Luces, disparen, ¡acción!

En el Forum Barcelona 2004 expertos han analizado la comunicación en el siglo XXI, cuando la información se ha convertido en espectáculo de masas. 

En el Forum Barcelona 2004 expertos han analizado la comunicación en el siglo XXI, cuando la información se ha convertido en espectáculo de masas.  La guerra del golfo en 1991 y las posteriores, son el mejor ejemplo de esto.

Parece que no hay camino de regreso, hoy la información es parte del espectáculo diario que miles de televidentes, lectores y oyentes consumen en los medios de comunicación del mundo.

Este y otros temas se discuten ampliamente en el marco del Forum Barcelona 2004 en el bloque de diálogos «Información, poder y ética en el siglo XXI», celebrado entre el 19 y 21 de mayo anterior. En este debate se analizaron las implicaciones en mundo informativo como consecuencia del proceso de globalización económica, cultural y tecnológica, que ha cambiado el panorama político internacional.

Periodistas, editores y representantes de medios de comunicación públicos y privados, así como personas en general, se dieron cita en la ciudad de Barcelona para analizar los retos de la comunicación del siglo XXI. Al concluir el Forum, en setiembre próximo, se hará la lectura del Manifiesto de Barcelona y se creará un Observatorio Mundial del Derecho a la Información, con sede en esa ciudad española.

El encuentro, que busca sacudir la profesión periodística, es tanto más oportuno en un momento dominado por un proceso de concentración de medios, como por un crecimiento de la injerencia del poder político y económico en la información, que limitan la libertad de expresión. También entra en juego la influencia cada vez mayor de las redes alternativas de información, gracias a las nuevas tecnologías.

Para analizar este fenómeno, UNIVERSIDAD consultó a dos especialistas costarricenses, quienes ofrecieron sus puntos de vista.

LA GUERRA DEL ENGAÑO

La primera vez que el mundo vivió un conflicto bélico como espectáculo de masas fue durante la Guerra del Golfo en enero de 1991, cuando el ataque militar fue televisado como si se tratara de juegos pirotécnicos, afirmó Carlos Freer, director del Canal 15 de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Añadió que las transmisiones de ese conflicto marcaron un antes y un después en las cobertura televisiva de noticias. Concretamente en ésta, no se habló nunca de las consecuencias en vidas humanas, daños a la infraestructura iraquí y sobre la economía del mundo.  Simplemente fue un espectáculo, puntualizó.

Esta posición la comparte Eduardo Ulibarri, profesor de la Escuela de Comunicación Colectiva de la UCR.  En su opinión,  «la tendencia de los medios de comunicación es privilegiar el espectáculo.  Es un problema, porque el periodismo retoma los hechos sin confrontarlos y reduce su dimensión y su riqueza informativa».

Danny Schechter, denunció  en el Forum que los medios de EE.UU. son víctimas de un aparato de marketing que considera la guerra como una marca. «La fusión de noticias y espectáculo ha generado los informativos militares-espectáculo», afirmó este veterano periodista televisivo, quien realizó un documental titulado ‘Armas de engaño masivo’, para ilustrar cómo las grandes cadenas de Estados Unidos abordan la guerra que ese país impulsó contra Irak.

Carlos Freer aseguró que el disparador para que se diera este cambio en la cobertura se debió principalmente al desarrollo tecnológico.  «No es que antes no quisieron hacerlo, es que no tenían las posibilidades técnicas».

ESPECTACULO Y «RATING»

Tanto Freer como Ulibarri coincidieron en que el tratamiento de la información como espectáculo tiene como finalidad aumentar las audiencias hacia sus productos de comunicación.

«Es distinto humanizar la información y trivializarla. A mí me preocupa esa explotación de la intensidad simbólica del medio de comunicación. Hay una competencia sensorial por atraer al público. Y por eso se afecta en gran medida el lenguaje y el tratamiento de la información», acotó Ulibarri.

Este fenómeno se puede ver en Costa Rica, donde los principales canales de televisión compiten por la «nota roja», recalcó Freer. Las grandes televisoras solo buscan aumentar sus ganancias, los medios de comunicación están en manos de mercaderes, sentenció.

En ese sentido, en los debates del Forum Barcelona 2004 los especialistas han propuesto que se inste a los Estados que se enseñe desde las escuelas primarias a «ver» la información emitida desde los distintos medios de comunicación.

El periodista Ulibarri apoyó este criterio al manifestar que  «hay que educar mejor a la gente para consumir la información de los medios».

SIN VUELTA DE HOJA, ¿O DE GUERRA?

Uno de los cambios evidentes en los medios de comunicación es la protagonización, cada vez más frecuente, de los periodistas como parte del espectáculo.  Hasta en lo más mínimo esto es evidente, declaró Carlos Freer.

En opinión del director del canal universitario, todo periodista responsable debe negarse en determinados momentos a ser parte de esta tendencia informativa.

Solo si la sociedad rechaza ese tipo de «espectáculos noticiosos» las empresas de comunicación dejaran de hacerlo, agregó.  La historia de la humanidad ha demostrado que pasamos por ciclos, o tendencias, ésta es una de ellas.

Miguel Ángel Liso, directivo del grupo italiano Zeta e invitado al Forum a discutir este tema, advirtió que el periodista se ha convertido en un «auxiliar» del espectáculo televisivo. «Hay una progresiva banalización del oficio con invasiones de charlatanes y monstruos de dos cabezas», fustigó.

Menos crítico ante el tratamiento espectacular de las noticias se mostró Daniel Elíes, directivo del grupo multinacional Edipresse. «Tenemos la necesidad de entretener mientras informamos y es un grave error descartar el espectáculo.  Eso sí, tenemos que administrarlo con rigor y moderación, y neutralizar los posibles excesos, como la emisión completa de la decapitación del ciudadano norteamericano secuestrado en Irak», señaló.

En opinión deUlibarri la solución no se encuentra en una regulación más estricta, porque se lesionaría la libertad de expresión de los periodistas y de los medios de comunicación. «Es fundamental generar discusión en el ámbito profesional, además de vincular aún más el campo académico con el laboral», recalcó.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Más allá de los temas en agenda, esta Asamblea será más recordada por la elección de un nuevo secretario general Miguel Angel Rodríguez, quien

Las niñas,  niños y adolescentes que laboran en casas de terceras personas lo hacen en condiciones de explotación, de riesgo de abuso sexual y

En "Aquí estoy"- poema que reproducimos desde una copia a carbón fechada en París 1938 - Pablo Neruda se va de lengua y se

Si la buena literatura fuera, en lo único, redactar bien, con sintaxis correcta, podríamos concluir que los relatos reunidos en este volumen son notables...

En el Forum Barcelona 2004 expertos han analizado la comunicación en el siglo XXI, cuando la información se ha convertido en espectáculo de masas. 

Los seleccionados nacionales Steven Bryce y Erick Scott, festejan un gol contra Panamá en la última Copa de Oro; ojalá se repita la escena

Conocer el número de activos de cada habitación, saber con qué frecuencia se deben remplazar los electrodomésticos y tener acceso a la información sociodemográfica

Les presentamos una pieza del  maestro del costumbrismo español Mariano José de Larra, en la que su pluma de estila humor y agudeza, y
Semanario Universidad