Intervienen administración de hospital: Caja de Seguro Social sacude al Calderón Guardia

Desde noviembre el ambiente es incierto en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia. Un proceso de transición generó una intervención que se prolongará hasta

Desde noviembre el ambiente es incierto en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia. Un proceso de transición generó una intervención que se prolongará hasta finales de año. (Foto: Katya Alvarado)

Hace seis semanas que el denominado equipo de transición, nombrado en el Hospital Calderón Guardia desde noviembre pasado, presentó ante las autoridades de la CCSS un informe, el cual es visto con disconformidad por un sector de ese hospital.

La jubilación –en noviembre pasado− de Luis Paulino Hernández como director del Hospital Calderón Guardia, generó agitación en este centro médico.

Tras la salida del galeno, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)  decidieron nombrar un equipo de transición, que a inicios de mayo concluyó su trabajo, deparando una posterior intervención administrativa del hospital.

Días previos a la salida por jubilación de Hernández, un grupo de trabajadores del Calderón Guardia envió una nota a la entonces presidenta de la Caja, Ileana Balmaceda, en la que rechazaban la llegada del grupo de transición y solicitaban el nombramiento de la subdirectora médica, Sandra Montero, como nueva encargada del Hospital.

Las autoridades de la CCSS desoyeron la petición y continuaron con la transición, a cargo del médico Taciano Lemos. A partir de ese momento, una serie de presuntas irregularidades han salido a la luz.

La Caja menciona que existen problemas de gestión hospitalaria, que impiden al hospital Calderón Guardia reducir las listas de espera y −aún más grave− se denuncia una tentativa de estafa por hasta $2 millones con facturas por insumos médicos que no fueron utilizados.

Este hecho es investigado por el Ministerio Público, luego de que Raúl Alvarado, jefe de la sección de cirugías del hospital, presentó la denuncia en enero pasado.

“Yo intervine cuando se me alertó del caso, pero tengo mi sospecha de que antes se había presentado la anomalía y que posiblemente en ese momento sí se pagaron”, afirmó Alvarado.

¿PREMIO O CASTIGO?

Pese a ser parte del proceso de denuncia de la posible tentativa de estafa por facturas médicas, tanto Raúl Valverde y Sandra Montero fueron suspendidos de sus cargos.

A Valverde se le suspendió en marzo, luego de la aplicación de una sanción administrativa, mientras que a Montero se le separa del cargo tras un informe del equipo de transición, en el que se  enumeraron falencias en el hospital y se dictaron pasos por seguir. Una de las primeras medidas fue la suspensión de personal. También fue suspendido el director administrativo de ese hospital, Marco Segura Quesada.

A partir de ese momento la Caja aprobó −en la última sesión de la junta directiva presidida por Ileana Balmaceda− la intervención del Calderón Guardia, encargándosele dicho proceso al médico Eduardo López.

En entrevista con UNIVERSIDAD, la expresidenta de la CCSS, Ileana Balmaceda, justificó la decisión de separar a los funcionarios de sus cargos.

Pero, para Valverde su suspensión del cargo no es más que un pretexto. Sobre el equipo de transición dijo que “ahora ellos salen como los buenos de la película, pero en ningún momento ellos fueron los que descubrieron estos problemas”.

Esta opinión es compartida por la doctora Montero: “yo sé que lo que buscan es que me pensione o me vaya a otro lugar, porque yo manejo información que he venido denunciando. El puesto ahora no me importa, lo que se necesita es que el Seguro se rescate”, expresó.

Ambos médicos aseguran que casos como la tentativa de estafa es una anomalía que trasciende del hospital Calderón. Para Raúl Valverde, con la intervención poco se logrará aclarar, “lo que hacen ahora es perfecto si lo que queremos es hacer cortinas de humo”, aseveró el médico.

De acuerdo con Montero, existen irregularidades en el hospital, aunque asegura que las instancias de denuncia son muy débiles: “si uno va y denuncia y no le hacen caso, es que existe una impunidad pavorosa”.

La intervención se prolongará por seis meses; al final de ese período el equipo encargado del proceso deberá rendir un informe, con el fin de plantear un plan de fortalecimiento del centro hospitalario.


María del Rocío Sáenz:

“Espero un informe que establezca un plan de fortalecimiento”

Respecto a la intervención del Hospital Calderón Guardia, la presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de  Seguro Social, dijo que está a la espera de un informe, para establecer un plan que lo fortalezca.

Llega usted a la Caja y se encuentra con el inicio de la intervención al Calderón Guardia.  ¿Qué justificaciones le dan para realizar este procedimiento?

-Esa intervención fue el 7 de mayo y ahora se le está dando el seguimiento respectivo; en el Calderón hay varios procesos que están en el Ministerio Público. En el caso de los procesos que realizamos en la Caja, estos son de carácter administrativo. Nosotros no debemos involucrarnos en los procesos de la Fiscalía; eso es aparte y ahí no tenemos injerencia.

Hubo separación de personal…

-La separación de funciones están más relacionadas con el cargo que desempeñaban, con el fin de aplicar las correcciones necesarias.

¿Cómo mejorar las relaciones con el Hospital Calderón?

-Una vez que se conoció que el director del Calderón se acogía a la pensión, dada la complejidad del hospital se planteó la intervención; con la información recabada por este grupo es que se procede a la intervención.

¿Cuál es la importancia de las intervenciones?

-Lo más importante recomendado internacionalmente, es partir de las mismas personas que están en los sitios para hacer los cambios; si esto no funciona se buscan otras medidas, pero siempre se debe acudir a las personas que están en los servicios, porque conocen mejor las circunstancias que hay. Es obvio que dependiendo de la gravedad de las acciones habrá que irlas tomando.

¿Qué espera usted de la intervención?

-Un informe que no solo aborde las acciones correctivas, sino que además establezca un plan de fortalecimiento del hospital. Una vez concluido esto vamos a seguir fortaleciendo las relaciones con los hospitales.


Ileana Balmaceda:

“Siempre habrá disconformes”

Para la expresidenta ejecutiva de la CCSS, Ileana Balmaceda, en todos los procesos de intervención administrativa siempre hay personas disconformes.

En la última sesión que usted presidió se acuerda intervenir el Hospital Calderón Guardia. ¿Por qué?

-Meses atrás veníamos analizando esta resolución, porque el equipo de transición venía identificando algunas irregularidades que fueron documentadas e investigadas por la auditoría. Creo en la figura de intervención como última alternativa, después de toda una serie de procesos y que no haya mejora.

¿Cuál fue el balance en las intervenciones realizadas durante su gestión?

-Todas mejoraron la gestión de los centros médicos, porque se logró identificar las causas y problemas, para poder accionar.

¿Cómo se ve reflejado eso?

-Mejorando las listas de espera, las relaciones laborales, infraestructura, controles y procedimientos. Por lo que creo que en el caso del Calderón sí era necesario realizar la intervención.

¿Qué tanto pesó la denuncia por las facturas?

-Eso era un caso, que igual ya estaba denunciado ante la Fiscalía, pero hay muchos temas que no deben ser vistos de forma aislada, porque el hospital tenía varios servicios intervenidos; eso quiere decir que hay un problema de gestión.

En este proceso se suspendieron además  funcionarios claves del hospital. ¿Por qué?

-La intervención es un proceso para mejorar; por supuesto que a esta gente no se le está diciendo que ellos son los culpables. Para poder identificar esto hay que iniciar un proceso en el cual ellos podrán defenderse; la separación era necesaria para poder mejorar los servicios que no tenían resultados positivos.

Hay funcionarios del Hospital disconformes…

-En todos estos procesos siempre habrá gente disconforme; ahí está la Unión Médica que no sabe de lo que está hablando, porque no conocen los estudios, se oponen pero no hacen propuestas para las mejoras, y estos son fondos públicos que debemos administrar de la manera más eficiente y en beneficio para la población que requiere del servicio. Esto fue una decisión pensada, justificada y documentada.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Melvin Jiménez es obispo de la Iglesia Luterana desde abril del 2008. Para el abogado recurrente su condición de obispo le impide ejercer constitucionalmente

Sus razones habrán tenido las distintas autoridades mundiales. Tal vez pensaron en el futuro, tal vez visualizaron cuán cuantiosos gastos de salud pública se

Gremios y autoridades reconocen que la falta de información sobre los cambios y el proceso de pago en el MEP hicieron la huelga más

El delantero de la UCR, Lucas Gómez, recibió el premio al mejor extranjero de la temporada. Si el 15 de junio de 2013 alguien

“No hay verdad por encima de los hechos”. H. ArendtNo ha de interpretarse el curso del mundo a partir de nuestros deseos. Nada es

Con cinta adhesiva y goma, los rótulos se adhieren a la infraestructura durante meses. (Foto: Manuela Döerr)Comunidad universitaria observa, día tras día, miles de

Perjuicio económico suma $2,9 millones hasta la fecha, según demanda presentada por expresidente de Recope. Refinadora tiene congelados $50 millones en SorescoEl proyecto para construir

¡Toc, toc! Y del otro lado de la puerta alguien contesta: no hay nadie. El que toca replica: ¿Cómo que nadie? ¿Y usted quién
Semanario Universidad