Torre de la Esperanza: un verdadero milagro

 El Hospital Nacional de Niños, Dr. Carlos Sáenz Herrera, está catalogado como uno de los mejores en Latinoamérica en cuanto a la capacidad profesional 

Todos aquellos que por distintas circunstancias hemos tenido que utilizar los servicios del Hospital Nacional de Niños, ya sea en forma directa durante nuestra infancia o por enfermedad  o accidente de algún ser querido,  somos testigos de haber recibido atención médica de calidad, caracterizada por la eficiencia y  la eficacia y matizada con una gran dosis de sensibilidad humana.

 

El Hospital Nacional de Niños, Dr. Carlos Sáenz Herrera, está catalogado como uno de los mejores en Latinoamérica en cuanto a la capacidad profesional  de su personal y la tecnología de punta que utiliza en atención hospitalaria de primer mundo.

Sin embargo,  el crecimiento del espacio físico no ha ido paralelo a la creciente demanda de servicios, por lo que en la actualidad encontramos más de  cuatro mil menores en espera de cirugías electivas. Aunque no se trata de intervenciones de emergencia, son fundamentales para corregir malformaciones físicas cuyo tratamiento se complica al no recibir atención en edades tempranas, lo que podría limitar el desarrollo y el goce pleno de las facultades físicas de los menores.
Con la aprobación del Proyecto de Ley Nº 16.454, se destinó un 0.78 por ciento de los Fondos de Asignaciones Familiares, lo que se traduce en más de ¢2.700 millones anuales para la construcción y equipamiento de ese Centro de Especialidades Médicas, que popularmente se ha conocido como la Torre de la Esperanza.
Dicha modificación es el resultado de la moción 15 / 04  interpuesta por  los legisladores del Movimiento Libertario  – de cuya Fracción me honro en ser su Coordinador –  en  la sesión 004 del 10 de Junio de 2009 ante la Comisión  Permanente de Asuntos Sociales, donde recibió el voto positivo unánime de los compañeros diputados.
Dicho edificio contará en principio con un área de 15,234 metros cuadrados distribuida en nueve pisos,  donde se ubicará un laboratorio de emergencias, salas de consulta,  unidades de cirugía, cuidados intensivos, terapia física y quemados, e incluso un helipuerto que es de suma utilidad en los caso de emergencia, donde la rapidez en la atención puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Esos minutos son cruciales en el esfuerzo por salvar la vida de un niño.

Según señalo en el título de este artículo, la gestión se dio en el marco de un “milagro legislativo”, ya que al principio el monto que se planeaba destinar era significativamente menor. Sin embargo, debido a distintas circunstancias que confluyeron, se logró aumentar el porcentaje antes indicado.
Es por ello que espero con anhelo el inicio de las obras de esta área de atención especializada, que se ubicará contiguo al edifico principal de Hospital.
Creo que nuevamente empezamos a caminar por el camino correcto.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para diversos sectores políticos y analistas, la intervención que tuvo el Ministro de la Presidencia Rodrigo Arias el pasado 8 de octubre, al intentar

Muy atrás, sin posibilidades reales, sumido en la derrota, el siguiente candidato  tenía un distante e intrascendente 13% de intención de voto. Titular del

 El Hospital Nacional de Niños, Dr. Carlos Sáenz Herrera, está catalogado como uno de los mejores en Latinoamérica en cuanto a la capacidad profesional 

En el primer escenario es justo reconocer la participación de María Isabel Carvajal, Carmen Lyra quien da un impulso al desarrollo de niños y

El presidente y el fiscal de la Junta Directiva de la Asociación Franco Costarricense de Enseñanza (AFSE), denunciaron lo que consideran una serie de

Del mismo modo en Costa Rica, el Colegio de Abogados desempeña esa determinante  tarea, al observar las actuaciones de los profesionales encargados –entre

El recurso de avocación presentado por el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN) Federico Tinoco al Proyecto de Ley No. 16.951 para reformar varios

 Ahora, todos los problemas actuales (deforestación, pobreza, riqueza, cambio o degradación climática, privatización de los medios y los bienes naturales, degradación de la biodiversidad,
Semanario Universidad