Documentalista Pablo Ortega: “El gran mito es que la crisis de la Caja es financiera”

Además de analizar la crisis actual de la CCSS, el documental se remonta a los orígenes de la Institución y la importancia que ha

U-2023-DOCU

Además de analizar la crisis actual de la CCSS, el documental se remonta a los orígenes de la Institución y la importancia que ha tenido para los costarricenses. (Foto: Archivo)

La “Caja de Pandora” fue el nombre más acertado que un grupo de productores audiovisuales de la Universidad de Costa Rica (UCR) encontró para caracterizar lo que ha ocurrido en la crisis de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). El documental de casi dos horas, dirigido por Pablo Ortega, es el primer largometraje que se produce en la Universidad y pretende recopilar y analizar la información de las problemáticas que han desgastado a una de las instituciones más emblemáticas del país.

El audiovisual fue realizado por un equipo de tres personas que conforman el Laboratorio Audiovisual de Documentalismo Investigativo (LAUDI) de la Escuela de la Filosofía. Sin embargo, el Director aclaró que, aproximadamente, el 40% de las horas de trabajo fue donado por personas externas a la Universidad, del mundo cultural y artístico del país.

Ortega, quien ha dirigido otros documentales como «Costa Rica, S.A.», «El Oro de los Tontos» o «Las Trampas del Gas”, conversó con UNIVERSIDAD acerca de algunos de los ejes más importantes de este trabajo que será presentado en los próximos días.

La crisis de la CCSS es un tema muy amplio. Específicamente, ¿qué investigaron y de dónde partieron?

¾ Se planteó hacer un documental que cubriera, lo más ampliamente, todo el espectro de problemas, así que en realidad se habla un poquito de todo. Se ven aspectos como de dónde surge la crisis, cuáles son sus facetas. Pero también hay otro eje importante, más allá de la crisis, que es explicarle a la gente porqué el Seguro Social es un sistema preferible bajo cualquier punto de vista para la cobertura de la salud de la población: este tiene la característica de ser universal, de ser solidario.

Entonces hay otro eje que se dedica a explicarle a la gente las ventajas que tiene este sistema, cuáles son los problemas si cambiamos, si lo perdemos y pasamos a un sistema basado en capacidad adquisitiva.

Entiendo que se hicieron más de veinte entrevistas, ¿a quiénes se consultó? ¿Funcionarios de la CCSS?, ¿investigadores?

¾ Un poco de todo. Autoridades, personas que trabajaron antes, gente de sindicatos, doctores, gente de la Unión Médica. Todos los gremios de alguna manera están representados pero no tenemos la posición de ninguno de ellos. Este documental mantiene la independencia que garantiza trabajar desde la Universidad.

 

Al ser un problema tan complejo, ¿es posible encontrar un “culpable”?

¾ Por supuesto que es complejo pero sí identificamos, aproximadamente, cuatro actores principales, cada uno con su grado de culpa. Si la Caja fuera autónoma y respondiera a los asegurados, y no a las autoridades políticas, gran parte de este entramado no ocurriría porque el núcleo del documental –digamos, “El Juego Oculto Contra el Seguro” [el subtítulo del documental]- es cómo se articulan estos protagonistas y cómo cada uno contribuye a afectarlo.

Luego del trabajo que realizaron, ¿en qué momento podría decir que da inicio la crisis de la CCSS?

¾ Bueno, adonde más se remonta críticamente el documental es a mediados de los setentas. Es ahí donde se promulga la Ley de Presidencias Ejecutivas que, básicamente, establece una subordinación completa. La Ley terminó de quitarle la autonomía gerencial a la Caja, la convirtió en una actividad semi-autónoma en donde el presidente ejecutivo es casi parte del gabinete del gobierno. Cuando realmente hubo una presión para comenzar a desfinanciar el seguro fue a mediados de los ochentas con los PAES (Programas de Ajuste Estructural).

Es un tema que puede agradar más a algunos sectores que a otros, sobre todo tomando en cuenta el contexto en el que estamos (campaña electoral). ¿Piensan publicarlo antes de las elecciones?

¾ Nosotros esperamos que salga antes, para formar parte de un debate pero no para beneficiar necesariamente un partido sobre otro. Es normal que esto, de alguna manera, sea visto con mejores ojos por grupos progresistas; obviamente, los grupos que han tendido al neoliberalismo de alguna manera van a verse un poquito más aludidos.

No obstante, el documental no menciona partidos políticos y, sencillamente, identifica y diagnostica qué se ha hecho mal. Aquí se trata de emplazar a todos los candidatos a que tomen decisiones, todos han mostrado disposición —por lo menos verbal— de hacer algunos ajustes importantes.

Parece que el asunto de la crisis se ha apagado un poco en la discusión pública. Incluso parece existir una percepción recientemente de que las cosas se han ido solucionando…

¾ Sí, yo tengo esa misma sensación. Creo que la gente se preocupó mucho y después le dijeron que ya se había resuelto, porque el gran mito es que la crisis de la Caja es financiera. Lo financiero es la punta del iceberg, se puede resolver con unos cuántos millones; en realidad, el problema es un problema de gestión y de intereses encontrados. Pero si, a fin de cuentas, el servicio no llega al asegurado ahí, realmente, es donde uno puede decir que la Caja va a terminar de perder la confianza de la ciudadanía.

Por lo que se puede ver en el avance del documental, sigue una línea similar a la de otros trabajos que usted ha realizado, con un humor crítico…

¾ Sí. Es la misma tónica, quizás todavía más ácido. El problema es más delicado, los actores [de la crisis] han sido más irresponsables; por lo tanto, el nivel de sarcasmo es superior. Este es, probablemente, el trabajo más fuerte, más sarcástico y de denuncia que he hecho. No me quedo a medias tintas, está sin anestesia porque la gente no ha interiorizado la responsabilidad al punto ético que ha conllevado haber tocado a la Caja. Son consecuencias que se miden ya en vidas humanas por malas decisiones administrativas que aparentan no ser por negligencia sino por mala voluntad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

¿Se le rompían las manos tocando? “Yo tenía buena técnica y tenía las palmas llenas de callos, pero cuando tocaba mucho se me rajaban

Una vez más, los actores de otra campaña electoral recuerdan a los ciudadanos la obligación de ir a las urnas. Como en otras ocasiones,

 Las cimarronas y filarmonías, tan tradicionales como contemporáneas, se han convertido en clásicos de nuestra cultura popular que generan alegría pero también controversia. Poco

Pensar, y hacerlo bien (puesto que seguramente hacerlo mal no equivale a pensar, sino sólo a chisporrotear), se asemeja a la labor de atar

Si uno ingresa al mundo de las redes sociales se topará con la impresión –extraña− que, para algunos comentaristas, periodistas y “estrategas”, la campaña

El reciente y rotundo ¡no! del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) al recurso de amparo electoral, interpuesto por tres candidatos presidenciales que se consideraron

Datos recabados por la Encuesta Actualidades 2013 de la UCR indican que del total de viviendas del país, 615.357 (44.3%) utilizan gas GLP para

Una vez más, los actores de otra campaña electoral recuerdan a los ciudadanos la obligación de ir a las urnas. Como en otras ocasiones,
Semanario Universidad