Senador de EE.UU. Bernie Sanders: “Hoy tenemos más gente viviendo en la pobreza que en cualquier otra época de la historia de Estados Unidos”

El senador estadounidense Bernie Sanders revela que la concentración de riqueza en EE.UU. minó las estructuras políticas del país.“La clase media, la gran clase

El senador estadounidense Bernie Sanders revela que la concentración de riqueza en EE.UU. minó las estructuras políticas del país.

“La clase media, la gran clase media de este país está desapareciendo. La realidad es que hoy tenemos más gente viviendo en la pobreza que en cualquier otra época de la historia de Estados Unidos”, dijo el pasado 27 de marzo, ante una sala casi vacía, el senador por el estado de Vermont, Bernie Sanders.

Vermont, un pequeño estado de la costa este de los Estados Unidos, se caracteriza por sus posiciones “liberales” en contraposición al vecino New Hampshire, que es muy conservador. Electo senador en 2006, después de 16 años como congresista, Sanders es el más antiguo miembro independiente del Congreso —aunque vota normalmente con los Demócratas—.Él habló sobre la realidad política de Estados Unidos.

“¿Estamos contentos con una nación donde, en años recientes, hemos visto un enorme aumento del número de millonarios y billonarios mientras, al mismo tiempo, tenemos más gente viviendo en la pobreza que nunca antes? ¿Quieren saber por qué la gente está enojada en este país?”, se preguntó.

En promedio, dijo Sanders, un trabajador ganó 283 dólares menos el año pasado de lo que ganaba hace 44 años. Una trabajadora promedio ganó 1700 dólares menos en 2013 de lo que ganaba en 2007.

“De lo que estamos hablando —explicó— es si esta nación se está transformando en una forma oligárquica de sociedad», que comparó con la realidad de diversos países latinoamericanos. Se trata de un país donde tanto el poder económico como el político están controlados por un puñado de familias billonarias. “No importa cuál partido esté en el poder porque el poder real permanece, económica y políticamente, en manos de la clase billonaria”.

Para Sanders, este es un fenómeno que toma fuerza en Estados Unidos y que se ha transformando, en su opinión, en algo escandaloso.

CIFRAS

Hoy el 1% más rico del país es propietario del 38% de la riqueza financiera de los Estados Unidos, según las cifras divulgadas por el senador Sanders en su discurso. ¿Cuánto tiene el 62% inferior? El 2,3%.

Los dueños de Wal-mart, la familia Walton, tiene 148 mil millones de dólares. Lo que la familia Walton tiene representa más de lo que tiene el 40% más pobre de la sociedad norteamericana. Ciertamente, un movimiento popular en Vermont impidió la instalación de Wal-mart en ese estado.

Los 400 norteamericanos más ricos tienen más riqueza que 150 millones de norteamericanos; así siguen las cifras y las tendencias. Entre 2009 y 2012, “95% de toda la nueva riqueza generada en Estados Unidos fue a parar al 1% más rico”, dice Sanders.

En la década pasada, la riqueza neta de los 400 billonarios en el país se duplicó hasta llegar “a la astronómica cifra de un millón de millones —un trillón en inglés—, y los beneficios de las corporaciones son los más altos de la historia, mientras los salarios están cerca de su nivel histórico más bajo”; además, la mitad de los norteamericanos “tiene menos de diez mil dólares en sus cuentas de ahorro y no tiene idea de cómo se van a pensionar con dignidad”.

Entonces, “cuando vemos discusiones sobre cómo financiar la educación de los niños, cómo asegurar que cada norteamericano tenga derecho a la atención médica, cómo asegurar que cuando la gente pierda su trabajo va a tener el seguro de desempleo que necesitan, deberíamos acordarnos de que cada año las corporaciones, las enormes corporaciones multinacionales, evitan pagar por lo menos 100 mil millones de dólares al año en impuestos al colocar su dinero en las Islas Caimán o en otros paraísos fiscales”. El resultado, añade el senador Sanders, es que una de cada cuatro corporaciones no paga impuestos federales.

De hecho, agrega, en los últimos cinco años, enormes compañías como General Electric, Boeing y Verizon no pagaron nada, cero, en impuestos federales aunque todas esas empresas juntas tuvieron utilidades por 78 mil millones de dólares desde 2008.

LAS BASES DEL FASCISMO

Montado sobre esta base económica, el sistema político expresa, cada vez más, el interés de esos multimillonarios, denunció el Senador.

“¿Se recuerda usted de la época cuando los ingresos de un único profesor de escuela, un panadero, un vendedor o un mecánico eran suficiente para comprar una casa, tener dos carros y mantener a una familia? Yo me acuerdo”, dijo Robert Reich, profesor de Política Pública en la Universidad de California y Secretario de Trabajo de la administración Clinton.

Durante tres décadas, después de la II Guerra Mundial, “Estados Unidos creó la más grande clase media que el mundo jamás vio. En los últimos 30 años la economía duplicó su tamaño, pero los ingresos de un norteamericano típico se evaporaron”, afirmó Reich.

El senador Sanders lo planteó de otro modo: ¿Por qué alguien que tiene 80 mil millones de dólares trabaja tanto para conseguir nuevas reducciones impositivas para ellos y más reducciones de programas que la clase media y los trabajadores necesitan de forma tan desesperada?

“Francamente, creo que esto no es un problema económico, es un problema psiquiátrico”, afirma Sanders.

Sanders cita a los hermanos Koch, Charles y David. En un año incrementaron su riqueza en 12 mil millones de dólares. En las pasadas elecciones, Obama gastó cerca de mil millones de dólares en su campaña. Otro tanto gastó su rival republicano Mitt Romney.

¿Hay alguna razón —se pregunta nuevamente Sanders— para dudar que en el futuro esta sola familia pueda gastar en campaña más que los propios candidatos?

En las últimas campañas, los hermanos Koch y el billonario de los casinos, Sheldon Adelson, han estado invirtiendo cientos de millones de dólares para elegir candidatos conservadores, apoyados por resoluciones de la Corte Suprema que eliminaron las restricciones que regulaban los aportes de las corporaciones —ahora equiparadas a los individuos— lo que permitió a los superricos invertir lo que quisieran en las elecciones.

“El partido de los billonarios —­concluye— es ahora la mayor fuerza política en el país. Ellos son la fuerza política dominante en este país porque pueden gastar sumas increíbles de dinero en elecciones, pueden gastar todo el dinero que necesiten para montar think tanks y toda clase de organizaciones que apoyarán sus puntos de vista de extrema derecha”.

Es la otra cara del fascismo que se extiende por el mundo desarrollado, como está ocurriendo en Europa, y que en Estados Unidos es alimentado por esa nueva realidad económica y política.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Semanario Universidad, en su edición del 2 de abril, dedica dos páginas completas - incluyendo su portada - a tejer una trama de

Las organizaciones actuales viven y se mantienen a lo largo del tiempo por el continuo esfuerzo y dedicación de los miembros que las conforman;

El primer avance de la fórmula de ministros y presidentes ejecutivos de instituciones autónomas presentada por el mandatario electo Luis Guillermo Solís, está conformado

De la breve y enorme obra de José Coronel ofrecemos algunos poemas. La muy famosa e iconoclasta Oda a Rubén Darío, homenaje al maestro

El senador estadounidense Bernie Sanders revela que la concentración de riqueza en EE.UU. minó las estructuras políticas del país.“La clase media, la gran clase

El ministro de la Presidencia designado, Melvin Jiménez,  ofreció ejercer su cargo de enlace entre el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa en diálogo

Todos nuestros servicios profesionales educativos siguen los parámetros del mercado laboral, donde la acreditación de carreras, vía Sinaes, ha jugado un papel fundamental durante

El economista e informático Carlos Andrés Méndez R. propone un sistema de información para Acción Social TCU y las comunidades. (foto: David Bolaños)Resultados de
Semanario Universidad