Paúl Valéry, el poeta y el intelectual

El gran pensador, escritor y sabio en el que se convirtió Paul Valéry es lo que pone en la mesa de discusión su imagen

Sería un error no traer a debate la afirmación de Juan Roger (1962), sobre el hecho de que Valéry “sigue siendo todavía un autor que siempre vuelve a descubrirse y que no se ha acabado de explorar” (70). Se vuelve la mirada a estas líneas, hoy cincuenta años después, porque, al parecer, aún se cuela por la mente de nosotros los lectores la pregunta: ¿la obra de Paul Valéry todavía nos lleva a poner en tela de juicio la afirmación de Roger?, es decir, ¿sigue generando interrogantes el pensamiento del autor y lo que retratan sus textos? Nacido en Sète, en 1871, el poeta empieza sus incursiones en los círculos literarios de París en 1894 (Rojo 2007) con Pierre Louys, por quien llega a conocer a su maestro, Mallarmé, cuya influencia es muy importante para Valéry. Fue uno los intelectuales más importantes del siglo XX, que dedicó su vida a la observación minuciosa del “mecanismo mental” (Roger 1962: 71). Muere en 1945, en su domicilio de Villejust.

El gran pensador, escritor y sabio en el que se convirtió Paul Valéry es lo que pone en la mesa de discusión su imagen como poeta e intelectual que, en nuestra humilde opinión, no deja de seguir encontrándose vigente; vienen a engrandecer la figura del autor, trabajos que destacan el carácter de actualidad que aún reviste su obra: por un lado, Alonso (2005) destaca el carácter de “potencia de transformación” del pensamiento de Valéry,  con el que se ciñe a la fuerza de la inteligencia y el camino de la razón, (Alonso, 2005); mientras que, por otro lado, Rojo (2007) acentuó el rescate de los cuadernos del poeta como mostración de la visión de mundo de este. Ahora bien, puede apuntarse acá a un par de aspectos fundamentales de la producción poética de Valéry, en relación con lo expuesto anteriormente: el culto al intelecto y la pasión del gran poeta, dos facetas inseparables del hablante lírico de la obra de Valéry que se conjugan en sus escritos.

Para ejemplificar esta afirmación, se ha tomado el poema “Los pasos” como muestra; en sus versos, se toman de la mano las experiencias sensoriales – “pasos que nacen del silencio”, “el convite de tus labios”, “el vivo manjar de tu beso” – con aspectos subjetivos del “pensar” del hablante lírico – “el recinto de mis sueños”, “mi pensamiento”, “mi corazón” – en una muestra de que el “yo” adquiere un papel fundamental en la obra de este gran pensador: se observa al yo racional que busca explicar con los “sentidos” (el oído, el tacto, el gusto) cómo los “pasos” de su objeto de deseo lo van transformando un yo apasionado, un yo inspirado, un yo deseante; se va convirtiendo, por ende, en un “yo” más humano.

Puede evidenciarse, entonces, que en la obra de Valéry se concreta una dualidad fundamental, a nuestro parecer (lo poético de la mano de lo racional); puede verse con claridad, además, cómo este poeta retrata al amante del intelecto en sus dos facetas (el que siente y el que piensa), lo cual no deja de constituirlo como uno de los maestros de las letras francesas, y cuya vitalidad, tanto pensador, cuanto poeta – como ya nos lo había anunciado Roger – “no se ha acabado de explorar”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

 Fernando Cruz ocupará ocho años más su cargo en la Sala Constitucional, gracias a que los magistrados suplentes de esta misma instancia del Poder

Fabián Hernández enfatiza la importancia de la estética en el rescate de la memoria histórica.Un hombre mayor, firme de cara al sol. No se

Los sectores conservadores, fundamentalistas y heterócratas, elites incrustadas en el poder del Estado, esta vez encabezados por el PASE, continúan su guerra santa, el

El Sistema Radiofónico UCR y el Centro de Investigación y Estudios Políticos coproducirán Ojo al Voto 96.7fmUn nuevo espacio radiofónico llamado Ojo al Voto

En el marco del acontecer mundial, la noticia del retiro oficial del Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, y la elección de su sucesor como

En la recta final de la administración de Laura Chinchilla, los costarricenses se revelan envueltos en una manta teñida por un fuerte pesimismo acerca

Cierto día del presente semestre, un profesor de un curso de geografía, se dio a la tarea de hacernos razonar a mí y a

Una reunión de mínimos: ni declaración, ni acuerdos. “No hubo ningún comunicado”, lamentó el presidente de Guatemala, general Otto Pérez, al concluir la visita,
Semanario Universidad