PAC, AP y PIN se unen: Alianza intentará colocar a Ottón como presidente

La alianza entre los candidatos de Alianza Patriótica (AP), Integración Nacional (PIN) y Acción Ciudadana (PAC), busca llevar a Ottón Solís a la presidencia

Partidos apoyarán a Solís para la presidencia, aunque seguirán independientes con sus diputados y regidores.

La alianza entre los candidatos de Alianza Patriótica (AP), Integración Nacional (PIN) y Acción Ciudadana (PAC), busca llevar a Ottón Solís a la presidencia del país, bajo la promesa de que conformará un gobierno de “unidad nacional”.

Rolando Araya y Walter Muñoz renunciaron a sus candidaturas presidenciales para pedir votos por Solís, en un intento de revivir la coalición entre los grupos que adversaron el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, que no se concretó meses atrás.
Solís, Araya y Muñoz firmaron un documento en el cual se establece como “objetivo central y prioritario” obtener el triunfo en las elecciones de próximo 7 de febrero, con la unión de los partidos mencionados, así como las agrupaciones provinciales, cantonales y las “coaliciones patrióticas” que así lo deseen.
Además, Solís deberá expresar en su propaganda, entrevistas, foros, giras y demás actividades que representa no solo al PAC, sino a los partidos que se unieron en este acuerdo.
“Para confirmar esta voluntad unitaria, será integrada una coordinación política constituida por representantes de los tres partidos encargada de ejecutar, íntegramente, los propósitos enunciados en este acuerdo, los actos públicos, la publicidad, sus presupuestos y su cronograma, a partir de esta firma”, dice el documento.
Además, los aspirantes suscribieron un “programa mínimo común”, en el que se incluyen los 10 puntos propuestos por los grupos sociales que impulsaron esta alianza (ver recuadro).

CONTRA EL NEOLIBERALISMO

Rolando Araya aseguró que Alianza Patriótica nació para propiciar esta alianza con miras a un gobierno de “unidad nacional”, y reconoció que aceptar este acuerdo a tan poco tiempo de las elecciones no fue sencillo, pues a lo interno de su partido hubo oposición de algunos integrantes.
Para Araya, Liberación Nacional y el Movimiento Libertario son una amenaza para la institucionalidad del país, por lo que es necesario hacer cualquier sacrificio para evitar que esos grupos se mantengan en el poder.
“El pueblo nos necesita en las calles, nadie ignora las diferencias que yo he tenido con Ottón Solís, discrepamos sobre muchas cosas en el pasado, pero ante semejante amenaza, ante semejante peligro, esas diferencias son minúsculas, y estoy dispuesto a ponerlas abajo para unirnos aquí gracias también al gesto patriótico del doctor Muñoz”, afirmó Araya.
Araya aseguró que tras este pacto no hay ningún compromiso para distribuir puestos políticos, y su única motivación es su amor por Costa Rica.
“Quien crea en Rolando Araya que vote por Ottón Solís, quien crea en mis ideas, que nos acompañe en esta causa, porque estamos en un instante en que no queda más que ofrendar nuestro sacrificio por la patria”, afirmó.
Walter Muñoz indicó que el PIN se mantuvo de principio a fin con la idea de la coalición, escuchando el clamor de muchos costarricenses que “esperaban vernos unidos para salvar a Costa Rica”.
Aseguró que la democracia costarricense está “secuestrada” por los grupos que ostentan el poder, que han ido desmantelando instituciones como la seguridad social y tienen a más de un millón de personas en la pobreza.
“Hoy vengo a comprometerme a que tanto desde nuestro partido, como desde este frente común seguiré luchando por denunciar, porque todos los costarricenses sepan que vale más esta democracia que el interés de un partido o que el interés personal”, afirmó.
“Esta es una unidad no solo alrededor de nuestro candidato Ottón Solís, es un movimiento de unidad que trasciende las elecciones, que tiene que reflejarse en la Asamblea Legislativa y en las luchas sociales; y sin duda alguna debe reflejar los intereses de los costarricenses”, añadió.
Ottón Solís aseguró que esta alianza es producto del trabajo de muchas organizaciones sindicales, campesinas, ambientalistas, indígenas y de la sociedad civil, en respuesta al clamor popular que pedía unión.
“Este acuerdo es único en la historia de los acuerdos de este país. Aquí no se  han negociado prebendas, ni puestos, ni dinero,  ni agendas escondidas. No hay nada que no esté escrito, lo que hay  es un corazón con los cambios que le urgen a Costa Rica”, afirmó Solís.
El candidato del PAC prometió que conformará un gobierno de unidad nacional donde participen las personas con más capacidad, y no “aquellos que han vendido su corazón a quienes votan por ellos, o a quienes han financiado esas campañas millonarias”.
Solís dijo que las “circunstancias” no permitieron que desde antes se consolidara una coalición y se mostró confiado de poder ganar las próximas elecciones.

“UN MILAGRO”

El obispo de la Iglesia Luterana, Melvin Jiménez, fue uno de los principales impulsores de este acuerdo con el respaldo de las organizaciones de la sociedad civil, y consideró casi “un milagro” que se pudiese retomar la idea de unión.
“A Dios gracias apareció un nuevo grupo de ciudadanos que retomó esa bandera. Empezamos a conversar, pedimos deponer los miedos y el orgullo, realmente la voluntad de Dios hizo un milagro aquí y tenemos un acuerdo significativo no solo para un asunto electoral, sino para la historia de Costa Rica”, afirmó Jiménez.
En su criterio, esta alianza no responde a los resultados de las últimas encuestas,  sino que nace de la preocupación por la apatía y el alto abstencionismo que perciben del electorado.
Sobre la ausencia en este pacto de otros grupos de oposición como el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) o el Frente Amplio, Jiménez aseguró que la propuesta se hizo circular a todos los grupos.

MUY TARDE

El diputado y presidente del Frente Amplio, José Merino, aseguró que este acuerdo llegó tarde en la campaña y lamentó que no se pudiese haber concretado la coalición desde mucho antes cuando fue planteada; por ello la consideró una “acción desesperada”.
“Estamos haciendo una campaña centrada en los diputados y regidores del Frente Amplio, la gente inteligente comprenderá de qué hablamos. Por respeto a un planteamiento hecho, no creemos que este tipo de acuerdos de última hora sean lo más sano”, afirmó Merino.
El diputado y candidato presidencial del PASE, Óscar López, coincidió con Merino en que es tarde para formar coaliciones, pues ya no se puede renunciar a las candidaturas, y dijo que su partido ha ganado mucho apoyo de la gente.
“No apoyamos a Ottón Solís porque no estamos convencidos de muchos de sus planteamientos. No vemos coherencia en que primero hable pestes del TLC y luego pone a una líder de Cadexco (Cámara de Exportadores de Costa Rica) como vicepresidenta. Eso se llama ser ambivalente”, afirmó.


El programa de los 10 puntos

1. Renegociar el TLC y revisar sus leyes de implementación para rescatar el Estado social de derecho, la soberanía política, territorial y alimentaria, y así refundar la nueva República democrática, inclusiva y solidaria, con justa distribución de la riqueza,  fortalecimiento integral del régimen municipal y mejores organismos de control político.

2. Fortalecer las garantías sociales, las instituciones y  las empresas públicas.

3. Impulsar y apoyar nuevas formas de organización y de participación ciudadana y a las organizaciones populares existentes.

4. Defender de manera auténtica el medio ambiente, en particular el agua.

5. Apoyar de manera auténtica  la educación pública y la investigación científica y tecnológica estatales.

6. Rescatar y fortalecer la inversión pública y el mercado interno, incentivando la producción de las empresas nacionales, en especial de las de economía social y de las pequeñas y medianas empresas industriales, agropecuarias y campesinas (que fomenten la seguridad alimentaria).

7.  Rescatar la democracia costarricense a través de un nuevo código electoral, del desarrollo de los organismos de control político, de la libertad de organización, de la autonomía política y administrativa de las empresas públicas y del desarrollo de empresas comunitarias.

8. Impulsar el desarrollo democrático de las comunicaciones, procurando el acceso equitativo de los grupos sociales y partidos políticos a los medios de comunicación existentes, fortaleciendo los medios de comunicación estatales, promoviendo el surgimiento de  nuevos medios de carácter comunitario y garantizando la autonomía nacional en cuanto al control de las radiofrecuencias.

9. Modernizar y ordenar el transporte público en todas sus modalidades, sin recurrir a concesiones abusivas en la infraestructura del transporte y enfatizando el uso de energías alternativas.

10.  Reformar las leyes  tributarias a favor de la clase media y baja.


 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Ocho composiciones que viajan desde la catarsis de la construcción electrónica de sonidos hasta el uso novedoso de instrumentos de corte antiguo como el

Varias organizaciones presentaron ante la Secretaría Técnica Nacional del Ambiente (SETENA) documentación para que rechace una solicitud de exploración minera en el cause del

Con una manifestación realizada el 13 de enero ante Casa Presidencial, el Frente de Comunidades Costeras insistió ante la Presidencia de la República sobre

Omar Quesada, estudiante de Arquitectura de la Universidad de Costa Rica (UCR), comenzó su tesis de graduación con un objetivo: modificar las formas en

La obtención de una curul en la Asamblea Legislativa lo dio a conocer como el primer diputado no vidente en Costa Rica. Juró luchar

Los esfuerzos de comunidades y organizaciones no han logrado mitigar la expansión agresiva de la producción piñera, la cual ha implicado “serios impactos” al

Para el aspirante presidencial del Movimiento Libertario, Otto Guevara Guth, su rival Laura Chinchilla –del Partido Liberación Nacional- es la representante de la alianza

Pese a que el tema sobre la legalidad del fotocopiado ocupa el lugar once en la agenda de la Comisión de Asuntos Jurídicos de
Semanario Universidad