Fotografía para liberar los cuerpos

Las fotografías en “Somos como somos” pretenden aceptar como natural la belleza del cuerpo humano desnudo. (Fotos: Márcia Silva)“Quitarse la ropa frente a una

Las fotografías en “Somos como somos” pretenden aceptar como natural la belleza del cuerpo humano desnudo.

(Fotos: Márcia Silva)

“Quitarse la ropa frente a una cámara, teniendo un cuerpo que no cumple con los estereotipos de belleza no es fácil, pero es aceptarse, liberarse”.

Así explica la fotógrafa Márcia Silva la experiencia que muchas personas vivieron, frente a su lente, durante la elaboración del libro “Somos como somos”, ensayo fotográfico que se presentará al público este sábado 21 de setiembre.

El lanzamiento será en la Casa de la Cultura Alfredo González Flores, en Heredia, a las 4 p.m. y se publicará en formato digital; se comercializará en la Librería Universitaria y por medio de su sitio en Internet www.somoscomosomos.org.

Silva indicó: “‘Somos como somos’ es una oda a la libertad, a la conquista de cuerpos femeninos liberados de estereotipos, y una invitación a compartir una nueva visión sobre la desnudez y la estética del cuerpo”.


La publicación, de 175 páginas, recoge cerca de 159 imágenes de “gente común y corriente” desnuda.

La fotógrafa explicó que la mayor parte de quienes participaron son mujeres, pues “los estereotipos de belleza física pesan más sobre las mujeres”. Igualmente, se incluyen algunas imágenes de varones y niños, pero mayormente el trabajo se centra en la liberación del cuerpo femenino, ante una cámara fotográfica.

Según Silva, estos son desnudos diferentes a lo que el público está acostumbrado a ver, pues en la mayoría de retratos desnudos hay contraluces o elementos que cubren las caras de las personas; en este trabajo, las personas muestran no solo sus cuerpos, sino también sus rostros.

“Por eso, estoy agradecida con la gente que ha apoyado. Este es un país muy pequeño y aún hay muchos tabús. Entonces, que la gente acepte participar en un proyecto como este, en un país en el que todo el  mundo se conoce, es toda una ruptura. Sacarse la foto es aceptarse, pero enseñarla es aceptarse dos veces, no es fácil.”, opinó.

DESPRENDERSE DE ROPA Y ESTEREOTIPOS


Silva recordó que el proyecto comenzó hace 5 años, cuando una compañera le solicitó una sesión de fotos desnuda.

“Empezó a llegar más gente y entonces me di cuenta que todos tenían alguna inconformidad con su cuerpo, y las inconformidades vienen con los estereotipos. Estas personas no podían estar contentas, porque se proyectaban en algo que no es real: un modelo estereotipado de belleza que los medios venden. Ahí encontré el enfoque del trabajo”, dijo.

De esa manera, el libro es un testimonio del proceso que vivieron estas personas al desprenderse de su ropa, al tiempo que de sus estereotipos, agregó.

El libro cuenta con cuatro capítulos que responden, precisamente, a ese proceso. El primer apartado plantea una visión natural del cuerpo humano desnudo, mientras que el segundo pretende romper esquemas, mostrando mujeres y hombres indígenas, negros, personas mayores, etc.

El tercer capítulo se titula “El proceso”, y retrata la sesión fotográfica. “Este apartado evidencia lo que pasa desde que la persona se quita la bata y está incómoda por estar desnuda −durante un tiempo, los ‘10 minutos críticos’− y luego pasa a estar tranquila y relajada; todo eso se nota en la gestualidad, en el cuerpo”.

Al cuarto apartado la fotógrafa lo llama “la etapa de la liberación”, que es cuando las personas se muestras cómodas, empoderadas y seguras con sus cuerpos desnudos.

La publicación, de acuerdo con Silva, tiene dos propósitos centrales: lograr que la desnudez sea algo normal, alejando las fotografías de desnudo de conceptos como el pecado, el pudor o la pornografía; y romper con estereotipos de belleza, enfrentando al lector con imágenes de personas “gorditas, flacas, negras, indígenas y adultos mayores”.

Además, se plantean interrogantes sobre la belleza. Por ejemplo, acotó la autora, se cuestiona el paradigma de la belleza en América Latina.

“Las mujeres asumen que para ser bella hay que ser alta, flaca, rubia y de ojos azules, ¡y nadie es así aquí! Por eso vale la pena preguntarse: ¿cuáles son los patrones de belleza que seguimos?, ¿nos reconocemos en una estética propia o estamos siguiendo patrones que no nos corresponden?”, expresó.

Silva espera que al observar y leer el libro, las personas rompan con los estereotipos, “que se enteren que una acción concreta, en este caso el acto de desnudarse, nos puede llevar a cambios, pues el libro es el testimonio del cambio en muchas personas”.

También, desea que el material pueda ser utilizado para trabajar con grupos de adolescentes, mujeres, etc., en áreas como sexualidad, estereotipos, autoestima, valorización del cuerpo y otros temas.

Por esa razón, la publicación se realizó en formato digital, ya que hacer una edición impresa es más costosa, y su propósito es que pueda ser utilizado de la manera más amplia posible.



Los ojos tras la cámara

Márcia Silva Pereira nació en Sao Paulo, Brasil pero reside en Costa Rica desde el año 2000.

Es periodista y comunicadora social; se desempeña como investigadora en el Instituto de Estudios Latinoamericanos, como docente en la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional, y como fotógrafa.

Ha realizado múltiples producciones audiovisuales, entre las que se destacan “Quien te avisa, no te engaña” (2005) y “Seguridad comunitaria” (2006). Además, ha trabajado como ilustradora y ha expuesto su trabajo fotográfico en varias ocasiones.

La muestra fotográfica de la que se genera el libro “Somos como somos”, se exhibió entre el 2010 y 2012, en el  Centro Cultural de España y en distintas sedes de la Universidad Estatal a Distancia.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Se puede acceder a la aplicación gratuita a partir de cualquier dispositivo móvil, como teléfonos inteligentes, tabletas, entre otros.Cualquier estudiante de la sede central

Luego de terminado el DrupalCamp Costa Rica 2013, que se celebró los días 13 y 14 de setiembre en las instalaciones de la Universidad

Sí, estoy segura que cuando de ese trabajo que buscamos depende el alimento y el estudio de los hijos, se buscan opciones. Me encontré

El rector de la  Universidad de Costa Rica (UCR), Henning Jensen, presentó una propuesta para que los directores de los medios de comunicación universitarios

Las fotografías en “Somos como somos” pretenden aceptar como natural la belleza del cuerpo humano desnudo. (Fotos: Márcia Silva)“Quitarse la ropa frente a una

La Unocinco, o la semana de la comunicación de la UCR, puso a correr a más de un estudiante de  Comunicación, principalmente a aquellos

La investigación sobre el San José de 1900 a 1950 se recoge en el libro “Los muros hablan” del arquitecto e historiador Andrés Fernández.“La

Cerca de 90 estudiantes tomaron hoy las instalaciones del Recinto de Golfito de la Universidad de Costa Rica (UCR). La protesta inició cerca de
Semanario Universidad