UCR otorgará el título de doctora honoris causa a filósofa estadounidense

La Dra. Judith Butler fue propuesta al reconocimiento honoris causa de la UCR por la Escuela de Filosofía. (Foto: cortesía de la European Graduate

La Dra. Judith Butler fue propuesta al reconocimiento honoris causa de la UCR por la Escuela de Filosofía. (Foto: cortesía de la European Graduate School)

Hace más de dos años, la Escuela de Filosofía de la Universidad de Costa Rica hizo la solicitud al Consejo Universitario para declarar doctora honoris causa a la Dra. Judith Butler, petición que fue  acogida y que se le entregará este jueves 26 de marzo a las 3 p.m. en el auditorio Alberto Brenes Córdoba, de la Facultad de Derecho.

Esta filósofa contemporánea ha hecho contribuciones importantes en el feminismo, la teoría política y la teoría Queer. También ha participado activamente en debates políticos sobre las relaciones entre Israel y Palestina, y en el activismo por la diversidad sexual.

“Lo más llamativo de Judith Butler es la capacidad de diálogo. No solo entre disciplinas académicas, sino con los movimientos sociales. Es una persona comprometida con escuchar”, afirmó Gabriela Arguedas, filósofa costarricense.

INICIOS

Cuando Judith Butler asistía a su escuela en Cleveland, Ohio, fue considerada “niña problema”. Ante la inminente expulsión, su familia judía decidió asignarle clases particulares con el rabino más respetado de la sinagoga. Esta decisión encaminó a Butler hacia la curiosidad filosófica y al gusto por la lectura. Con tan sólo 14 años, ya quería saber un tema tabú para la comunidad judía: ¿Por qué el filósofo Spinoza fue expulsado de su sinagoga?

Años después, su militancia en el movimiento por la diversidad sexual la llevó a equilibrar su interés por las querellas filosóficas y embarcarse en lo que sería su más grande influencia: el libro “El Género en disputa. Feminismo y la subversión de la identidad”, editado en inglés en 1990. Este libro será conocido como un verdadero “giro copernicano”, en la comprensión de la sexualidad y el género.

Butler logró poner la discusión sobre lo masculino y lo femenino en jaque, al partir de que la sociedad transforma la sexualidad biológica, y de que las identidades de género son más una construcción cultural, que un hecho de la naturaleza, sumado a que la masculinidad y la feminidad  son pautas que se aprenden, se interiorizan en las primeras etapas de la vida y se practican en el día a día.

Por lo tanto, hay muy poco de natural en la sexualidad. Ser “hombre”, “mujer”, “queer” o “gay”, implica más una actuación de la identidad de género, que un atributo de la anatomía. Así, la autora dirá que el género es una identidad performativa, es decir, una actuación constante en función o contraste con las normas sociales.

Las teorías de Judith Butler han contribuido al impulso de movimientos por la diversidad sexual. Cuando el género no es encarnado en función de las normas sociales, el individuo se arriesga a no ser aceptado por los otros, a sufrir rechazo y castigo por su transgresión de género.

Butler ha contribuido a entender el sexo y el género como una lucha de poder. Las pautas sociales dictan los parámetros de normalidad a partir de una matriz heterosexual, en donde solo existen “hombres” y “mujeres”. Ante cualquier amenaza a este patrón binario, el poder de raíz heterosexual (ver “Palabras claves”) declara lo diverso como perverso, y estigmatiza lo diferente.

El reconocimiento que le entregará la UCR es un título honorífico otorgado por las universidades a personas destacadas en el ámbito académico y social.

El viernes 27 de marzo a las 3 p.m., Butler estará en el auditorio de Derecho, en donde participará en el foro “Cuerpos que importan en el contexto centroamericano”, organizado por la Rectoría, la Federación de Estudiantes (Feucr) y la Escuela de Filosofía.


“Palabras claves para entender a Judith Butler”

El Semanario UNIVERSIDAD conversó con el filósofo costarricense Camilo Retana y con la filósofa Gabriela Arguedas sobre algunos conceptos del pensamiento de Judith Butler.

Género: Los géneros no se derivan causalmente de rasgos anatómicos. Según Butler, la pretendida naturaleza de los sexos es un resultado de su enunciación mediante discursos biomédicos, psiquiátricos y anatómicos. Ella da una densidad mayor a la interrogación a propósito del origen de la diferencia sexual, tanto en la crítica a las diferencias de género como en la crítica de la configuración material misma de la diferencia.

Matriz heterosexual: Butler continúa la crítica feminista de la llamada “heterosexualidad obligatoria”. Así como los cuerpos responden al mandato de encarnar un género y un sexo asignados al momento de nacer, también la matriz heterosexual prefigura e informa los mandatos sobre el deseo y normaliza “identidades” en detrimento de otras. Esto no implica que la matriz heterosexual no posea fisuras. Es, de hecho, en virtud de esas eventuales fisuras, que el poder opera vigilando la obediencia a las normas.

Performatividad: Según Butler, tanto en lo lingüístico como en corporal, la estabilidad de las normas depende de su reiteración, de su acatamiento sostenido en el tiempo. La performatividad alude a la posibilidad de poner en entredicho la estabilidad de las normas, al evidenciar su consistencia precaria y dependiente de una obediencia continuada. En sus primeras obras, la autora utiliza el ejemplo de la travestida, quien encarna la feminidad evidenciando que esta es en sí misma una esencia fabricada, que depende de su puesta en escena.

Vida precaria: Refiere a la noción de vulnerabilidad de la vida humana, la facilidad con que es posible eliminar esa vida y la obligación ética de responder a esa vulnerabilidad, para preservar la vida de todos los seres humanos.

Crítica: Butler considera que la rebelión está ligada no a un simple rechazo del poder, sino más bien a una crítica desde nuestro presente histórico, respecto del modo en que se ha llegado a estructurar ese poder. En ese sentido, la autora considera que buena parte de la labor crítica se encuentra ligada al ejercicio político de convertir legibles la injusticia, la exclusión y la violencia. Al respecto, su modo de entender lo teórico como un quehacer que acompaña necesariamente lo político explica por qué diversos movimientos sociales encuentran en su pensamiento una fuente de la cual nutrirse.


Trayectoria académica y política

Judith Butler estudió filosofía en Bennington College y Yale University; obtuvo su doctorado en 1984, con una disertación sobre el idealismo alemán.

Ha sido docente en Wesleyan University, George Washington University y Johns Hopkins University. Desde 1993 enseña en Berkeley, California University.

También participa activamente en movimientos por la diversidad sexual, como la “International Gay and Lesbian Human Wrights Comission”, la mesa de diálogo por la paz en Palestina “Jewish Voice for Peace”, y más reciente se vio vinculada en el movimiento “Occupy WallStreet” en el 2011, y en la defensa de la agrupación musical rusa “Pussy Riot”.

Además de El Género en disputa, la autora ha publicado Cuerpos que importan: sobre los límites materiales discursivos del sexo (1993),  y más recientemente El grito de Antígona (2000). Sus artículos y entrevistas han sido traducidos a varios idiomas. Ha recibido diversos reconocimientos como el Theodor Adorno Award (2012) y ocupó la cátedra Hannah Arendt en la European Graduate School (2014), entre muchos otros.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tener la posibilidad de llegar a nuevos mercados llevó a que la microempresaria Lilly Bonessa se relacionara con la UCR y obtuviera por medio

Durante más de ocho años, la comunidad de Milano, en Siquirres, ha sido abastecida de agua potable por camiones cisternas pagados por el AyA

El geólogo de campo Gino González presentó una denuncia por acoso laboral y un recurso de amparo en contra del director de la Escuela

Costa Rica militar partirá del exterminio indígena, la recluta forzosa de campesinos en 1856 y así hasta la abolición que trasladó con mucha

El director de la Escuela de Geología, Rolando Mora, no quiso dar declaraciones a UNIVERSIDAD sobre el conflicto, ni sobre las denuncia de acoso

Garissa, Kenia- Un grupo de islamistas somalíes shebab asaltaron este jueves una residencia universitaria en Kenia y masacraron al menos 147 estudiantes, tras una larga

Los dentistas aseguran que a pesar de que el Conare registra un 0% de desempleo para ellos, su situación laboral actual es complicada por

Rubén López Cano: “La música es una extensión del cuerpo y la cultura. Es un dispositivo relacional”. (Foto: Katya Alvarado)En el marco de la
Semanario Universidad