representantes de la familia más rica y políticamente influyente de Guatemala, propietaria de un conglomerado que llega a los $2.200 millones.

Esta corporación controla en esa nación la industria avícola, algunas plantas hidroeléctricas, buena parte de la banca, una significativa participación accionaria en medios de prensa y de la industria alimentaria.

Como consecuencia del litigio, varias casas lujosas y apartamentos de Key Biscayne (Florida, EE.UU.), dos aviones, varios automóviles de lujo y numerosas cuentas bancarias en Miami y Nueva York, han sido embargados por orden de un juez estatal.

Una de las acusaciones establecidas es de consorte jurídico estatal por uso de propiedades robadas y otra de tipo federal por confabulación para fraude y lavado de dinero.

Bosh era presidente de la Corporación Multi-Inversiones. «Es uno de los más destacados promotores del libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana y adalid de la batalla contra la dependencia petrolera bajo los designios del presidente de Venezuela, Hugo Chávez», asegura «elNuevoHerald.com» en su versión electrónica del 16 de octubre anterior.

Otro de los altos ejecutivos acusados por los mismos presuntos delitos es Dionisio Gutiérrez, empresario y periodista de televisión conocido como «Diosito» por su extraordinario poder.

Silencio inmutable

Las preguntas enviadas por la periodista María Flórez-Estrada al presidente ejecutivo del Grupo Nación S.A., Manuel Jiménez, se mandaron vía correo electrónico el 30 de agosto a las 10:19 a.m. a su asistente, Natasha Donoso.

El mensaje decía así:

«Estimada señora:

Por encargo de Laura Martínez, directora del Semanario UNIVERSIDAD, y para efectos de un reportaje sobre inversionistas latinoamericanos, que estamos preparando, le envío las preguntas para don Manuel Jiménez:

* ¿Participó don Manuel en el encuentro de empresarios latinoamericanos organizado por el inversionista Carlos Slim, en México, en el 2004? Si fue así, ¿cuáles aspectos discutidos en esa reunión considera él que son relevantes/interesantes para Costa Rica?

* ¿Existe algún interés por parte de don Manuel de realizar inversiones conjuntas con el Sr. Slim en Costa Rica, en la eventualidad de que se diera la apertura del mercado de las telecomunicaciones? ¿O en alguna otra área?»

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Irritación mostraron los miembros del "Comité Edward Hurrah!", estructura independiente de la coalición algo menos independiente Por Costa Rica, al enterarse de que, en

"Detrás de un funcionario corrupto, hay un empresario que corrompe", dijo  Gilbert Calderón, Procurador de la Ética Pública.En la mesa principal, Gilberth Calderón, Román

José Manuel Echandi Meza, candidato del Partido Unión Nacional: Si va a haber un TLC, tiene que ser un tratado con rostro humano.El fortalecimiento

Es posible que Carlos Mora sea el único costarricense que ha estado presente en las 41 ediciones de la Copa del Café. Aunque nació

El escándalo ante la injustificada censura de la campaña contra el TLC y el "retocado" en el periódico La Nación de una foto en

La lucha por el agua se extiende por todo el mundo, que parece despertar ante la realidad de que un recurso fundamental para la

Carlos Slim: "Para mí trabajar implica no sólo una responsabilidad social y empresarial, sino una necesidad emocional". an valiosos como los $12.000 millones que

El magnate Carlos Slim y la corporación privada española, Telefónica, aspiran a incluir al país en su respectiva parte del "pastel". De aprobarse el TLC,
Semanario Universidad