“Me enorgullezco de ser maicera”

María Mayela Padilla en su milpa durante este 2014. La cosecha, dice, estuvo difícil por la sequía que afectó al país entre mayo y

María Mayela Padilla en su milpa durante este 2014. La cosecha, dice, estuvo difícil por la sequía que afectó al país entre mayo y julio. (Foto: José E. Mora)

Para la folclorista nacional María Mayela Padilla, ingeniera y comunicadora por la Universidad de Costa Rica (UCR), el que se proteja al maíz en sus diversas manifestaciones constituye un gran paso para el país.

En su caso, aseguró que durante su extensa trayectoria, muchas veces la gente la ha tratado de “maicera” con un tono despectivo. “Lo dicen como si con ello quisieran ofenderme, pero para mí ser maicera significa recoger todo ese acervo de nuestros antepasados y que tenía relación con valores como la honestidad, la solidaridad y la voluntad de compartir. Eso, históricamente, ha estado relacionado con ser maicero”.

Por eso, la connotación de “maicero” que la acerca a la ironía para descalificar, en su caso, no tiene ninguna validez: “Usted es una maicera, le dicen a una, para tacharla de inculta y se equivocan en mi caso, porque cuando me lo dicen pienso en mi padre, en mis antepasados, que siempre tenían su milpa. Yo cada año siembro la mía, cosecho elotes y los comparto con mis familiares y amigos. Esa sí que es una forma de ser maicera”.

De ahí que la folclorista considere que proteger el patrimonio material e inmaterial del maíz, con base en el decreto del 25 de julio pasado, conlleve un gran simbolismo y debe aprovecharse para difundir los valores en torno al maíz como cultivo y como tradición.

El cultivo del maíz, agregó, ha estado muy arraigado en el campesino, por lo que rescatar sus distintas manifestaciones es un hecho relevante para la cultura nacional.

“Es que el maíz es tan rico. Hablamos, por ejemplo, de la mazamorra, que muchos jóvenes no la han probado. Y si a una se le pasa el recoger los elotes a tiempo ya no puede hacer chorreadas, pero sí cosposas. Es toda una cultura lo que hay alrededor de este importante grano”, resaltó.

Y como buena campesina que también es Padilla, dice que ella prefiere sembrar el maíz amarillo al blanco. “Yo hasta tengo una cancioncita que anda por ahí y que la escribí como un homenaje al maíz y al orgullo de ser maicera”, expresó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la UCR trabajaron en la atención de necesidades de infraestructura, en conjunto con varias comunidades marginales del

Medalla representativa del premio José María Castro Madriz a la Libertad de Expresión y el derecho a la comunicación 2014, concedido al Semanario UNIVERSIDAD.

Aunque su desempeño dejó algunas dudas sobre el verdadero nivel de la Costa Rica post-mundial, el equipo costarricense logró superar 3-0 a su similar

Recientemente, leí una tesis de maestría de casi 500 páginas y basada en una investigación exhaustiva. Presumo que, en su preparación, la persona que

Zeraoui, investigador en temas de Medio Oriente y académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, México, fue invitado por la Facultad

El alto crecimiento de los gastos administrativos y de comercialización de la Junta de Protección Social de San José durante los últimos cuatro años

La Selección de Costa Rica debió sufrir hasta el final para rescatar un empate a dos goles ante Panamá, que le sirve de muy

Los  mayores logros de espíritu emergen de los procesos en los que se involucra. No hay lugar para la improvisación o la creatividad cuando
Semanario Universidad