Medios golpistas

La película demuestra, utilizando material fílmico y testimonios de los propios sectores golpistas y de periodistas independientes, como se articuló un plan en el

En estos días se ha proyectado en nuestro país la película irlandesa LA REVOLUCION NO SERA TRASMITIDA, filmada en Venezuela desde el epicentro de los acontecimientos: el Palacio Presidencial de Miraflores, en los días aciagos del 11 al 13 de abril del año 2002, en que se consumió y luego se revirtió un golpe de estado. No es poca cosa, en esta América Latina que en días recientes conmemoró treinta años del nefasto golpe en Chile, que se consuma un coup de etat  y que sea revertido en dos días por la respuesta de  sectores populares y de sectores constitucionalistas de las fuerzas armadas venezolanas.

La película demuestra, utilizando material fílmico y testimonios de los propios sectores golpistas y de periodistas independientes, como se articuló un plan en el que jugaron un papel importantísimo los medios para engañar a amplios sectores de la población y aprovechar movilizaciones sociales y estados de confusión para instalar una dictadura patronal-militar, encabezada por el dirigente empresarial Pedro («el breve») Carmona.

Podemos constatar como se lleva a cabo en esos días lo que bien podría ser una reunión del «Country Club» de Caracas, con bendición de la jerarquía de la Iglesia Católica  incluida.  En este cónclave elitista no sólo eliminan una constitución que fue aprobada por referéndum, sino que destituyen de sus puestos a todos los poderes, incluyendo el judicial y el electoral, ante el aplauso complacido de la selecta y animada concurrencia. Todo esto ocurre mientras hordas no tan civilizadas asedian embajadas  y reprimen fuertemente a quienes se oponen al golpe de estado.

También se  desmonta fácilmente aquella construcción mediática de un «Presidente Chávez asesino» que puso a sus pistoleros en un puente a disparar contra una manifestación pacífica, ya  que  la marcha opositora ni siquiera llegó a ese lugar. Ciertamente miembros de los círculos bolivarianos dispararon, en esas imágenes que se pasaron una y otra vez,  y que fueron usadas- violando toda ética mediática- para culpar directamente, sin investigación alguna, a Chávez; pero lo que no mostraron esos medios es a quienes disparaban del otro lado: policías metropolitanos a la orden del alcalde golpista Alfredo Peña, que avanzaban contra los miles de manifestantes bolivarianos que rodeaban al Palacio Presidencial, al mismo tiempo que francotiradores asesinaban con precisión a manifestantes de ambos bandos. Contrastemos estas construcciones mediáticas con la cobertura actual de los acontecimientos bolivianos.

No debe extrañar que los medios de comunicación que armaron la trama y dieron cobertura y aplausos a los golpistas  hayan desatado ahora una fuerte campaña contra esta película irlandesa. Cuando se «cocinan» golpes no es bueno tener testigos en la cocina.  Este material, elaborado in situ, hace tremendo daño a la versión golpista de los acontecimientos ( lo que  no es difícil de hacer desde posiciones más independientes, ya que una de las características del «antichavismo irracional» es que parece terminar creyéndose sus propias invenciones.)

Lo que hay que destacar es que los principales medios de comunicación privados venezolanos, que pueden y han podido decir lo que quieren ( no como en anteriores gobiernos de ese país) le han dado un  significado muy  preciso al concepto de «medios golpistas».  ¡Ver para creer¡  ¿Existirá, en la SIP, una categoría para este fenómeno?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El golpe de la claqueta anuncia la toma número doce de la Muestra de Cine y Vídeo costarricense que entrará a escena del 21

Además, agregó que él utiliza una lista de trece criterios para evaluar los aspirantes a socios, aunque aclara que no tiene reglas formales para

Agro, genéricos y telecomunicaciones para el final Sin aflojar un ápice, Estados Unidos se puso más duro que nunca en los temas estratégicos dentro

Para quienes incumplen la normativa ambiental, por ejemplo, una empresa que contamina un río, se pueden establecer multas fuertes, pero que tendría que asumirlas

Datos recientes de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER) muestran que 241.000 personas trabajan directamente en empresas que venden la mayoría de su producción

Johnny Madrigal, profesor de la Escuela de Estadística de la UCR tuvo a su cargo la III Encuesta de Confianza del Consumidor. La confianza

"miles de abogados, periodistas y luchadores por los derechos humanos asesinados, la tierra baldía a causa de la fumigación indiscriminada, más privatizaciones que en

Luis Garzón, excandidato presidencial, derrotado por Uribe el año pasado, expresidente de la Central Única de Trabajadores (CUT), ganó la alcaldía de Bogotá. El
Semanario Universidad