¿Puede un militar dar lecciones de democracia a un premio Nobel?

No debe caber la menor duda que Hugo Chávez, puede perfectamente dar lecciones de democracia a Pinochet, Somoza, Strossner, Videla y tantos otros dictadores

En una clase el otro día un profesor mencionó refiriéndose a Venezuela: “es que yo dudo de Venezuela por el hecho de que militarizar a un civil es un proceso perfectamente realizable, sin embargo, civilizar a un militar (como Chávez) es un proceso prácticamente imposible”. Y esto me hizo reflexionar sobre lo que intentaré exponer.

No debe caber la menor duda que Hugo Chávez, puede perfectamente dar lecciones de democracia a Pinochet, Somoza, Strossner, Videla y tantos otros dictadores que han pasado por las jefaturas de estado de América Latina, pero, entonces pensé, podría darle Chávez, un militar, lecciones de democracia a un presidente democráticamente electo y galardonado por Europa, pues yo creo que si. La prueba más clara está en una noticia publicada en el diario español El País el 28 de Junio de 2008 y titulada “Uribe desafía a la justiciaron un referéndum sobre su mandato”.

En dicha nota se hace mención a un fallo en el que la Corte Suprema de Justicia de Colombia, solicitaba una revisión al segundo mandato de Don Álvaro, a causa de las pruebas contundentes de corrupción cuando la exmagistrada Yidis Medina confesara haber recibido favores políticos con tal de votar a favor la interpretación constitucional que permitió la reelección del mandatario colombiano. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Ahora nos podemos plantear, ¿que es más legitimo para permitir la reelección en un estado que se hace llamar democrático?, ¿una decisión de interpretación de cuatro magistrados contra tres (como en Costa Rica), o por el contrario, una iniciativa de reforma constitucional que sea validada en un referéndum por todos los ciudadanos de ese estado?

Lo increíble de Hugo Chávez no es que pueda darles lecciones de democracia a militares dictadores, eso prácticamente cualquier civil puede hacerlo, lo sorprendente es que un militar pueda en efecto, dar lecciones a un país con “más de cien años de democracia” y a una Premio Nóbel, que no hace más que ser la huella de la democracia que quiere Europa para América Latina.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Valga emplear la palabra “fuerza”, pues su Partido Acción Ciudadana (PAC) tomó el primer aliento de las filas de Fuerza Democrática. Fue el “naranjazo”

Una mejor formación en docencia para el personal docente universitario fue la principal petición de un grupo de 37 reconocidos académicos y ex-rectores de

La muerte se lee en los papiros encontrados, ocurrió el 28 de mayo de 2004, mediante un subterfugio letal eufemísticamente llamado “carta adjunta”,  promovido

Percibido por numerosas personas como un virus que provocaría con rapidez muertes a diestra y siniestra, la influenza del H1N1 que en un principio

El espacio es ideal para, en cierta medida, ser parte de la representación. Ahí estaba yo, sentada en una silla, al mismo nivel que

Que las mujeres jugaran al fútbol en 1949 era asunto de extraterrestres. No fue sino hasta finales del siglo XX cuando el fútbol femenino

En ese programa se invitaron expertos que analizaron el fenómeno del ¿Por qué valoramos tanto a las personas por como se ven y no

Las experiencias latinoamericanas en las relaciones comerciales con China y el avance de la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), que el Gobierno
Semanario Universidad