En defensa de la educación superior

¡Qué vivan los estudiantes, jardín de las alegrías! Son aves que no se asustan de animal ni policía, Y no les asustan las balas, ni el ladrar de la jauría, Caramba y zamba la cosa, ¡Qué viva la Astronomía! En las condiciones que prevalecen actualmente, las universidades públicas de Costa Rica están siendo forzadas a […]

¡Qué vivan los estudiantes, jardín de las alegrías!

Son aves que no se asustan de animal ni policía,

Y no les asustan las balas, ni el ladrar de la jauría,

Caramba y zamba la cosa,

¡Qué viva la Astronomía!

En las condiciones que prevalecen actualmente, las universidades públicas de Costa

Rica están siendo forzadas a subsumirse bajo la visión de un Estado Tecnocrático y de su

modelo de apéndice neoliberal.En esta vía se intenta preparar recursos robotizados (para

ello utilizan la consigna muera la criticidad y vivan los cuadros despolitizados) con una alta

dosis de especialización y con gran capacidad de “eficiencia”. ¿Por qué se da esta iniciativa

de los grupos dominantes en forma reiterada? Porque en diferentes países se canta la misma

canción que en Costa Rica, las universidades constituyen un foco de resistencia contra el

despotismo, contra la oligarquía y contra las formas que adopta el imperialismo a través

de sus organismos financieros internacionales que ponen nuestros países en función de su

economía. Esto explica que se incomoda desde el nacimiento de la Universidad Pública;

que no entienden (o se oponen por los intereses mezquinos señalados anteriormente) la

visión ni la misión de la Universidad que se inscriben como puente de transformaciones

necesarias en la sociedad y en la edificación de una sociedad inclusiva. Los que actúan y

quieren conducir las universidades a esa situación de tecnocracia tienen la idea de que estas

deben ser abastecedores, fábricas o industrias del conocimiento. Se le quieren imponer

condiciones que van en contra de la democratización y de la excelencia académica.

Ellos no entienden que los universitarios jamás renunciaremos a los propósitos que se

inspiran en el conocimiento que prepara para contribuir en las transformaciones políticas,

económicas, sociales y culturales enraizadas en los anhelos y necesidades de la sociedad

costarricense, que los universitarios no cesaremos de forjar el conocimiento que contribuye

con la formación de la personalidad humana. Entendemos que políticos de la oficialidad

quieran entregar nuestra riqueza (acaso las universidades públicas no constituyen parte de

nuestra riqueza) al mejor postor, que se arrodillen frente al amo porque obedecen mandatos

espúmeos. A ellos les queremos recordar que el artículo 3 de nuestra Constitución Política

dice: “Nadie puede arrogarse la soberanía; el que lo hiciere cometerá el delito de traición a

la patria”. Y, por otro lado, les queremos recordar a los diputados que insistan en recortar

el presupuesto de las universidades que están violando de nuevo la Constitución Política

cuando esta garantiza la autonomía y su financiamiento para su propio desempeño, y que

obviamente permanecemos alerta.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

DÉFICIT Y CONDICIONES-PAÍSEsta discusión no puede hacerse en abstracto; hay que ubicarla en un país y en el marco de las condiciones históricas que

Un total de 36 premios entregaron los distintos jurados del Festival Internacional de Cine “Paz con la Tierra”, en el que la producción nacional

Un grupo de pensionados se reunió días atrás para analizar la situación de la aplicación del decreto de tope a las pensiones. (Foto: Katya

Nueva York, 14 nov (DPA) - El Departamento de Justicia de Estados Unidos capta, con la ayuda de dispositivos especiales colocados en aviones, los

Durante las últimas semanas un tema ha dominado el debate político en Costa Rica: el problema del déficit fiscal y, en particular, las diversas

En la década de los 80, trabajadores de Río Frío y del Valle de la Estrella, acudieron a la Comisión Costarricense de Derechos Humanos (Codehu), ...

Wendy Acosta, volante de la Selección Nacional Femenina de Fútbol, es estudiantes de Educación Preescolar e instructora en el Programa Formación de Talentos en

¡Qué vivan los estudiantes, jardín de las alegrías! Son aves que no se asustan de animal ni policía, Y no les asustan las balas, ni ...
Semanario Universidad