Piden reformas para eliminar injerencia política en la CCSS

El informe de la comisión de notables expertos, nombrada por la Casa Presidencial y ratificada por la junta directiva, soslayó las verdaderas causas de

El informe de la comisión de notables expertos, nombrada por la Casa Presidencial y ratificada por la junta directiva, soslayó las verdaderas causas de la grave situación de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y desvió la atención de los verdaderos males que aquejan a la institución, afirmaron organizaciones sindicales del sector salud, educación y otros, en un documento entregado el pasado miércoles 8 de febrero a directivos de la Caja.

La injerencia política de los gobiernos a través de las presidencias ejecutivas, el modelo financiero donde el gobierno no le paga a la institución lo que le corresponde, y la ausencia de planificación estratégica en la CCSS, son los problemas centrales de la institución, señaló el documento. El documento fue suscrito por 14 organizaciones sindicales, donde coinciden con parte de las 81 recomendaciones que hicieron los notables en octubre pasado, pero otras las rechazan tajantemente (ver recuadro).

En particular, subrayaron aquellas que en su criterio dejan ver la estrategia que está detrás de la “supuesta crisis de la CCSS”, en el contexto de la política neoliberal auspiciada por organismos internacionales y respaldada por reconocidos sectores políticos locales, con el objetivo de transformar la atención de la salud en negocio.

El documento fue recibido por los directivos José Joaquín Meléndez y José Luis Loría, representantes de sectores sociales en la institución, y por Carlos Fallas, en representación de la presidenta ejecutiva, Ileana Balmaceda.

Esto se da en momentos en que se anuncia que la directiva de la institución decidió posponer el nombramiento de cuatro nuevos gerentes, que debía hacer este 15 de febrero entre los preseleccionados de un concurso público abierto en diciembre.

Entre una decena de recomendaciones incluidas en el documento de los sindicatos, estos solicitaron a los directivos de la Caja asumir la responsabilidad de enviar al Poder Ejecutivo el monto de los déficits que acumula la CCSS, a fin de que el Ministerio de Hacienda los incluya en el presupuesto nacional, tal y como lo ordena el artículo 177 de la Constitución Política.

Luis Chavarría, secretario general de la Unión de Empleados de la Caja (UNDECA), manifestó que tras analizar de manera responsable las recomendaciones de los notables, el movimiento sindical no comparte el enfoque de dicho informe, pues dejó de lado la principal causa de la difícil situación de la Caja.

En su opinión, ello tiene que ver con la responsabilidad que tiene la junta directiva de cobrar lo que dice la ley, gestionar las deudas y cuestionar el pago con bonos de los adeudos del gobierno, cuyas consecuencias se están viendo.

Debería haber un estudio técnico y económico de lo que la Caja necesita a mediano y largo plazo para prestar los servicios, por lo que no se puede decir que se crearon más plazas de las necesarias, o cuestionar la compra de medicamentos, cuando no existe tal estudio, dijo Chavarría aludiendo a los cuestionamientos hechos por los notables.

“Le estamos diciendo a la junta directiva que tiene una cuota de responsabilidad en los arreglos de pago (de deudas del gobierno) porque, según la ley, la presidencia ejecutiva no los puede hacer (sin autorización), pero los ha venido haciendo, cosa que estamos pidiendo que se investigue”, apuntó Chavarría.

RESPONSABILIDAD

Según el escrito entregado por las organizaciones, tanto la prensa como la Casa Presidencial se han afanado en atribuir la grave situación de la Caja a los “privilegios” de los trabajadores, especialmente el gremio médico, y en la corrupción e incapacidad de los altos funcionarios. Los notables se ubican en ese contexto y de manera superficial tratan los problemas de la institución soslayando la responsabilidad política de quienes han dirigido el Poder Ejecutivo y los presidentes ejecutivos de la CCSS, máximos jerarcas y responsables de los principales problemas de la institución, señala.

Reconoce la responsabilidad que les cabe a los representantes de los sectores sociales (sindicatos, cooperativas y cámaras empresariales) en la junta directiva, y propone revisar el sistema de elección de los representantes de los sectores en ese órgano directivo para impedir la injerencia de la Casa Presidencial en los nombramientos.

Entre las recomendaciones de los notables que los sindicatos rechazan subrayan la recomendación 75 a, suscrita por Fernando Naranjo, Rafael Carrillo y Paulo Sauma, de delimitar los servicios de salud, y la número 81 (de Carrillo y Naranjo), donde estos notables, a propósito de la creación de cooperativas de salud, dicen que en este modelo debe valorarse la opción de que los asegurados puedan cubrir parte de los servicios médicos que reciben en los niveles 1 y 2 de atención médica.

A juicio de los dirigentes laborales, en estas recomendaciones surge de  manera nítida el motivo por el cual están llevando a la CCSS a una crisis, y los intereses mercantiles que se mueven detrás de ella, y se puede explicar el interés de la Casa Presidencial de nombrar una comisión “a su gusto” como la que nombró con esos expertos.


Mario Devandas:

Junta Directiva debe hablar claro

Jorge Luis Araya ([email protected])

El economista Mario Devandas, asesor de los sindicatos, dijo que llegaron a manifestarles a los directivos de la CCSS su preocupación porque están evadiendo hablarle a la población de los verdaderos problemas que tiene la institución.

¿Don Mario, a juicio de ustedes cuáles son los problemas centrales de la Caja?

-El principal es la falta de autonomía, por una injerencia política muy marcada de la Casa Presidencial.

Lo segundo es que el modelo financiero no está satisfaciendo las necesidades, porque el Estado no está cumpliendo las obligaciones que establece la Constitución Política en su artículo 177. Este le ordena al ministro de Hacienda incluir en el presupuesto nacional la suma que necesite la Caja. De manera que la Caja no tiene por qué tener déficit, pero esta junta directiva no le comunica al ministro esos déficits, y el ministro muy orondamente no los incluye en el presupuesto nacional.

Y  un problema muy grave es que no existe una planificación estratégica, no se sabe cuál es la Caja que necesitamos para el año 2020, cuántos hospitales, cuántos trabajadores, cuántos médicos, cuál es la carga financiera que hay que encontrar en este momento.

¿No están de acuerdo con los recortes de gastos en la institución?

-Hablar de recortes en estos momentos sin saber cuál es la Caja en el futuro nos parece que es irresponsable, y por eso vino el movimiento sindical a decirle a la junta directiva que le hable claro a la población y que cada palo aguante su vela. Es decir, que la Caja no permita que el Poder Ejecutivo se escude en la junta directiva para evadir sus responsabilidades.

¿A qué se refiere concretamente?

-Por ejemplo, acaban de  hacer un convenio con bonos, que la Caja no puede colocar en el mercado, porque los precios de los bonos en el mercado están cayendo, y ahora que subieron las tasas de interés en los bancos eso implica que los precios de los bonos en el mercado caen aun más.

Vean cómo es de grave que la Caja prefirió pedir préstamos al Banco Nacional y al Banco de Costa Rica y pagar ¢600 millones en intereses. Es decir, el Estado no está asumiendo las responsabilidades que le corresponde con la CCSS.

¿Qué pidieron a la junta directiva?

Primero que le hable claro a la población. Segundo, elaborar un proyecto de ley para eliminar la presidencia ejecutiva y devolverle la autonomía a la Caja; que se abra una discusión con todos los sectores sociales sobre el financiamiento de la Caja, porque se está actuando de manera inconstitucional.

En este momento las cuotas obrero-patronales son el 80% del ingreso de la institución, y los trabajadores son el 20% de la población. Quiere decir que el 20% están financiando al 80%, y el Estado paga de forma inadecuada lo que le corresponde, porque lo paga en bonos.

Obviamente la Caja en esas condiciones no puede resistir y eso es lo que venimos a decir.

¿Y qué les respondieron?

-Dijeron que van a estudiar nuestra posición. Nosotros vamos a seguir en pie de lucha. Es más, vamos a pedir una audiencia a la (Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada) UCCAEP, al movimiento solidarista y al movimiento cooperativista, porque los sectores sociales tienen seis representantes en la directiva de la Caja, y también existe una responsabilidad muy fuerte de los sectores sociales.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El informe de la comisión de notables expertos, nombrada por la Casa Presidencial y ratificada por la junta directiva, soslayó las verdaderas causas de

La escritora y actriz Arabella Salaberry afirmó a UNIVERSIDAD que la nueva Ley de Premios Nacionales de Cultura es una mala copia de la

El hecho de que en su momento la Sala Constitucional (IV) haya detenido los procesos de investigación que pudieron haber llevado al Tribunal Supremo

El artista hace arte y el arte, en principio, es algo extra-ordinario (algo que, si se encuentra en el mundo cotidiano, definitivamente es distinto,

Del 5 al 9 de marzo, la Universidad de Costa Rica (UCR) se llenará de música nacional, artesanías, puestos informativos y otras actividades para

Durante el período de transición entre años, circularon en Internet tres cartas de Boaventura de Souza Santos dirigidas a las izquierdas europeas y que

Costa Rica  le debe a este insigne ciudadano, recién fallecido, una serie de  obras de la mayor importancia. Entre estas destaca de manera especial 

Por cierto mi latín deja mucho que desear, pero la idea es que los mártires de una causa siempre fertilizan esa causa eventualmente. Todas
Semanario Universidad