Ottón Solís, excandidato presidencial del PAC: Rodrigo Arias jamás ganará las elecciones

Rodrigo Arias es el candidato más fácil de derrotar. Su hermano (Óscar Arias) apenas medio  ganó en los comicios del 2006, pese a tener

Rodrigo Arias es el candidato más fácil de derrotar. Su hermano (Óscar Arias) apenas medio  ganó en los comicios del 2006, pese a tener toda una maquinaria a su favor, dijo Ottón Solís en una entrevista concedida a UNIVERSIDAD.

 

El líder histórico y fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC) concedió una entrevista vía correo electrónico a este semanario desde Washington, donde está dedicado a la actividad académica.

El excandidato llama a combatir lo que considera el “reinado de los hermanos Óscar y Rodrigo Arias”, analiza la situación del país y propugna por volver a colocar a Costa Rica como modelo de democracia, desarrollo económico y transparencia dentro de la comunidad de naciones latinoamericanas.

Solís advirtió que Costa Rica “ha sufrido un deterioro en todos los ámbitos”, con un  déficit fiscal de los más elevados de Latinoamérica. “La desigualdad social se está incrementando”,  lo mismo que la pobreza, la violencia y la criminalidad, advirtió.

El dirigente político responsabilizó del “caos” al que, a su juicio, se encamina Costa Rica, a las políticas neoliberales, y en especial a las acciones de los hermanos Arias y sus métodos de “torcer brazos y cobrar favores”. Aseguró que la presidenta Laura Chinchilla está “amarrada” y dijo que el fiscal general, Jorge Chavarría, debe renunciar al cargo y Rodrigo Arias a su aspiración presidencial después del escándalo que estalló sobre sus presuntas presiones en torno a la indagación  acerca del manejo de los fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

“(Costa Rica) pasó de ser una estrellita que brillaba en una Latinoamérica subdesarrollada a caer en un promedio de mediocridad por culpa de los gobiernos recientes”, sentenció.

A continuación un resumen de la entrevista.

La presidenta Laura Chinchilla impulsa una reforma tributaria aduciendo un faltante de ¢900 mil millones: ¿Cómo se explica este déficit si antes de abandonar el cargo el entonces presidente Óscar Arias dijo que dejaba la «mesa servida» al nuevo gobierno?

 

-Doña Laura y toda la cúpula liberacionista sabían que la situación fiscal era peligrosa pero lo negaron deliberadamente para engañar a los votantes haciéndoles creer que eran excelentes administradores y que el país debía seguir “adelante” con ellos. En los debates me quedé solo hablando de impuestos y austeridad mientras doña Laura se oponía a más impuestos, ofrecía bonos y becas al 100% de los estudiantes y Otto Guevara prometía eliminar el impuesto de la renta a las empresas convirtiendo al país en una zona franca. Nosotros anunciamos reiteradamente la crisis fiscal y la necesidad de nuevos impuestos progresivos a la par de medidas para eliminar la corrupción y los abusos. Pero con mentiras sobre la situación del país, el arismo con doña Laura ganó las elecciones. Hoy la jarana sale a la cara. Pero quieren mantener los abusos y la corrupción y que la jarana la paguen los costarricenses de menores ingresos y la clase media. Eso lo combatiremos con nuestra propuesta alternativa y los principios tributarios  y de austeridad que hemos ofrecido al país.

Se aprobó el TLC, que casi fue presentado como la tabla de salvación de Costa Rica desde el punto de vista económico.

La CEPAL determinó que en el 2010 Costa Rica fue el único país de Latinoamérica que registró aumento en la pobreza cuando la crisis golpeó a todos. ¿Cuál es su lectura de lo anterior?

 

– Codificar las relaciones comerciales con un mercado tan importante para Costa Rica como lo es Estados Unidos era de vital importancia. Lamentablemente se escogió no negociar y aceptar todo y negociar a favor de las multinacionales. Los peores resultados de un TLC equivocado y mal negociado, en la agricultura, el costo de los medicamentos, las tarifas de telecomunicaciones o las demandas multimillonarias de las multinacionales se verán con el tiempo. Pero ya es evidente que los países que no tienen ese tipo de tratados en América Latina están teniendo resultados económicos y sociales mucho mejores. México  -con más años en el TLC- está dentro de los tres países con peor desempeño de la región en ese período.

¿Cómo analiza el papel de los hermanos Arias en  la política costarricense, pese a que dejaron el poder? ¿Cuál es su apreciación sobre el escándalo por las llamadas de don Rodrigo Arias a través del Ministro Tijerino al Fiscal para conocer el caso de la indagatoria acerca del manejo de los fondos del BCIE? ¿Debería renunciar don Rodrigo Arias a sus aspiraciones presidenciales? ¿Debe dimitir el fiscal general?

 

-Todo eso es inmoral y se llama corrupción. Es antidemocrático y en ese tanto un peligro para la institucionalidad escogida por nuestros próceres como forma de organizar la administración de los asuntos públicos. Los Arias desde hace años vienen cobrando favores a quienes con su influencia ocupan cargos en ciertas instituciones que deben ser neutrales. La diferencia es que ahora la parte de la prensa que les ha disimulado todo por años, por algo –y en buena hora- decidió no protegerlos más. Pero muchos lo hemos venido denunciando desde hace tiempo. La idea de torcer brazos, telefonear y presionar para que les protejan y les defiendan sus intereses viene de atrás. Todos recordamos  que uno de esos hermanos hasta cobró dinero por el servicio de presionar a la Contraloría a favor de una empresa privada; que otro calificó como traidor a un magistrado de la Sala Cuarta que en primera instancia no le aprobó la reelección; que en esa decisión estaban personas que le debían sus puestos como ministros y colaboradores cercanos; que el Tribunal Supremo de Elecciones, violentando la legislación electoral, sucumbió a la presión de los Arias y les permitió utilizar recursos públicos en la campana del TLC. Así que las presiones al fiscal general y a la procuradora y el negociado de favores son parte de una cultura nefasta y rutinaria de los hermanos Arias, lamentablemente respondida de manera positiva por los presionados paga-favores, los cuales por supuesto deberían renunciar.

¿Cuál es su análisis del futuro político del país, especialmente ante la aparente extensión de la influencia de los hermanos Arias en casi todas las esferas de poder?

– La política, el gobierno y la administración pública deben cambiar hacia el respeto a la institucionalidad y a la ética, hacia un modelo en el que se promueva la eficiencia, la competitividad y la movilidad social ascendente. Los que han liderado la implementación del modelo de desarrollo y la corrupción no pueden hacer ese cambio. Primero: por orgullo no van a querer aceptar los errores que han cometido y la responsabilidad por la situación en que tienen al país y, segundo, porque puede ser que estén genuinamente convencidos de que esa es la ruta correcta. Pedir a los Arias que revisen su modelo de desarrollo, su ética y su actitud ante la institucionalidad del país es como haberle pedido a Mussolini que rectificara sus políticas. Al final su régimen fue el desastre para él y para Italia. Aquí esperemos que el régimen de los Arias llegue a su fin antes de que el país vaya al caos y terminemos, como en algunos países de la región, escogiendo entre la demagogia populista o la dictadura. La actual presidenta está amarrada. En todo caso ella conoce de primera mano y aceptó en el pasado la cultura del telefonazo, de las torceduras de brazos y la dictadura en democracia. Si vuelven al poder los hermanos o gente de la cúpula de su partido jamás van a aceptar una modificación del rumbo. Para que ocurra y evitar que el país caiga  en el abismo, urge que el PAC gane las elecciones.

Pero en esto no debe simplificarse y atribuir a los Arias la única responsabilidad. Ellos son los líderes, pero hay numerosas personas que aceptan los vicios que promueven porque se benefician. Así, a pesar de estar cerca de ellos, les han disimulado y ayudado en el diseño y la ejecución de la corrupción y de un modelo simplista de desarrollo. También son culpables ciertos sectores empresariales, que a cambio de las privatizaciones, el no pago de impuestos y otras medidas, les han disimulado todo. Y también son culpables miles de votantes que informados de lo que está pasando, siguen, a cambio de  las lentejas del clientelismo o de ayudas a las cuales en todo caso tienen derecho, votando por ese tipo de política, a pesar de que existen opciones con una ética y con propuestas de desarrollo diferentes y factibles. Creo profundamente en la acción ciudadana como el factor crítico en la democracia para impulsar los cambios buenos. Pero también es cierto que liderazgos negativos pervierten con facilidad a la gente dispuesta a pervertirse. Así, la acción ciudadana y la sociedad civil en ocasiones se han prestado para apoyar la corrupción y la destrucción de países enteros. Después de todo sin las hordas alemanas Hitler no hubiese podido asesinar a seis millones de judíos ni destruido a su país. En el PAC, en lugar de promover el facilismo demagógico, el utilitarismo personalista y de pervertir a la gente, nos hemos comunicado de manera racional y honesta con ella, invitándola al trabajo duro y planteando un desafío a sus valores negativos.

Se habla de acercamientos entre los partidos políticos de la oposición. ¿Ve factible esa alianza? ¿Si lo considera factible, cómo concibe una alianza de este tipo con partidos con algunas formas de pensamiento y de líneas ideológicas tan disímiles? ¿Cree posible un bloque construido sobre un principio patriótico y  no politiquero o basado en conceptos oportunistas o coyunturales?

 

– No quiero involucrarme en este tema. La verdad es que siempre he tenido dudas sobre la viabilidad y honestidad de propuestas en las cuales siempre se habla de posibilidades electorales y nunca de los programas específicos ni de rigores éticos. Así que quiero que las autoridades del PAC asuman su plena responsabilidad. Eso sí, espero que cualquier acuerdo se base en propuestas sustantivas y concretas sobre el modelo de desarrollo, no en generalidades. Espero también que el objetivo de una alianza no sea simplemente derrotar a los Arias, sino reconstruir la economía y la movilidad social, ayudar a la empresa nacional a competir internacionalmente, recuperar la institucionalidad y la dignidad nacionales y prepararnos para ser líderes mundiales en tecnologías limpias, en ética y transparencia en la función publica, en eficiencia del Estado, en sostenibilidad ambiental y en eliminación de discriminaciones. Creo que en la gestión de una alianza debe consultarse y mantenerse informados a sindicatos, organizaciones solidaristas, cámaras empresariales, organizaciones agrícolas y ambientales y al estudiantado nacional. Las redes sociales deben jugar un papel central, tanto para recibir ideas como para hacer más transparente el proceso.

Creo que de partida tiene que excluirse de cualquier conversación o acercamiento a Calderón, Rodríguez,  los Arias y Figueres. También a la gente informada, de cúpula, que sigue creyendo o defendiendo a esos personajes como si fuesen santas palomas.

¿Cuál es el futuro del PAC en unas futuras elecciones sin Ottón candidato?

 

– Nuestro partido no es una persona, sino miles de costarricenses, un pensamiento moderno, propuestas concretas, principios éticos claros, con coraje para tomar riesgos, atreverse a crear y a explorar lo nuevo. Nadie es imprescindible y menos suficiente, pero entiendo mi papel y apoyaré con fervor a la persona que el partido escoja. Dios me puso y puso a muchos a dar un paso gigantesco en la política nacional y lo dimos sin temores y con una buena dosis de efectividad. Hoy la vida política de muchas personas es diferente y la política nacional tiene otros referentes y otras coordenadas. Pero como en el Avatar nuestra dimensión aún no es comprendida ni es visible a los ojos de ciertas cúpulas, cierta prensa y una masa de gente cuyos valores han sido secuestrados y atrapados por sus necesidades más urgentes. Nuestra efectividad no ha sido suficiente, la avalancha de ataques que han caído sobre mí han sido muchos y no he sabido contrarrestarlos. Yo no estoy cansado sino más motivado y convencido que nunca de la urgencia de nuestra visión y nuestra ética, pero creo que es mejor tener un nuevo mensajero portando la antorcha.

 

En el caso del Partido Liberación Nacional, cómo interpreta la presencia de don Rodrigo Arias. ¿Es una figura aglutinadora o disociadora dentro del  PLN? ¿Cómo combatir una eventual candidatura suya las próximas elecciones?

Rodrigo jamás ganará las elecciones. Es la persona más fácil de derrotar en el PLN. Su hermano, con todo y su premio Nobel apenas medio ganó, a pesar de gastar cinco veces más que nosotros, tener la prensa, la TV y la radio más poderosa totalmente a su favor y de hacer campaña por años. Hoy ya conocemos adónde los Arias llevaron al PLN y al país con su pobre ética y sus políticas. Veo que ni la televisión  ni la prensa están dispuestas a seguir encubriendo sus prácticas. La verdadera social democracia dentro del PLN y aun su gente más neoliberal pero honesta ya no tolera la ruta de retroceso a la que los Arias han lanzado al país.

¿Estaría en disposición el PAC y cómo, de atraer ese supuesto sector disconforme del PLN?

 

-No sólo estamos dispuestos, sino deseosos de atraer gente del PLN y del PUSC. El PAC nació abriendo las puertas de la democracia. La herramienta para atraer a esos electores es siendo explícitos sobre nuestras propuestas para mejorar la educación, para la seguridad ciudadana, la inversión pública, la despolitización de decisiones, la eliminación de los nombramientos politiqueros y del clientelismo como criterio para seleccionar beneficiarios de las ayudas sociales, el cobro de los impuestos progresivos, la descentralización de decisiones, la eliminación de excesos en algunas convenciones colectivas como la de JAPDEVA, la eficiencia de la gestión pública, la reducción de trámites y papeleo, la fundición de instituciones que repiten funciones, la recuperación del agro, cumplimiento de la jornada laboral donde se trabaja menos de ocho horas, la sostenibilidad ambiental sin amiguismos ni violaciones a las leyes, la protección de los derechos de las mujeres y de grupos discriminados por orientación sexual, color de piel, o discapacidad, la inversión en Ciencia y Tecnología y en investigación en energías limpias.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El trabajo de dos funcionarios de medios de comunicación de la Universidad de Costa Rica (UCR) fue reconocido en los Premios Nacionales de

A mi primo, amigo y locutor Juan Diego Murillo Araya.Hoy era un día muy especial para Juan Soldado. Fue a Juan a quien tocó

“Desde la perspectiva de Estados Unidos, cualquier movimiento retrógrado de los compromisos asumidos en el CAFTA firmado, sería considerado mala fe y generaría dudas

La empresa LM Veintiuno realizó una solicitud a la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) del Servicio Fitosanitario del Ministerio de Agricultura y Ganadería

Ningún estudio puede ser más propicio para los sociólogos, comunicadores y todos aquellos que interactúan en nuestra sociedad, como el reiterado tema de “Río

Generalmente, cuando lo visito en mi memoria y los libros de historia, se coloca sus gafas, me invita a sentarme en sus regazos y

Con largas carreras como académicos en la Universidad de Costa Rica (UCR), Rodolfo Arias Formoso y Héctor Pérez Brignoli se unirán a otros universitarios

Por otro lado, el estudio del pasado, que había estado concentrado esencialmente en los aspectos políticos, se diversificó para comprender problemáticas tan diversas como
Semanario Universidad