Ópera de Verdi palpitará en escena

El director musical Elio Urciuolo, de Italia, dirige a la Orquesta Sinfónica Nacional en el montaje de Nabucco, de Giuseppe Verdi.Decir que la ópera

El director musical Elio Urciuolo, de Italia, dirige a la Orquesta Sinfónica Nacional en el montaje de Nabucco, de Giuseppe Verdi.

Decir que la ópera Nabucco −con música de Giuseppe Verdi (1813-1901) y libreto de Temistocle Solera (1815-1878), ambos italianos− es un drama lírico tal vez sea una obviedad para muchos; saber que en el período en que fue escrita el compositor vivía una tragedia personal que marcó un punto de giro, tanto en la historia del artista, del género musical, así como de la Italia misma, es digno de subrayar, pues posee connotaciones casi míticas.

Haciendo honor a esa conjunción de aristas, la Compañía Lírica Nacional (CLN) del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) propone un montaje en el que se reúnen más de 200 artistas, entre cantantes líricos internacionales y nacionales, coristas y músicos. La ópera verdiana se presenta en el Teatro Nacional del jueves 31 de julio al domingo 10 de agosto.

La versión local de Nabucco se nutre de la visión de Patricia Conde, directora de la CLN, del director musical italiano Elio Orciuolo, bajo cuya batuta interpretarán 73 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), y del director escénico de origen mexicano José Medina, quien conducirá a un elenco de 10 cantantes líricos nacionales e internacionales, así como a los 60 integrantes del Coro Sinfónico Nacional (CSN), el cual celebra su aniversario número 40.

Para Orciuolo, quien desde 1998 se dedica a la dirección de ópera con el teatro Petruzzelli y dirige la Asociación Cultural de la Ópera, en Bari, Italia, la experiencia de montar Nabucco con la OSN ha sido sorprendente. “Desde el primer ensayo, la orquesta tuvo el estilo, la vibración interna, el impulso típicamente verdiano. Es de las mejores agrupaciones que he dirigido”, expresó.

El artista se ha especializado en la obra de Verdi y por eso no duda en afirmar que la OSN logró de inmediato lo que él denomina el ‘pulso verdiano’. “Su obra es dramática en un sentido teatral, en la cual en tan solo 2 notas ya hay un universo musical, con el cual la orquesta logró conectarse”.

Otra de las características más sobresalientes de Nabucco, según Orciuolo, es la intervención coral del tercer acto “Va, pensiero”, canto de los esclavos judíos bajo el dominio de Nabucodonosor, rey de Babilonia, identificado por los italianos con su sentimiento nacionalista y de soberanía frente al dominio austríaco que vivieron en la segunda mitad del siglo XIX. Orciuolo, incluso, llega a afirmar que con esta obra Verdi se convierte en el primer gran hombre del Resurgimiento italiano, movimiento que llevó a la liberación del país en 1871.

A la vez, el Director musical trae a colación la historia personal de Verdi. Cuando compuso la música de la ópera había perdido a su esposa y dos hijos, tragedia que lo sumió en un estado de tristeza profunda y que lo hizo dejar de crear. En ese periodo, Temistocle Solera le entregó el libreto que al principio Verdi rechazó musicalizar, pero finalmente lo asumió y logró una obra de éxito rotundo.

PULSO VERDIANO

El director escénico José Medina, egresado de la Escuela de Música Sagrada de Guadalajara y del Conservatorio Nacional en México, estudió drama en Estados Unidos con Jane Westbrook y en Italia con Walter Baracchi. Medina considera que Nabucco posee una gran dificultad vocal, pero el montaje tiene un reparto profesional y de primer orden.

Medina fue engranando los coros, la orquesta y los cantantes líricos para llegar a ese carácter verdiano, para “que el público se siente en la butaca a disfrutar de esta obra que ha logrado ese verdadero sonido particular, que pasó del bel canto a la ópera moderna con un estilo revolucionario”.

Los personajes principales de esta tragedia lírica son interpretados por el barítono mexicano Carlos Almaguer, como Nabucco, y el bajo italiano Carlos Colombara, como Zaccaria. Las sopranos Elizabeth Blancke-Biggs, de Estados Unidos, y Guiselle Santamaría, de Costa Rica, interpretan a Abigail.

La historia, dividida en cuatro partes, se basa en el Antiguo Testamento y la obra Nabuchodonosor, de Francis Cornue y Anicète Bourgeois. La obra narra los años en que el rey Nabucco, tras conquistar al pueblo hebreo, se proclama Dios. El destino, como venganza a tal osadía, lo convierte a la locura. Durante su enfermedad, su hija Abigail ocupa su trono. Tras regresar de la locura, se convierte al judaísmo y decide reconquistar su trono, devolviéndole al pueblo su libertad.

Sobre sus papeles protagónicos, Almaguer y Blancke-Biggs opinan que, si bien es cierto, el carácter de las voces es recio y la tesitura muy dura, ellos asumen las exigencias técnicas con mucho trabajo y experiencia, ya que ambos son especialistas en el repertorio verdiano.

Respecto de la experiencia estética que provee Nabucco, la especialista en música clásica Aurora Sáenz opina que la ópera es una especia de catarsis de Verdi, debido a que le permitió sublimar la vivencia traumática de perder a su familia. Fue así como después de crear este drama lírico compuso más de 20 obras, entre las que destacan Rigoletto, La Traviata, Il Trovatore, Aida, Otelo y Macbeth.

Para Sáenz, Verdi es el compositor de ópera por excelencia del siglo XIX, ya que antes de él escribían en ‘clave’ del bel canto, que se caracterizaba por una melodía hermosa y el virtuosismo de los cantantes. “Eran muy entretenidas; sin embargo, Verdi cambió eso hacia la ópera más dramática, en la que destacan no solo las melodías y sus arias, sino los coros y la orquestación.


Los latidos de Verdi

Qué: Ópera Nabucco.

Dónde: Teatro Nacional.

Cuándo: 31 de julio, 1, 5, 7 y 8 de agosto, a las 7:30 p.m. 3 y 10 de agosto, a las 5 p.m.

Precio de la entrada: De ¢2000 a ¢30 000, según la localidad. Ciudadanos de oro y estudiantes con carné tienen descuento de 10% y 40%, respectivamente.

Más información: www.teatronacional.go.cr


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Laboratorio de sueros antiofídicos. Instituto Colodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica produce sueros antiveneno, antiofídicos y vacunas que se exportan a Sri

Jorge Luis Acevedo, director-fundador de la EMAI, sostiene que el escollo que les plantea la CCSS no detendrá la labor de esa organización. (Foto:

Donetsk, 27 jul (dpa) – Las consecuencias de la guerra en el este de Ucrania son cada vez más devastadoras. Las tropas del gobierno siguen ...

Gaza/Tel Aviv/San José, 28 jul (dpa y redacción) - El gobierno de Costa Rica expresó este 28 de julio su consternación por la muerte de

¿Por qué vuelan?Habría que ver con la lupa de la ciencia y con la no ciencia, esa otra que ve y sabe sin ciencia

Las autoridades de la Universidad de Costa Rica despidieron en capilla ardiente y con honores especiales a la exdecana de la Facultad de Educación

Marco Vinicio Vargas fue embajador en Belice y Uruguay. Ahora ocupará ese puesto ante la Santa Sede. (Foto: Katya Alvarado)Marco Vinicio Vargas es un

Toda la culpa es de un colega del diario mexicano La Jornada. Fue cuando me percaté que el negocio de importantes plataformas en la
Semanario Universidad