Potencian cosecha de chayote con biocontroladores

Cuando Guillermo, Mario y Samuel cosechan chayotes tipo quelite, los lunes, miércoles y viernes de cada semana, han notado un cambio: la productividad creció

Cuando Guillermo, Mario y Samuel cosechan chayotes tipo quelite, los lunes, miércoles y viernes de cada semana, han notado un cambio: la productividad creció cerca de un 40% gracias a la aplicación de biocontroladores y biofertilizantes desarrollados en el Laboratorio de Microbiología Agrícola del Centro de Investigaciones Agronómicas (CIA) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Aunque estos peones agrícolas de la empresa Chayotropic S.A. no saben a ciencia cierta cómo funcionan estos productos, tienen claro que en comparación con otras pequeñas empresas de Ujarrás de Paraíso, Cartago, aquella ha logrado un sensible aumento en la producción.

Este cambio les permite exportar en promedio dos contenedores de chayotes por semana a Portugal, Miami y Los Ángeles, en Estados Unidos, y de vez en cuando a Nueva York.

Según lo explicaron la ingeniera agrónoma Marena Chavarría Vega y la bióloga  Daniela Rodríguez García, la idea de los ensayos de campo realizados con el apoyo de Proinnova y la Vicerrectoría de Investigación, es mostrar a los agricultores las ventajas de utilizar productos biológicos para la fertilización y el control de enfermedades. Estos constituyen una alternativa a los productos químicos que dañan el ambiente y representan elevados costos de producción.

 

Estos productos biológicos, como el denominado Fertibiol, deben ser registrados en los ministerios de Salud y Agricultura y Ganadería, labor que está a cargo del Ing. Agr. Manuel Flores Morales, gestor de Proinnova.

ENSAYOS DE CAMPO

Los estudios de campo que se desarrollan desde hace tres meses se realizan en tres fincas de Chayotropic, propiedad de Antonio Morales Ramírez, su hijo Antonio Morales Meza y la esposa de este, Maureen Chaves Portuguez, quienes desde la década de 1970 son agricultores en esa zona de Cartago.

Para ello se eligieron cinco hileras de prueba en cada finca, se escogieron de forma aleatoria las plantas y se marcaron según el tratamiento a evaluar, cada uno de los cuales consistió en diez repeticiones.

Los tratamientos fueron: Fertibiol, Agrobacterium, Trichoderma y un último tratamiento que es una mezcla de estos. Además, se usa una hilera testigo tratada con los productos químicos utilizados por el agricultor.

Al igual que lo han notado los trabajadores, las investigadoras son testigos de un aumento considerable en la cosecha de chayotes. Asimismo, en una de las plantaciones donde se inoculó a siembras recientes, ya han comenzado a brotar las plantas de forma exuberante, con un color muy sano en tallos y hojas.

La importancia de aplicar Fertibiol radica en que es una mezcla de diversas cepas de microorganismos totalmente nativos, especialmente bacterias del género Bacillus, las cuales presentan la característica de solubilizar el fósforo fijado en el suelo, que por lo tanto no se encuentra disponible para el cultivo.

Casi en todos los suelos de Costa Rica y en especial en los de Cartago, el fósforo disminuye su solubilidad al ligarse al calcio existente. Se calcula que un alto porcentaje del fósforo aplicado por medio de químicos queda en el suelo, por lo que dichas cepas son muy beneficiosas al ayudar a la liberación del fósforo y trasladarlo al cultivo.

De esta manera, se promueve un mejor sistema radical. “De raíces fuertes y sanas depende la calidad del follaje de la planta y la producción”, explicó Chavarría.

La Trichoderma, otro de los microorganismos utilizados, es un hongo que ayuda primordialmente a combatir enfermedades tipo Rhizoctonia sp. o Fusarium sp., las cuales están presentes en Ujarrás.

Otro de los grandes problemas con que cuentan los productores de la zona es la gran cantidad de nemátodos existentes, en especial Helicotylenchus, por lo que el uso del Fertibiol, que cuenta con una cepa para el control de ese parásito, ha mejorado en gran parte el desarrollo de las raíces.

PROYECTO DE LARGO PLAZO

El éxito alcanzado en las tres fincas no ha pasado inadvertido y ya hay grupos organizados de agricultores interesados en participar en el proyecto, con quienes el CIA piensa evaluar sus biocontroladores.

Entre ellos están entre 70 y 100 productores del Centro Agrícola Cantonal de Cervantes, en el cantón de Alvarado, que se dedican no solo a la producción de chayote, sino a otros cultivos como tomate y chile dulce.

El objetivo de las investigadoras es trabajar poco a poco con los diversos grupos, a los que se les dará la asesoría técnica oportuna para la correcta aplicación de los productos desarrollados en la UCR. Lo fundamental, comentó Chavarría, es que los productores de Cartago están anuentes al cambio.

Chayotropic utiliza actualmente un 40% de productos biológicos y un 60% de químicos. No obstante, el propósito de esta empresa es lograr revertir estas cifras para depender cada vez menos de los químicos.

El Fertibiol, la Trichoderma y otros biocontroladores están a disposición de los agricultores nacionales en el CIA, con Marena Chavarría o Daniela Rodríguez. El Laboratorio de Microbiología Agrícola desarrolla los productos contra pedido y los entrega diez días hábiles después de la solicitud, junto con la asesoría técnica para su aplicación.

 


Mayores rendimientos

Para Antonio Morales Meza, quien dedica 25 manzanas de terreno primordialmente a la exportación de chayote desde el 2002, el uso de productos biológicos le ha permitido a Chayotropic, que da sustento a 15 familias de Ujarrás, pasar de cosechas muy bajas, a rendimientos grandes y parejos.

A su juicio, esto ha sido fundamental para seguir viviendo del agro, ya que mientras en el 2000 había 200 agricultores en la zona, hoy si acaso quedan 50.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas (Ciemic) de la Universidad de Costa Rica (UCR) impulsa dos proyectos para explorar posibilidades de desarrollo productivo,

El Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) empezó a pagar la semana antepasada a las empresas constructoras los cobros pendientes por los trabajos realizados en

Las exigencias de los mercados actuales hacia mayores grados de especialización, junto con el predominio del imperio del dinero, han desatado toda una tendencia

El proyecto de ley biomédica genera gran cantidad de dudas. La UCR fue sede del foro “Investigación con seres humanos, bioética y legalidad en

El artículo 1° del Estatuto Orgánico establece que “La Universidad de Costa Rica es una institución de educación superior y cultura, autónoma constitucionalmente y

Día a día recibimos nuevas noticias sobre el acontecer nacional: la grave crisis de la Caja Costarricense de Seguro Social, el escándalo por la

La serie “Pesquisas antropológicas” está dedicada a las investigaciones realizadas por la Escuela de Antropología de la UCR sobre el universo indígena costarricense.Como parte

¿Es “cosa juzgada o no” la sentencia de la Sala Primera sobre el caso de la mina Crucitas? Que pretendía la explotación minera a
Semanario Universidad