UCR vigila la seguridad de sus laboratorios químicos

Entidad creada en el 2009 trabaja principalmente en la asesoría de almacenamiento, manipulación y compra de productos químicos.

La Unidad de Regencia Química asesora a más de un centenar de laboratorios químicos que funcionan en las distintas sedes de la Universidad de Costa Rica (UCR), con el fin de garantizar una adecuada seguridad en el manejo de las variadas sustancias.

Ariel Alfaro, regente químico institucional y coordinador de la Unidad de Regencia Química, detalló que atienden 114 laboratorios institucionales, ubicados en 52 unidades de trabajo de las distintas sedes y recintos de la UCR. Él era el único regente químico que laboraba para la UCR en el año 2009, cuando consideró que el gran tamaño y demanda química de la institución requería de la contratación de más funcionarios. Con su impulso, la Rectoría de la UCR decidió crear la Unidad de Regencia Química.

Alfaro explicó que, siempre que exista un laboratorio químico, debe estar presente la figura de un regente químico, que se encargue de la asesoría técnica en la gestión de productos de este campo.

Además, puntualizó que este tipo de profesional se encarga de brindar asesoría en aspectos como compra de químicos, transporte, almacenamiento y manipulación.

De igual manera, asesora sobre el tratamiento de los residuos, realiza reportes e inspecciones frecuentes y facilita instructivos. En caso de emergencias químicas, Ariel Alfaro es la primera persona a la que se debe acudir.

Desde cero

De acuerdo con Alfaro, cuando no existía la Unidad de Regencia Química la UCR, contrataba un profesional por horas, quien la mayoría del tiempo llegaba a los laboratorios a firmar permisos y colaborar en situaciones del momento.

Existía la desventaja de que el regente no estaba siempre presente y, cuando ocurrían situaciones de emergencias, había que esperar a que arribara al lugar, rememoró Alfaro.

La Unidad de Regencia Química inició su labor desde cero, ya que en el ámbito nacional no existen instructivos ni protocolos en muchas de las áreas donde labora.

Al precisar cómo fue todo el proceso de formación de la mencionada unidad, mencionó que “existe la Ley General de Gestión de Residuos; sin embargo, no incluye productos químicos de laboratorio. Están desamparados”. Por eso la Unidad de Regencia tuvo que consultar normas internacionales para verificar su aplicabilidad en la UCR.

Lo mismo sucedió con el tema del almacenamiento, ya que existen entre 30 y 40 sistemas diferentes; estos fueron evaluados para determinar cuáles podían conformar un instructivo para la necesidad del momento.

La atención de emergencias de productos químicos presentó la misma problemática, dado que no existía ningún reglamento institucional. La Unidad valoró cuáles podían ser las medidas para establecer un protocolo.

Posterior a estas 3 situaciones, la Unidad de Regencia Química hizo instructivos en las demás áreas, como el de transporte.

Alfaro agregó que la Unidad elaboró un cuestionario para la inspección de laboratorios, con 140 preguntas, que dan como resultado un porcentaje de seguridad. Al mismo tiempo, se creó un laboratorio para el tratamiento de desechos químicos. “Ha sido un proceso lento, pero se va caminando en la parte de seguridad”, acotó.

Cabe destacar que todos los instructivos y protocolos se unificaron para su aplicación en la Universidad Nacional en Heredia, la Universidad Estatal a Distancia y el Instituto Tecnológico de Costa Rica, mediante la Comisión Interuniversitaria de Regencias Químicas.

La Unidad de Regencia Química organiza un ciclo de charlas gratuitas para capacitar en gestión de sustancias químicas, en el auditorio 104 de la Escuela de Química entre el 27 y 31 de julio. Las charlas son abiertas a estudiantes, personal docente y administrativo. Se espera que esta actividad se lleve a cabo anualmente.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Es una realidad que en nuestro país existe una gran cantidad de personas con potencial realmente alto que pueden entrar a diferentes empresas

Es harto recurrente en la historiografía de la Costa Rica de los años 1970 hacia atrás, calificar a nuestro país como la arcadia de Centroamérica

La actitud de Berlín ante la crisis griega prueba una vez más la incapacidad alemana, parafraseando a Alexander Hamilton, de “pensar continentalmente”

Con locuaz pero vacío discurso, pretende el diario La Nación continuar su enarbolada (y mal fundamentada, como lo demostraré adelante) pseudolabor de crítica

Semanario Universidad