UCR ya tiene un mural de Juan Luis Rodríguez

Frente a la biblioteca Carlos Monge Alfaro se encuentra el mural “Despertar”, el primero que realiza el artista Juan Luis Rodríguez, exprofesor del Taller

Frente a la biblioteca Carlos Monge Alfaro se encuentra el mural “Despertar”, el primero que realiza el artista Juan Luis Rodríguez, exprofesor del Taller de Grabado en Metal en la Universidad de Costa Rica por más de 20 años, quien expresó su satisfacción por el haber cumplido con este proyecto, que le demandó dos años de trabajo.

El mural está construido con mosaicos venecianos de mármol y alienante de polvo de vidrio, proceso que se realizó en Cuernavaca, México, hasta donde viajó Rodríguez en un par de oportunidades, para supervisar que el diseño y los colores se realizaran conforme con lo que él había previsto.

Rodríguez recordó que, en tiempos del exrector Gabriel Macaya, le planteó la idea de crear el mural pero, aunque le expresó anuencia, al final no se formalizó el proyecto.

Fue el actual rector, Henning Jensen, quien le expuso su interés en hacer realidad su vieja propuesta, lo cual le permitió crear su primer mural para la UCR.

Esta obra le deja una gran satisfacción por su vínculo con esta casa de enseñanza, donde allá por los años 70, tras regresar de una estadía de 12 años en Francia, introdujo el grabado en metal en el país, puesto que esta compleja técnica no se practicaba entonces en Costa Rica.

Respecto al mural, dijo que el ensamble es de una complejidad enorme por la forma en que se trabaja, que es de forma completamente manual, lo que, a su vez, vuelve más humana su creación.

“El mural está construido con mosaicos venecianos y fui a Cuernavaca a orientar el proceso. Hubo un momento en que tuve que corregir mucho, pero al final se logró hacer. Es un diseño bastante complejo. Se requiere mucha paciencia porque hay que buscar los colores adecuados, para que vayan armonizando. Es una labor muy minuciosa”, expresó.

El artista, de 80 años y quien guarda tantas inquietudes como en su juventud, detalló que cada pedazo del mural es de un centímetro, lo que obligaba a una enorme precisión a la hora de juntar cada uno de ellos.

“El mosaico va con una base de aluminio y atornillado, para mayor durabilidad. El mármol se fundió a temperaturas tremendas y se usó alienante de polvo de vidrio, para lograr la luminosidad que tiene el mural”, puntualizó.

Rodríguez recordó que emplear estos materiales y esa técnica permite que un mural como el de la UCR dure mucho más que aquellas manifestaciones hechas con pintura, dado que las condiciones del trópico costarricense hacen que prácticamente cada año esas creaciones tengan que repintarse y retocarse.

“Construir murales con mosaicos venecianos lo propuse en 1973, porque tenía conciencia de que se perdía mucha pintura y trabajo de obreros en esos murales, pero no aceptaron y no entendieron porque hay una visión bastante corta de las cosas”, comentó.

Para Rodríguez −primer costarricense en exponer en una bienal internacional, en la de París en 1969−, el trabajo manual y con mármol reivindica la creación humana.

“El mural está hecho con mármol cortado a mano para lograr los ángulos que se requieren. Es un trabajo muy delicado y de mucha concentración. El trabajo manual hace más humano el arte, es  una labor de artesano-creativo. Hay armonía y diseño. Ha de haber una estilización, porque si no resulta un mamarracho”, hizo ver.

INDIGNADO

Rodríguez se siente indignado en cómo el sistema capitalista ha sometido el arte en las últimas décadas, lo que se evidencia tanto en el plano internacional como en el nacional.

“Hay una masiva mercantilización. Se invierten los valores y se afecta la sensibilidad creativa. El conocimiento no es la gran riqueza, sino que es el dinero en el bolsillo. Esto ha trastornado la creatividad. Se ha puesto la sensibilidad al servicio del mercado”, recriminó.

El artista lamentó que desde Estados Unidos se dicten las pautas que rigen el arte en el mundo occidental. El desplazamiento de Europa a Norteamérica ha propiciado que el punto de referencia sea el precio y no la obra en sí.

“Hay magnates que le imponen un valor al arte a partir del sentido del dinero. Es una imposición. Y se cree luego que ese es el valor de la obra”, agregó.

La falta de criterios para acercarse al arte es otro de los problemas que Rodríguez quiso resaltar porque le indigna escuchar frases como: “Esa obra no me gusta”.

No es a partir de una opinión tan subjetiva que se debe abordar el arte, sostiene, sino a partir de criterios distintos que permitan un acercamiento con bases.

“El decir no me gusta no es un criterio. Eso no significa nada. Puede no gustarle, pero quizá la obra tenga armonía y haya un buen balance del color. Se trata de ver si hay un valor intrínseco”, enfatizó.

No se debería, añadió, caer en la trampa de la “creatividad mercantilista”, porque eso es “delicado” y es un elemento que debería considerar una parte de los artistas costarricenses, para que “se salven y no se hundan”.

Mientras realiza sus reflexiones, casi para sí mismo −porque el ambiente nacional no abre espacios para discusión−, Rodríguez está contento con su mural, porque su propuesta puede despertar la sensibilidad de los universitarios que a diario caminan en los alrededores de la biblioteca Carlos Monge Alfaro.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Gracias a sus triunfos en los compromisos ante México y Jamaica, la Selección de Costa Rica tiene tres oportunidades para hacer historia si clasifica

Las comunidades que se benefician del río Purires para la producción agrícola se verían afectadas con la construcción de un acueducto por parte de

Vargas fue vicepresidente y presidente de la Asociación de Estudiantes de Administración Pública. (Foto: Cuenta de Facebook Alternativa).Tras un año ausente de las elecciones

Desde 1961, los costarricenses eligen a 57 diputados para que sean su voz ante el resto del país. Antes de hacerlo, cualquier ciudadano preocupado

Un espectáculo multidisciplinario que une la música de Kevin Johansen y su banda The Nada con las ilustraciones de Liniers deleitará al público costarricense

Jorge Murillo destacó su interés de lograr consensos para avanzar en la resolución de temas de importancia institucional. (Foto: Andrea Jiménez)El Dr. Jorge Murillo

Una intensa semana colmada de poesía de más de 50 voces internacionales y nacionales, se vivirá en el marco del XIII Festival Internacional de

Del tema la Procuraduría General de la República dice “El sacerdocio implica una consagración a Dios, con el cual el sacerdote debe estar en
Semanario Universidad