Chinos se niegan a devolver $12 millones pagados indebidamente

La junta directiva de Recope estimó que entre junio del 2010 y julio del 2013 el “Paquete de expatriación” del personal chino tuvo

La junta directiva de Recope estimó que entre junio del 2010 y julio del 2013 el “Paquete de expatriación” del personal chino tuvo un costo de $8,1 millones. A junio de este año esa cifra representa unos $12 millones, según el director jurídico de la refinadora Mayid Brenes. (Imagen del DJU 0300-2014 de Recope)

Los representantes chinos en la empresa Soresco se niegan a reintegrar a Recope $12 millones (unos ¢6720 millones) pagados indebidamente a 26 ejecutivos asiáticos, como parte de una serie de beneficios y bonos salariales extraordinarios, conocidos como “paquete de expatriación”.

La Sociedad Reconstructora Chino Costarricense S.A. (Soresco S.A.) −empresa que fundaron en conjunto Recope y la China National Petroleum Corporation International (CNPCI), para impulsar el proyecto de una refinería en Moín, Limón− pagó indebidamente ese dinero a los ejecutivos de China que vinieron a Costa Rica y, aunque desde julio del 2013 Recope solicitó la devolución de los fondos a su socio, los asiáticos se niegan a reintegrar el dinero.

Estos beneficios eran exclusivos para el personal de origen chino y se pagaron como consecuencia de un “Contrato de servicios de recursos humanos”, que, a espaldas de Recope, firmaron entre sí el presidente de la China National Petroleum Corporation International (CNPCI), Bo Quilliang, y el presidente de Soresco, Wang Xingyi.

Ese contrato de servicios de recursos humanos se firmó el 8 de junio del 2010, el mismo día que se celebró la primera reunión de la junta directiva de Soresco en Beijing, China; sin embargo, en el acta de la sesión de esa junta directiva no se lo menciona ni se autoriza al presidente de Soresco, Wang Xingyi a suscribirlo.

La cláusula 1 de ese Contrato de Servicios de Recursos Humanos indica que: “Los honorarios de expatriación constituyen una compensación pagada por la sociedad CNPCI para el suministro de personal que trabaje para Soresco”.

Además, el contrato estipula que se rige por la legislación de Inglaterra y que esos honorarios serían cobrados con base en las calificaciones y el puesto de cada expatriado.

El contrato contradice el acuerdo de empresa conjunta, en donde expresamente se estipula que cada parte (Recope y la CNPCI) mantendría el carácter de patrono en relación con su personal, es decir, que tanto Recope como la CNPCI debían hacerse responsables por el pago íntegro de los salarios, beneficios y gastos de seguridad social del personal que aportaran a Soresco.

Así lo aseguró, en marzo de este año, el estudio de la Dirección Jurídica de Recope DLU0300-201, donde se analizan todos los documentos mencionados y se concluye que:

“El Contrato de Servicios de Recursos Humanos carece de un requisito de validez y su suscripción constituye un incumplimiento de los términos del Acuerdo de Empresa Conjunta y de los estatutos de Soresco. Esto implica que la obligación de pagar la cuota de expatriación carece de fuente jurídica”.

El director jurídico de Recope, Mayid Brenes Calderón, señaló a UNIVERSIDAD los alcances de esa conclusión: “en concreto el dictamen jurídico señala que todos los pagos que se hicieron desde el momento que Soresco está constituida a la fecha, los pagos a todo el personal chino se hacen al margen de las reglas de juego establecidas entre las partes”.

UN AÑO TRAS EL DINERO

Las autoridades de la Refinería Costarricense de Petróleo (Recope) llevan un año exigiendo a sus socios orientales en Soresco, la devolución del dinero pagado por concepto de salarios beneficios y cuotas de expatriación a los ejecutivos chinos.

En total, entre junio del 2010 y julio del 2013, Soresco pagó a los ejecutivos chinos: salarios por $2,9 millones, seguro social por $ 1 millón, aguinaldos por $324.000, alquiler de casas por $675.000, gastos de vacaciones por $685.000 y contrato de expatriación por $2,5 millones.

En total, los beneficios otorgados a los chinos suman $8,1 millones que, según el director jurídico de Recope, Mayid Brenes, a junio del 2014 rondan los $12 millones.

El 7 de junio del 2013, el entonces presidente de Recope, Jorge Villalobos Clare, envió una carta al entonces presidente y gerente general de Soresco, Wang Xingyi, en la que le dice: “este despacho respetuosamente solicita a Soresco asumir las acciones para corregir esta situación, suspender futuros pagos de la denominada cuota de expatriación a CNPCI y exigir la restitución de todas las sumas que ya han sido pagadas a CNPCI por este concepto”.

La respuesta del presidente de Soresco, Wang Xingyi, llegó un mes después y fue un portazo en las narices para Recope, su socio fundador en Costa Rica.

En su carta Wang alega que “las políticas de empleo y salario deben ser acordadas por la junta directiva. Esos temas pertenecen a los asuntos internos de Soresco, por las decisiones relacionadas que se han efectuado de conformidad con los estatutos en la primera y segunda reuniones de junta directiva, llevadas a cabo el 8 de junio del 2010 y el 20 de setiembre del 2010, respectivamente”.

Adicionalmente Wang argumentó que el tema debería ser tratado en la asamblea de accionistas de Soresco, que es la máxima autoridad para determinar los asuntos internos de la empresa.

Finalmente, en diciembre del año pasado se celebró la asamblea de socios de Soresco, en la cual el entonces presidente de Recope, Litleton Bolton, expuso a los representantes de la CNPCI el reclamo por los beneficios extraordinarios.

Ante la negativa de los socios asiáticos, Bolton solicitó recurrir al mecanismo de solución de conflictos previsto en el contrato.

A la fecha, esa solicitud no ha sido contestada por la CNPCI, pero comunicó que Wang Xingyi renunció a su puesto como gerente general de Soresco.

Según Mayid Brenes, el acuerdo de empresa conjunta establece una serie de  mecanismos para resolver las controversias entre socios, que comienza por una reunión entre los dos máximos jerarcas, continúa con un peritaje especial y finaliza en un arbitraje internacional que debería realizarse ante la Cámara de Comercio de  Londres, Inglaterra.


Historia de un contrato exclusivo para orientales 

8 junio, 2010

Se celebra la primera junta directiva de Soresco en Beijing, China. En las actas de esa sesión no se menciona un Contrato de Servicios de Recursos Humanos; no se autoriza al presidente Wang Xingyi a suscribir nada parecido.

8 de junio, 2010

El presidente de la China National Petroleum Corporation International (CNPCI),  Bo Quilliang y el presidente de Soresco S.A., Wang Xingyi, firman un “Contrato de Recursos Humanos”, en donde se acuerda el pago de un paquete de beneficios extraordinarios para el personal que China aporte a la refinería. 

7 de febrero, 2013

La Contraloría cuestiona a la junta directiva de Recope por los pagos extraordinarios conocidos como “paquete de expatriación”, que Soresco realiza al personal chino con fondos provenientes del Estado  costarricense

7 junio, 2013

Como respuesta a los cuestionamientos de la Contraloría, el entonces presidente de Recope, Jorge Villalobos, solicita al presidente de Soresco, Wang Xingyi, la devolución del dinero pagado como “paquete de expatriación”.

6 agosto, 2013

El presidente de Soresco, Wang Xinyi, responde a Recope que “las políticas de empleo y salarios” es un tema interno de Soresco S.A. A la fecha, Recope no ha logrado recuperar el dinero que a junio de este año representaba un valor de $12 millones.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El presidente de la FEUCR, Alejandro Madrigal, sostiene que analizarán cada uno de los casos que les lleguen y se mantendrán vigilantes ante las medidas ...

El pueblo de Salitre amanece cansado y tenso. Durante el fin de semana la violencia y los enfrentamientos fueron protagonistas en esta comunidad ubicada

El avance del Ejército Islámico de Irak y el Levante (ISIS) avanza rápidamente por las regiones donde los sunitas son mayoría en el país.

Es un espacio para el debate democrático de ideas que, periódicamente, abordará la sección de opinión a modo de panorámica temática, con la intención

Ciudad de Panamá, 6 jul (dpa) – Dirigentes de organizaciones ambientalistas denunciaron hoy que la mayoría de las cuencas hidrográficas de Panamá están amenazadas por ...

Mario Devandas, nuevo representante de los trabajadores en la junta directiva de la CCSS.  (Foto: Katya Alvarado)Los problemas de la Caja Costarricense de Seguro

La Unidad de Servicios de Salud de la UCR es la primera entidad pública del país en ofrecer servicios de homeopatía. Las consultas son

La selección nacional de fútbol jugó el partido más trascendental de su historia y, a pesar de perder en la serie de penales frente
Semanario Universidad