Irresponsabilidad del sistema universitario

El SINAES y el CONESUP deben promover urgentemente la profesionalización de la docencia universitaria. No puede ser que sea el único nivel educativo, del

El SINAES y el CONESUP deben promover urgentemente la profesionalización de la docencia universitaria. No puede ser que sea el único nivel educativo, del Sistema Formal, en que se puedan dar clases; profesionales sin formación educativa.

Sería lo mismo si en los demás niveles, preescolar, primaria y secundaria, no se exigiera formación en educación para ser contratado como docentes.

Los miembros del SINAES y del CONESUP deberían estar profundamente preocupados de que la mayoría de sus hijos y nietos reciban clases de parte de personal no preparado.

Aún más dramático (por si no lo saben) la mayoría de los “profesores universitarios”, que determinan —mediante la evaluación de los aprendizajes— el futuro profesional de los muchachos, no saben de evaluación ni de aprendizaje.

Tal vez tal incoherencia en un centro educativo obedece a que llegan a directores (Rectores) y vicerrectores, que no están formados, tampoco, en  educación.

Por lo tanto, antes de la publicidad encumbrando su excelente educación, es necesario que descubran tal barbaridad, inconcebible en un centro educativo.

Realizar los cambios pertinentes, asumir seriamente las responsabilidades que les corresponde y buscar real justicia, entre otras cosas, en el proceso de evaluación de los aprendizajes, donde es más obvio.

Solamente ese mal funcionamiento académico-administrativo hace que sea imposible certificar calidad. Hacerlo además de ser una gran irresponsabilidad, es un engaño que impide tomar las medidas urgentes para mejorar todo el Sistema Universitario.

Para el ingreso de estudiantes  a algunas de las Universidades Públicas, se tiene que superar un examen de admisión. Incluso, con base en el resultado, podrán o no ingresar a las carreras que desean. Se les considera  aptos como estudiantes para cursar la carrera de su elección.

Esto me parece ridículo, contradictorio —en un proceso de enseñanza, aprendizaje y evaluación universitario— en cuanto a que la mayoría de los profesores que van a tener no están formados en educación, en docencia universitaria.

En las demás universidades, no existe dicho proceso de admisión, pero igualmente van a “caer” los muchachos, en manos de profesores que no saben de docencia universitaria.

Lo extraño, casi sobrenatural, es que históricamente no haya sido visto así y nadie lo haya señalado. Y lo más extraño, conveniente o irresponsable o todas juntas, es que todavía se tiene la desfachatez de certificar calidad.

Y el Consejo Superior de Educación que tiene de misión ser “responsable de orientar y dirigir desde el punto de vista técnico los diferentes niveles, ciclos y modalidades del Sistema Educativo Costarricense”, y como visión “evalúa y promueve cambios pertinentes para el mejoramiento de la Calidad, la Equidad y la Eficacia de la Educación en sus diferentes niveles, ciclos y modalidades”. Muy bien gracias y “sin hacer caritas”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El Archivo Histórico Musical de la Universidad de Costa Rica realizó en días pasados el rescate y la digitalización de las obras del compositor

Una vez concluido el proceso electoral para elegir al representante de la comunidad administrativa de la Universidad de Costa Rica (UCR) ante el Consejo

Al cumplirse el 30 aniversario de la construcción de la Plaza de la Cultura y el edificio de museos del Banco Central, la exposición

El pasado 14 de noviembre, la Red de Mujeres Rurales inauguró la panadería “Las Pinticas” en Pavón de los Chiles, Alajuela, donde las mujeres

Poco antes de conocerse en Costa Rica los sucesos acaecidos en setiembre de 1821 en Guatemala, Juan Manuel de Cañas, el último gobernador de

El policía en cuestión, muy enojado conmigo, llamó una patrulla de la que bajaron cuatro efectivos con aspecto de campesinos recién reclutados. Me aplicaron

Más de 200 personas se reunieron gracias a una iniciativa de la carrera de Promoción de la Salud de la Escuela de Salud Pública

Una millonaria inversión de ¢539 millones, realizada a inicios de año para comprar una amplia cantidad y variedad de instrumentos para la Orquesta Sinfónica
Semanario Universidad