Un aniversario sin honores

El 26 de marzo de 1950, el Deportivo Femenino Costa Rica, dividida su nómina en dos equipos: rojas y azules, se presentó por primera

Hace 60 años se jugó en el Estadio Nacional el primer partido de fútbol femenino.

El 26 de marzo de 1950, el Deportivo Femenino Costa Rica, dividida su nómina en dos equipos: rojas y azules, se presentó por primera vez en el Estadio Nacional en un partido dedicado al entonces Presidente de la República, Otilio Ulate.

Un año antes, el 19 de marzo de 1949, los hermanos Manuel Emilio y Fernando Bonilla Alvarado, se reunieron en La Paulina de San Pedro de Montes de Oca con un grupo de muchachas y tomaron la decisión de formar un equipo de fútbol femenino.

Aunque existen antecedentes de la práctica de una cierta clase de fútbol femenino en tribus de la Amazonia, la mujer empezó la práctica regular y reglamentada de esta modalidad deportiva en Europa, a mediados de los años 60. Inglaterra fue el primer país que lo aceptó regularmente, ya que fue reconocido por la Football Association en 1969, permitiendo que los clubes existentes se afiliaran a las diferentes federaciones regionales.

El paso dado por Inglaterra fue decisivo para que se produjeran idénticas iniciativas en los demás países del Viejo Continente.
Dada esta situación, Costa Rica tuvo el honor de haber formado el primer equipo de fútbol femenino en el mundo, credencial histórica que más de medio siglo después de que las jugadoras del Deportivo Costa Rica se presentaran en el máximo coliseo del fútbol costarricense, no ha querido ser reconocida por la Federación de Fútbol de Costa Rica.
Incluso, Fernando Bonilla, fundador junto con su hermano Manuel Emilio (ya fallecido) de este equipo de mujeres y quien se paseó triunfalmente por Colombia, Cuba y México, ha sido rechazado una y otra vez cuando ha presentado su legítima candidatura a ser miembro de la Galería de los Inmortales del Deporte Nacional.
Ana Emilia Morales, una de las futbolistas del Deportivo Costa Rica en su segunda etapa, quien junto con otras de sus compañeras se ha dedicado a recopilar y guardar documentación sobre el equipo costarricense y de otros torneos y clubes en todo el mundo, no se explica cómo los dirigentes del fútbol nacional y jurados de la Comisión de la Galería del Deporte, le nieguen a Fernando Bonilla el honor de que las represente a ellas en la Galería de los Inmortales.
“Sé que somos el primer equipo de fútbol femenino del mundo, pero si en Inglaterra hubo otros equipos o algún torneo a finales del siglo pasado, estos no eran reglamentados. Las jugadoras ni siquiera se uniformaban y en todo caso, si no somos las primeras del mundo, sí somos las primeras de América, porque en Chile se empezó a jugar en la década de los años 70, antes de que las mujeres lo empezara a jugar en los Estados Unidos, que pocos años después llegó a ser potencia mundial”, expresó Morales al Semanario.

UN POCO DE HISTORIA

La República Federal de Alemania aceptó el fútbol femenino en el Congreso de la Federación en 1970 y ya en 1978, 3000 equipos lo practicaban a todos los niveles.
Idéntica expansión se produjo en Dinamarca, una de las principales potencias europeas con varios campeonatos continentales en su haber.
Holanda disputó su primer campeonato nacional en 1973 con las selecciones de seis distritos. Polonia lo hizo en 1975 con 99 equipos. Francia jugó su primer campeonato en la temporada 1974-75; igual Italia, potencia detrás de Dinamarca. Bélgica arranca en 1974 con 13 clubes y Suecia inscribió once mil jugadoras ese mismo año en su torneo local.
En España, el fútbol femenino tuvo un centro de práctica relevante en Cataluña, durante la década de los 70 y no fue  sino hasta noviembre de 1980 cuando la Federación Española decidió reconocer oficialmente al fútbol femenino.
La práctica del fútbol femenino en los demás continentes no conoció el mismo empuje que en Europa, a pesar de su implantación en los Estados Unidos y otros países americanos.
En cuanto a Asia y Oceanía, en 1975 se organizó el primer torneo intercontinental ganado por Nueva Zelanda; Tailandia fue segunda y participaron selecciones de Australia, Malasia, Singapur y Hong Kong.
En 1986, durante el 45º Congreso de FIFA celebrado en México, Ellen White, delegada de la Asociación Noruega de Fútbol presentó una propuesta que impulsó el desarrollo del fútbol femenino fue acuerpada por Joao Havelange, jerarca del organismo. Se dieron movimientos en pro del fútbol femenino en naciones pioneras como Alemania, Suecia, Noruega, Italia y Estados Unidos y así en 1988 se celebró en la provincia sureña de Guangdong en China un torneo experimental que dio espacio al primer campeonato mundial de fútbol femenino. Luego en 1991 también se celebraron torneos en varias ciudades de China.

COSTA RICA ANTES

Es fácil marcar la década 1970-1980 como etapa de arranque del fútbol femenino reglamentado en Europa. En el siglo trasanterior, básicamente en 1895, se activan varios equipos femeninos en Inglaterra, aunque sin organización. En Estados Unidos el “boom” se dio en los años 90, después del primer Mundial; en Suramérica se marca también en los 70.
Entonces, recalca la exfutbolista Morales, “en Costa Rica, en 1949 nace un equipo de fútbol organizado que se presenta un año después en el Estadio Nacional y causa el revuelo de la prensa deportiva. Enseguida, el Deportivo Costa Rica se proyecta internacionalmente con giras a Panamá, Honduras, Guatemala y Colombia.
“En todos los países causamos sensación; nos seleccionaron para jugar el preliminar en el Estadio Nacional del partido entre Real Madrid y el Saprissa.  Luego salimos en gira por Centroamérica y México en una segunda etapa de la que formé parte como jugadora, hasta 1963, que es la época final del equipo”, detalló Ana Emilia.
Y agregamos nosotros: ¡Cómo no sale de la dirigencia del fútbol costarricense un reconocimiento a esta gesta histórica!
¿Cuándo la Federación Costarricense de Fútbol, que cuenta con una asociación de fútbol femenino dentro de su engranaje, le va a dar al Deportivo Femenino Costa Rica la credencial de primer equipo femenino del mundo?
¿Qué espera el deporte costarricense en general, para elevar al Salón de los Inmortales a Fernando Bonilla Alvarado?
Hay una deuda que se prolonga sin ninguna justificación, relacionada con la falta de ese honor y ese reconocimiento a todas las jugadoras que integraron el Deportivo Costa Rica y a quien debe representarlas en la Galería del Deporte.
Estos sesenta años transcurridos desde que se presentaron por primera vez en el Estadio Nacional, deben ser un aniversario para remover conciencias, y hacer justicia.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Distintos focos de tensión afloraron en los últimos días en el cantón de San Carlos y otras comunidades de la Zona Norte amenazando con

Álex Grijelmo (Burgos, 1956) sería capaz de ir al confín del mundo para rastrear el origen de una palabra y conocer así sus genes

Como acto previo y preparatorio a la citada venta del inmueble a la Universidad de Costa Rica, el Poder Ejecutivo presentó ante la Asamblea

Además dirigirá el destino de dos territorios de ultramar, si bien con escasarepercusión ambas en la escena política de París.Para encontrar un varapalo similar

La invitación al evento se hizo bajo recomendación de la municipalidad de Carrillo; en la actividad participaron inversionistas, miembros de ASADAS e integrantes de

El sustento de miles de familias de la Zona Sur que dependen del cultivo del frijol está en riesgo, pues desde mediados de febrero

El chamán, entre muchas otras funciones, ha sido a través de la historia, el gran recolector de una farmacopea herbológica en extremo eficiente. Desde

A un siglo del desastre que arrasó gran parte de la ciudad de Cartago, las creencias sobre las causas del sismo siguen predominando.  De
Semanario Universidad