¡UCR: Levántate y anda!

El pasado domingo 4 de abril, con el triunfo de Ramonense 3-1 contra Puntarenas y la derrota de la UCR, 2-1 ante el Herediano,

El equipo de la UCR resucitó en Puntarenas y podría evitar el descenso.

El pasado domingo 4 de abril, con el triunfo de Ramonense 3-1 contra Puntarenas y la derrota de la UCR, 2-1 ante el Herediano, las puertas del descenso a la segunda división se empezaron a abrir para el equipo celeste.
Solo le quedaban tres fechas al torneo y los universitarios pasaron al último lugar, dos puntos debajo de los poetas.
En la antepenúltima fecha del campeonato, en el Estadio Ecológico, la UCR tenía la oportunidad de revertir el suceso como anfitrión precisamente del equipo de San Ramón. Era cuestión de doblegarlo en casa, un escenario idóneo donde la oncena estudiantil hizo valer su condición de equipo sede en la mayoría del torneo, antes de derrumbarse y dejar escapar muchos puntos en esa misma cancha y sin embargo no lo logró.

A pesar del apoyo de la Rectora de la Institución, Yamileth González, presente en el estadio, de un gran número de personal docente, estudiantil y egresados, la UCR solo pudo empatar a un gol con los moncheños, para dejar las cosas exactamente igual, de cara a la penúltima jornada del Torneo de Verano.
El asunto lucía demasiado complicado para las huestes del técnico Johnny Chávez; dos puntos por debajo de los poetas, la Universidad tendría que viajar a la “olla mágica” de Puntarenas, donde han sido cocinados los mejores clubes del fútbol nacional, mientras que Ramonense recibía en su feudo a San Carlos, la revelación de la temporada. Este último ya estaba clasificado y había anunciado que se presentaría con cinco o seis jugadores suplentes.
Dicho y hecho. Los toros del norte llegaron a San Ramón con una alineación alternativa; el estadio Guillermo Vargas Roldán lucía a reventar, porque Ramonense no solo se jugaba en ese encuentro la permanencia en la primera división, sino que aritméticamente tenía opción de clasificarse a la siguiente fase, como tercer lugar del Grupo B.
Todo lo contrario, la UCR se presentaba en el estadio Lito Pérez, sin una sola alma en las gradas, por estar ese recinto suspendido una fecha, dados los actos vandálicos de la fanaticada porteña en un juego anterior. El gran testigo del juego era el sol abrasador, las llamas del Puerto, listas para engullirse a la representación celeste.
A las 11 horas en punto del domingo 11 de abril, arrancaron los dos eventos.

ERA GANAR O GANAR

Johnny Chávez estaba eufórico…triunfó la UCR 2-0 y Ramonense no pudo con San Carlos. Empataron a cero, resultado que provocó un empate en el sótano entre los dos “condenados al patíbulo”, solo que la Universidad no se puede colgar de la soga tan firmemente como los poetas, porque estos suman un promedio de goles inferior al de los celestes.
Hoy el sótano es para Ramonense y la Universidad tiene en sus manos la oportunidad de salvarse. Todo se define en la jornada 16, la última, cuando la UCR viaje a San Carlos, mientras que Ramonense igual irá de visita a Desamparados para enfrentar a Brujas, alicaído, frustrado y desanimado campeón nacional, equipo monarca con el peor rendimiento de los doce clubes de la máxima categoría en este Verano.
“Eran dos partidos por ganar”, dijo el técnico celeste al Semanario, al término del partido en Puntarenas.
“En juegos anteriores, sin estar totalmente contra la pared, teníamos la opción de especular un poco con los resultados, dependía de como se iba moviendo la clasificación. Desde luego que los entrenadores queremos ganar todos los partidos. Sin embargo, muchas veces, cuando se “pesca” un empate y según las circunstancias, este se puede analizar como un buen resultado. Ya en esta instancia final, era imposible pensar siquiera en empatar en el Puerto. Estábamos con el agua al cuello y el rival nos podía empujar al mar para terminar de hundirnos”.
“Entonces, nos mentalizamos para ganar. Cerramos la puerta con candado a todo lo externo; no programamos en el vestuario predicciones de lo que podía pasar sí…tal cosa, sino que dijimos: vamos por los dos partidos. A ganarlos y a ver que pasa”.
“Y se nos dio, por ahora. Esto apenas empieza, aunque solo falta un partido. En San Carlos podremos tocar la gloria o el infierno, de manera que ahora ganamos un partido vital, y falta otro mucho más decisivo”, agregó el estratega.

LOS GOLES SEGUIDOS

La Universidad de Costa Rica es uno de los equipos que mejor juega al fútbol en nuestro campeonato, si jugar bien significa tener futbolistas talentosos que saben darle un trato honesto a la pelota.
El medio campo  está repleto de futbolistas de técnica exquisita; proveedores y generadores de acciones ofensivas; bujías que saben alimentar el motor del ataque. Pero no hay ataque.
El cáncer celeste en el 90% de los 15 partidos que suma el certamen, ha sido la falta de gol, lo que recargó el juego en la cintura de la formación: Sebastián Mattus, Esteban Armijo, Diego Madrigal, Esteban Ramírez, Víctor Gutiérrez, José Garro y Cristian Badilla se han echado el equipo al hombro y como tienen talento y panorama de juego, les es bien fácil sostener un resultado “holgado” a su favor, que puede ser un 2-0 o un 3-1. Pero las cosas se complican cuando a la Universidad le anotan de primero, o solo mete un gol y se frena.
Si repasamos los marcadores de los 15 partidos de la UCR, topamos con dos victorias “holgadas”; seis empates y seis derrotas, la mayoría con marcadores bajísimos y con un gol de diferencia.
Eso retrata buena retaguardia; buen mediocampo y pésima delantera.
Entonces, y eso fue lo que sucedió el domingo 11 en Puntarenas, cuando la Universidad logra meter dos goles con poco tiempo de diferencia, es muy difícil derrotarla, aunque sí ha sucedido ocasionalmente.
En el Puerto anotó Garro en el minuto 28 y Ramírez en el 32 y entonces el balón fue guardado y escondido por los habilidosos mediocampistas, que dieron poco margen de acción a los chuchequeros.
Lo que podría suceder en Ciudad Quesada es una incógnita; todo es posible, pero lo único real y verdadero al día de hoy es que, antes de viajar a Puntarenas, la Universidad dependía de otros equipos para mantener la categoría.
Hoy, a 90 minutos del final, el destino lo manejan ellos. Si le ganan a San Carlos no habrá descenso.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Ese razonamiento es la piedra angular de Quimera, una exposición plástica que el pasado 8 de abril inauguró el artista Efraín Méndez en la

Lo anterior potenciado por el abstencionismo produce que el 33,4% de los votantes inscritos de San José carezcan de representación legislativa, en Guanacaste el

Hablar de identidad nacional  es no sólo extendernos sobre conceptos extraídos de la Historia nacional, sino también tocar aspectos que tienen que ver con

Similar a lo que ocurrió en muchos países latinoamericanos, para hacer negocios se entregaron en manos de multinacionales los bienes del Estado, cuyo propietario

El gobierno de Estados Unidos a emprendió las primeras investigaciones científicas en comunicación en la década de los años 40 con el fin de

El pasado domingo 4 de abril, con el triunfo de Ramonense 3-1 contra Puntarenas y la derrota de la UCR, 2-1 ante el Herediano,

El concepto de puerta giratoria se usa en otros países con climas severos para conservar el aire caliente o frío del edificio, por ella

De mantenerse la tendencia con que arrancó este año, crecerá el número de denuncias por daños al ambiente, según estimaciones del Tribunal Ambiental Administrativo
Semanario Universidad