Porqué el Software Libre es viable en la administración pública

El tema del Software Libre merece ser estudiado desde una óptica multidimensional; no solo se trata de tecnología, de precios de licencias, de lenguajes

El tema del Software Libre merece ser estudiado desde una óptica multidimensional; no solo se trata de tecnología, de precios de licencias, de lenguajes y/o aplicaciones informáticas.

En realidad el Software Libre tal y como es concebido lleva en su interior la semilla de la liberación del conocimiento, para la construcción de una sociedad más justa. Esto último, se ha deseado durante mucho tiempo; muchas personas han escrito en dicho norte, pero el Software Libre parece ser el primer elemento pragmático que se puede observar para lograr tal fin.

Se debe recordar que al hablar de Software Libre se habla de aquel software que sin ser gratis en toda su dimensión, se puede estudiar, modificar, adaptar y compartir sin limitaciones, que por lo general el costo de la licencia es de cero y que los gastos que se asocian se centran sobre todo en el servicio que se solicite cuando sea requerido.

Uno de los elementos que más llama la atención sobre el modelo de concepción y creación del Software Libre, es el hecho de que puede ser gestionado tanto de forma individual como colectiva. Se crea a partir de una empresa, una “ONG” o bien de un grupo de personas, que sin conocerse personalmente interaccionan aprovechando la Internet, y de forma solidaria no solo comparten su producto final, también comparten “la receta”, con lo cual se fomenta el conocimiento y las oportunidades de desarrollo asociadas al mismo.

Entonces, ¿debería la administración pública dar pasos hacia el uso del Software Libre? La respuesta es sí, porque más allá de una mejor administración de fondos del erario público, el uso de este tipo de herramientas promueve la investigación, el desarrollo, se pueden crear mayores lazos de cooperación nacional e internacional y además se pueden llevar las aplicaciones a cada miembro de la sociedad nacional y evitar que se incurra en piratería.

En la Universidad de Costa Rica esto se ha entendido y por eso se han dado pasos importantes en materia de actualización hacia Software Libre; es una labor que no es sencilla y se entiende así por factores tales como el tamaño institucional, los mismos mecanismos de trabajo interno y por las dudas que puedan existir; pero, es claro que el proceso iniciado está avanzando y poco a poco el mismo influye a otras áreas, como la publicación de resultados de investigaciones de forma libre mediante revistas de acceso abierto, el uso aplicaciones libres tanto en la docencia, investigación, acción social y administración de la Universidad, y también se ha llegado a instituciones externas que se han interesado en conocer sobre cómo se ejecuta dicha transición.

Sobre el Software Libre se han construido una serie de aseveraciones –mitos–, que por lo general desinforman a la mayoría de las personas; algunos de estos son: las aplicaciones de Software Libre no siguen un estándar del mercado; esto es falso; no se ocupan profesionales que sepan manipular una marca única de software, sino que sepan usar herramientas. Otro mito es que el Software Libre es un asunto de servidores y de informáticos; esto también es falso; hoy en día el Software Libre está presente tanto en las supercomputadoras como en los teléfonos celulares; de hecho muchas personas hacen uso de este tipo de software sin percatarse de ello. Y la lista de mitos es larga, pero todos tienen  una respuesta que los descalifica.

Entonces, el llamado es que el Software Libre se encuentre presente en bibliotecas, escuelas, colegios, en las oficinas gubernamentales, en las universidades; uno de los nortes de un gobierno es hacer buen uso de los recursos del pueblo, seguido del mejoramiento de la calidad de vida, lo que se logra mediante el mayor acceso al conocimiento.

Es claro que el Software Libre no es “la pomada canaria” para muchos problemas nacionales y no siempre hay alternativas libres para todo, pero el simple hecho de iniciar un estudio serio, apoyado con bases de investigación científica puede dar resultados que van a generar mucho progreso.

Si solamente se estudiar el caso de las aplicaciones de ofimática –procesador de texto, hojas de cálculo, presentaciones–, el dinero ahorrado para invertir en formación y capacitación –en talento humano– sobraría, se daría el impulso a iniciativas de pymes nacionales, y se aumenta la calidad competitiva de los y las habitantes de Costa Rica.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Previamente señalé cinco falacias  lógicas (Semanario UNIVERSIDAD, 10/04/2013). Aunque hay muchas más, a continuación resalto otras nueve, entre las más comunes. La comprensión de

El equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica se proyecta para un ascenso automático a la primera división. (Foto: archivo)El equipo de

Lamentablemente parte de la educación costarricense se ha caracterizado, desde hace bastante tiempo, por implementar un sistema de enseñanza tradicional caracterizado por el uso

Las herramientas escénicas, como la iluminación, plantean y refuerzan el discurso central de la obra.El 10 de mayo estará sobre la escena del Teatro

El foro “Institucionalidad, gobernabilidad y calidad de la democracia en Costa Rica”, organizado por la Universidad de Costa Rica (UCR), se espera que sea

“Un discurso orientado más a complacer que a resaltar la verdad”. Así calificó el politólogo Alberto Cortés el informe de labores de la presidenta

Cada semana, en promedio, muere un periodista en el mundo en su intento de entregar información veraz, según la UNESCO; pero estos casos no

La magistrada de la Sala Tercera, Magda Pereira, pasará este fin de semana alistando su discurso de presentación para la presidencia de la Corte
Semanario Universidad