Gaza no se arregla con una gasa

Sí, como a Unamuno, me duele un país, esta otra minúscula tierra: Gaza, 365 kilómetros cuadrados (aprox. una décima parte de mi país), con

Ando mezclando épocas y horizontes. ¿Mi excusa? Como Diógenes, busco “un hombre”. Pienso en mi madre, de siete años en 1914, en Bélgica, país pequeño pero propio. A los alemanes se les antojó que esa tierrita era un estorbo en su camino expansionista hacia el mar y hacia el corazón de Francia. Como Pedro por su casa, arrasaron todo, todo, en revancha por unos francotiradores… Sobrecoge la comparación de fotos de 1914 y de la semana pasada, con un pequeño país en el Medio Oriente (http://www.demorgen.be/dm/nl/8056/Foto/photoalbum/detail/1966841/1427723/2/Gaza-na-drie-weken-bombardementen.dhtml), destrucción total, población civil al desamparo, horror, dolor. ¿Ha progresado la especie humana? Nada de nada.

Sí, como a Unamuno, me duele un país, esta otra minúscula tierra: Gaza, 365 kilómetros cuadrados (aprox. una décima parte de mi país), con una población cinco veces más pequeña, mucho más densamente poblada todavía. Las diferencias, en realidad, y posibilidades se acumulan cuando uno ve la pirámide demográfica (2,9% de crecimiento, allá), escuela muy fragmentaria (hay unas treinta de la ONU), y el empleo (la mitad de la población, cesante), realidad inaguantable aun sin invasor.

¿Por qué insisto en este último punto? Porque esa Bélgica que evoco era un territorio neutral, no es el caso de Gaza. Después de la Segunda Guerra Mundial, con el ojo cerrado de los europeos (empezando por la Declaración Balfour), su mismo vecino invadió este territorio. ¡Desde hace siglos no era precisamente una franjita vacía! Hasta 1993, el usurpador mantuvo control sobre su espacio aéreo, sus fronteras y su acceso al agua (siguen envenenando el preciado y escaso líquido).

Por iniciativa propia, en 2005, Israel se retiró unilateralmente. Hubo elecciones y este pueblo trató de encontrar su propia ruta de independencia y dignidad, cosa relativa porque para todo tipo de instancias depende del control del vecino: su entrada de mercancías (la sandía es subversiva para el intruso, porque tiene los mismos colores que la bandera de Palestina), su acceso al abono (dicen los “buenos” que puede servir para fabricar bombas)… ¿Libros y educación? Material subversivo, recalcan los mismos, porque incita a pensar en forma independiente.

Pues ante la desesperación no deja de ser inevitable que, lo mismo con el caso evocado en tiempos de mi madre, haya francotiradores. Hace cien años, “ulanos”, a caballo y con lanzas, por un francotirador mataban centenares, hombres, mujeres, niños. Este horror se repitió también en Dinant y entre otros en Lovaina (¡Darío refiere a ello en su poema “Pax”). A raíz de ello, mamá fue una refugiada en Francia. ¿Aprenderemos de la historia? Diógenes, fíjese: los Palestinos también son seres humanos, en cambio los invasores, nuevos bárbaros, aprendieron de su victimario, de Hitler. Definitivamente, Gaza no se arreglará con una gasa… y ya ni eso hay.

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El presidente Luis Guillermo Solís anunció que dará el informe sobre los primeros 100 días de su administración en el teatro Melico Salazar, ante

Los mosaicos en el piso de la Villa Grimaldi recuerdan que en este sitio torturaban y asesinaban a los opositores al régimen de Augusto

Palabras que se lleva el tiempo Carlos Morales Ensayo Editorial Prisma 208 páginasEs una obra que trasluce un autor en plena madurez intelectual, donde periodista ...

¿Cien días de Solís o del PAC?Helio GallardoProfesor UCR Resulta fútil juzgar a un Presidente por sus cien primeros días. ¿Por qué no por 95

El gobierno israelí ha recurrido al ejemplo de los Estados Unidos para legitimar su “guerra preventiva”. El embajador de Israel en Costa Rica justificó

Un espejo roto es el nombre que lleva la antología, cuya selección fue hecha por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez. (Foto: cortesía de Uruk

El Gobierno apuesta por diversificar la matriz energética, con más fuentes renovable. (Foto: Katya Alvarado)“Queremos bajar el costo de la luz. No por las

El entrenador de porrismo de la UCR, Diego Ramírez (con gorra), asegura que la experiencia en Daytona le sirve para trabajar en mejorar las
Semanario Universidad