Urge otro Cartaginés en la final

En la semifinal del campeonato anterior, el Saprissa tenía la ventaja deportiva sobre Herediano; si empataban en el Ricardo Saprissa, los morados pasaban a

En la semifinal del campeonato anterior, el Saprissa tenía la ventaja deportiva sobre Herediano; si empataban en el Ricardo Saprissa, los morados pasaban a la final ante el Alajuelense. Daniel Casas, entonces entrenador de los morados, planificó un partido conservador y se la “jugó” a empatar 0-0 para ir a la final.

A 9 minutos de finalizar el partido, Mauricio Núñez, un juvenil defensor del Herediano, prendió un furibundo remate que venció la estirada del portero Víctor Bolívar; ganaron los florenses 1-0 y el Saprissa se quedó sin nada.

Esta historia no se repitió el domingo anterior en el juego semifinal, únicamente por “culpa” del portero brumoso Luis Torres, que le paró metralla a los morados y pudo conservar un 0-0 que le dio al cuadro de la Vieja Metrópoli −poseedor de la ventaja deportiva− el pasaporte a la final, que la jugará frente al Herediano, equipo que fácilmente eliminó a Pérez Zeledón en la otra semifinal.

 

Aunque finalmente le salieron las cuentas, fue grande el riesgo que tomó el técnico del Cartaginés, Javier Delgado, de planificar los dos juegos frente al Saprissa, amparado a la llamada “ventaja deportiva”, que consiste en que si una serie queda empatada, clasifica el equipo que obtuvo más puntos en ese torneo. Cartaginés fue segundo, Saprissa tercero, de manera que a los brumosos les bastaba empatar su serie con los morados para avanzar a la final y eso fue lo que hicieron: empataron 1-1 en el Saprissa y 0-0 en el Fello Meza, y sobrevivieron.

Para la final, desaparece esa ventaja deportiva. Si Cartaginés desea eliminar al potente Herediano, deberá retornar a sus viejos moldes, que no son viejos, son recientes y que fue la propuesta de excelente fútbol que puso el equipo azul durante la primera vuelta del campeonato, en la que se mantuvo invicto durante diez fechas.

Para eliminar al Herediano, al cuadro de la vieja metrópoli no le alcanzará jugando como lo hizo frente al Saprissa; deberá arriesgar más, atacar más y buscar goles, de manera que su entrenador Javier Delgado seguramente volverá a parar un equipo con diferencias tácticas muy grandes, a como lo paró frente al Saprissa.

ESQUEMA CONSERVADOR

Contra Saprissa, el estratega del Cartaginés ordenó en el primer juego un planteamiento muy conservador. Un rígido 4-4-1-1, donde los cuatro hombres del medio campo se olvidaron de atacar o buscar contragolpes, totalmente concentrados y ubicados en funciones defensivas, como los principales socios de sus cuatro compañeros de retaguardia.

Javier Delgado ordenó “dobletear” marcas por la derecha con Carlos Johnson y Eduardo Valverde, y por la izquierda con Kevin Vega y Paolo Jiménez. Los dos volantes de marca, Danny Fonseca y Félix Montoya, se pegaron a los defensores centrales, José Villalobos y Andrés Flores, y se formó un bosque de 16 piernas casi impenetrable.

Además, ese excelente portero, Luis Torres, y otro hombre en funciones de distracción y desgaste que fue Randall Chiqui Brenes, a la espalda del único delantero, Andrés Lezcano, estorbando la fluidez del juego de los mediocampistas morados, Tejeda y Bustos.

La retaguardia del Cartaginés fue como una enorme telaraña, donde fueron atrapados los “mosquitos” del Saprissa, presionados, “dobleteados” en marca, sin espacios, sin oxígeno y obligados a meter goles como única forma de sobrevivencia, tarea que podía obviar su contrincante.

Para colmo de males, Saprissa logró abrir el marcador, su único gol en la serie, pero Cartaginés los empató, con el único remate a puerta directo en todo el partido. Ese gol de cabeza de Carlos Johnson, finalmente, decidió la serie entre los dos equipos, dado que en el segundo partido en el Fello Meza no hubo anotaciones.

Saprissa no pudo en 180 minutos descifrar esa ensalada de marcas y cuando superó los candados y se libró de las tenazas, surgió la figura del portero Torres, para tapar el grito de gol ante remates de Cordero, Cancela, Vega y Robinson, que tenían como destino los cordeles azules.

URGEN VARIANTES

Para enfrentar al Herediano con posibilidades de éxito, el Cartaginés tendrá que adelantar filas y volver a planificar los partidos como lo hizo en el arranque del campeonato, cuando se convirtió en un equipo solvente y arrollador.

Ya no puede jugar al empate que de nada le sirve, a menos que su técnico quiera jugársela en los lanzamientos desde el punto de penal.

Herediano es una máquina de hacer goles; su línea delantera es de pánico, con jugadores como Víctor Núñez, Yendrick Ruiz, Ismael Gómez, Jorge Barbosa, Minor Díaz y Olman Vargas; la cintura es de lujo: Yosimar Arias, José Sánchez, Esteban Ramírez, Óscar Esteban Granados, Junior Alvarado, Marlon Pinnock, Elías Aguilar, Carlos Hernández; dos porterazos, Leonel Moreira y Daniel Cambronero, y una defensa granítica con Derrick Jonhson, Marvin Obando, Pablo Salazar, Cristian Montero, José Garro, Whaylon Francis y Mauricio Núñez, toda una formación de lujo que Cartaginés no pretenderá sostener jugando al empate.

Si Cartaginés desea ser campeón nacional, corona que no logra desde hace 73 años, deberá adelantar filas y ese adelanto se da básicamente en su línea medular, obligada ahora a que jugadores como Valverde, Arauz, Jiménez, Brenes, Sirias y Silva dejen sus posiciones de auxiliares de los defensas Johnson y Vega, y que le dejen las labores de contención a Fonseca y Montoya, para pasar a generar fútbol ofensivo con Lezcano e Iván Palioz, un artillero que no vio ni medio segundo en las semifinales.

Si Cartaginés no quiere ser arrasado por el Herediano −gran favorito al título−, deberá volver a sus orígenes y plantar un equipo dinámico, alegre, pícaro y ofensivo. El Sheriff cuenta con muy buena mano de obra ya probada; solo falta que se tire a pista y que arriesgue; que saque de su mente la ventaja deportiva, que lo salvó frente al Saprissa, que no existe ante Herediano, por lo que sería suicida seguir jugando igual.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Corte Constitucional de Guatemala anuló la sentencia emitida el pasado 10 de mayo contra el ex-dictador guatemalteco  Ríos Montt por crímenes de guerra

En el 2007, ProGAI encontró solo dos puntos de contaminación dentro de la sede Rodrigo Facio, los cuales provenían de la Escuela de

El programa Sobre la Mesa, de Canal 15 UCR, presentará hoy a las 8 p.m. un análisis crítico de la reciente visita del señor

Los proyectos hidroeléctricos Monteverde I (2800KW) y Monteverde II (4966 KW) se ubican en los cantones de Buenos Aires y Pérez Zeledón, pretenden aprovechar

El personal docente interino de la Universidad de Costa Rica (UCR) podría mejorar su condición salarial, de acuerdo con sus méritos y años de

El Congreso Universitario se convoca cada 10 años.  La sétima edición se realizará en el 2014. El anterior fue en el 2002 y la

La noche de su cumpleaños número 50, Alan-Alana reflexiona de un pasado que carga en los hombros, mientras observa la inmensidad del firmamento, con

La entrada del Semanario UNIVERSIDAD sirvió para que los estudiantes del grupo 13 del Módulo de Intervención de Enfermería con la Adultez Sana de
Semanario Universidad