Programa Margarita Esquivel: Contagiando el amor por la danza

El Programa Margarita Esquivel de la UNA brinda formación dancística a niños y jóvenes. (Foto: cortesía Programa Margarita Esquivel)Con una obra inspirada en El

El Programa Margarita Esquivel de la UNA brinda formación dancística a niños y jóvenes. (Foto: cortesía Programa Margarita Esquivel)

Con una obra inspirada en El Caballero de la armadura oxidada, de Robert Fisher, el Programa Margarita Esquivel de la Universidad Nacional celebrará el final de un año lectivo más en el que se ha trabajado en enseñanza, proyección y difusión de la danza.

La obra, orientada especialmente a niños y adolescentes, se presentará el domingo 15 de noviembre en el Auditorio Nacional (ubicado en el Museo de los Niños) en dos funciones: una a las 10:30 a.m. y otra a las 3:30 p.m.

El espectáculo es dirigido por la coordinadora del programa, Hellen Marenco, y será interpretado por decenas de niños y adolescentes que llevan los cursos, los cuales van desde Estimulación Temprana (para niños de 1,5 a 4 años) hasta Precarrera en Danza, para jóvenes en edad preuniversitaria y adultos.

Marenco explicó que el montaje está inspirado en el “best seller” escrito por Bob Fischer, una fantasía sobre “situaciones que se presentan en diferentes etapas de la vida y la forma en que la gente las enfrenta”.

Según comentó, con cada una de las coreografías que integran la puesta en escena, se cuentan las etapas del viaje emprendido por “un caballero que se encuentra atrapado en su armadura, pues está ocultando sus miedos y limitaciones”. Finalmente, el personaje entiende que está por perder a su familia debido a esta armadura y decide “enfrentar las pruebas para aceptarse y, así, alcanzar la felicidad”.

La historia, detalló Marenco, será construida con personajes principales que sostienen el hilo conductor de la pieza, acompañados de la intervención de los distintos grupos durante todo la obra.

Este montaje mostrará diversidad de estilos y técnicas, ya que consiste en una especie de mosaico dancístico, espejo del programa que lo construyó. Así, el ballet clásico, la danza contemporánea y el hip hop se acompañarán de técnicas de movimiento creativo y expresión corporal.

En la función matutina, participarán 183 alumnos, quienes bailarán 14 coreografías diseñadas por 11 coreógrafos, profesores del programa. Por la tarde, se presentarán 139 alumnos en 11 coreografías, a cargo de 10 coreógrafos.

Las entradas tienen un valor general de ¢4.000 y ¢3.500 niños, adultos mayores o estudiantes (con identificación); se venden en la boletería del Auditorio Nacional.

LA DANZA COMO MOTOR

El programa Margarita Esquivel es un proyecto integrado de la Escuela de Danza, fundado en 1979.

De acuerdo con la directora de la Escuela, Ileana Álvarez, está orientado a la realización de actividades de proyección, extensión y difusión de la danza, entre las cuales hay cursos, talleres y actividades artísticas, tanto en el campus como en las comunidades.

Álvarez agregó que el programa cuenta con una oferta permanente de cursos y talleres, que responden a dos líneas de acción: la formación preuniversitaria en danza y la promoción de la danza recreativa, como disciplina complementaria a la formación personal.

Hellen Marenco, directora del programa, aseguró que aunque la mayor parte del programa tiene carácter recreativo, también se espera que sirva de semillero para la danza profesional.

Tambien indicó que la participación en los cursos permite despertar sensibilidades artísticas en jóvenes y niños, de modo que aporta a la formación de cada uno. “La danza no es sólo un ejercicio, es un arte que inculca valores como el respeto y la tolerancia, refuerza la seguridad personal y estimula la creatividad. Estamos formando mejores personas”, destacó.

Por su parte, Álvarez comentó que los cursos y talleres, además, sirven como educación alternativa, dado que “mientras las escuelas y colegios desarrollan la inteligencia lógico-matemática. Estas vivencias le dan al ser humano la posibilidad de integrar emociones y procesos creativos a la parte cognitiva, de manera lúdica”.

Marenco añadió que, precisamente, el espectáculo de cierre corresponde a estos objetivos, al ser un espectáculo para motivar a niños y jóvenes a que se acerquen a la institución y a la danza. “Queremos que la gente vea qué es la danza y cómo es el proceso, para contagiar el amor por ella”, acotó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Todas las leyes que se han aprobado en segundo debate en el Plenario legislativo han pasado por unanimidad. Solo una en la Comisión Plena

DÉFICIT Y CONDICIONES-PAÍSEsta discusión no puede hacerse en abstracto; hay que ubicarla en un país y en el marco de las condiciones históricas que

En la década de los 80, trabajadores de Río Frío y del Valle de la Estrella, acudieron a la Comisión Costarricense de Derechos Humanos (Codehu), ...

Como miembro activo de la Fundación de Derechos Humanos de Centro América-Fundehuca, creo que me es pertinente hacer un llamado a todos los organismos

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez (izquierda), junto a su colega de Trabajo, Víctor Morales, en el inicio del diálogo con Ronaldo Blear

Dicen que quien “peca y reza, empata” y esa parece haber sido la consigna en el desempeño ambiental del país en los últimos años,

La industria del espectáculo requiere héroes como usted o como cualquier persona; no se trata de un héroe mítico que se extravía en un laberinto ...

Durante los últimos meses hemos procurado reflexionar en voz alta acerca de los alcances y el sentido que asume en la mayoría de las oportunidades ...
Semanario Universidad