Pobladores de Peralta de Turrialba reclaman a Unión Fenosa por cambios en el río Reventazón

Trabajos de construcción de una represa hidroeléctrica que realiza la transnacional española Unión Fenosa Generadora Torito S.A. bajo la modalidad de BOT (construir, operar

Trabajos de construcción de una represa hidroeléctrica que realiza la transnacional española Unión Fenosa Generadora Torito S.A. bajo la modalidad de BOT (construir, operar y transferir, según las siglas en inglés) con el ICE en el cauce del río Reventazón, serían la causa de un evento de erosión del principal camino que da acceso a la comunidad de Peralta de Turrialba. Los vecinos además temen que una crecida del río ahora pueda “barrer” el pueblo.

Así lo manifestó a UNIVERSIDAD Cupertino Jiménez, secretario de la Junta Administrativa de Desarrollo Integral de esa comunidad, quien informó que han sostenido reuniones con representantes de la empresa,  “pero han sido negativas” y añadió que “nosotros siempre buscamos el camino lógico de saber quién y cómo se hará responsable si el río se desborda y barre el pueblo de Peralta”.

De acuerdo con una denuncia presentada por esa junta el pasado 18 de agosto ante la Defensoría de los Habitantes, el problema deviene de que la empresa construyó un dique en la margen derecha del río para proteger la casa de máquinas del proyecto, lo cual ha provocado que el río tras golpear el dique “se lance hacia el otro lado, lo que está ocasionando que se lave el terreno”, donde “se encuentra el camino de acceso más importante que lleva hasta nuestra comunidad”.

 

Un temporal en julio evidenció “el grave daño” que significa la construcción del dique, según el texto de la denuncia en el que consta el malestar de los vecinos con la empresa, donde aducen que no se les ha tomado en cuenta y que el representante de la empresa, Francisco Cruz, ha negado cualquier afectación de las obras.

“Como si fuera poco -añade ese documento- actualmente la empresa continúa estrechando el canal del río, provocando que nos siga afectando fuertemente y ponga en riesgo las vidas humanas y las propiedades que se localizan aguas abajo donde se desarrolla el proyecto”.

Jiménez criticó el hecho de que la empresa realice los trabajos a derecho, ya que cuenta con permisos del Ministerio de Ambiente, Energía y Agua (MINAE) y la Secretería Técnica Nacional del Ambiente (SETENA),“pero viola los derechos del río. Con la crecida que hubo el río pegó en el relleno que hicieron y se volcó, derrumbó parte del camino y ahora amenaza al pueblo. Por eso hicimos la denuncia”.

Expresó que “ese camino no aguanta un invierno, el río lo está lavando”. Informó que la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE) llevó maquinaria y colocó piedra en el punto más crítico, pero según dijo se trata de una “solución temporal apagaincendios”.

El dirigente comunal aseveró que “nos parece que hay irregularidades en el otorgamiento de permisos, si se realiza una asamblea comunitaria tienen que informar al respecto, pero nunca se llevó a cabo tal asamblea, nunca nos consultaron a los pobladores sobre el proyecto y sin embargo les aprobaron el estudio de impacto ambiental (EsIA)”.

Por su parte Francisco Cruz, representante legal de la empresa, indicó que reiteradamente les ha solicitado a los vecinos, concretamente a Óscar Ramos, presidente de esa junta de desarrollo, que presenten algún estudio que responsabilice a los trabajos realizados del daño denunciado al camino.

“De acuerdo con los propios estudios realizados por la empresa, consideramos que no hay ninguna afectación a la población de Peralta; no obstante hemos solicitado una y otra vez que, en la eventualidad de que podamos estar equivocados, nos envíen por escrito algún análisis”, expresó.

“La empresa está anuente a reparar no sólo daños ya acaecidos sino potenciales a la comunidad de Peralta o cualquier otra, pero requerimos conocer algún estudio que lo fundamente”, insistió.

Sobre el EsiA, adujo que el consultor que realizó el estudio le proporcionó a la empresa una lista con nombres de personas que habían sido entrevistadas como parte de todo el proceso de estudios realizado en el 2008.

“El regente ambiental confirmó que esas personas sí habían sido consultadas, es un funcionario que está acreditado por SETENA y no tengo por qué poner en duda lo que él me diga”, añadió Cruz.

Según indicó, la empresa debe poner en marcha la nueva represa hidroeléctrica en un plazo de 36 meses que empezó a correr el pasado 2 de febrero, es decir en febrero del 2015.

RIESGOS

En el 2008 el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) adjudicó a la empresa Unión Fenosa la construcción del proyecto hidroeléctrico Torito bajo la modalidad BOT.

La empresa operará durante 20 años el proyecto de 50 megawatts (MW) y el ICE le comprará la energía. Al término de ese plazo el proyecto pasa a manos del ICE. Esa empresa ya desarrolló en el país el proyecto hidroeléctrico La Joya, en Tucurrique de Cartago, el cual funciona tras haber superado denuncias como que en octubre del 2004 el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) detuviera las obras por problemas ambientales. Se trata de una empresa transnacional de capital español, que desde hace años tiene presencia en Centroamérica, sobre todo en Nicaragua.

En febrero pasado, el gobierno de Laura Chinchilla declaró el proyecto hidroeléctrico Torito de interés nacional, con lo cual no sólo todos los trámites necesarios fueron más expeditos, sino que se facultó a la empresa gestora la tala de árboles de especies vedadas.

Cruz además llamó la atención a que según dijo toda la zona está en la mira de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) no sólo por la afectación del río en Peralta, sino a lo largo de su recorrido tanto aguas arriba como abajo de esa comunidad.

Al respecto, Julio Madrigal, geólogo del departamento de Prevención y Mitigación de la CNE, confirmó que la erosión en el camino en la margen izquierda del Reventazón se dio luego de fuertes lluvias que se dieron a finales de julio.

Al referirse al riesgo en la zona, explicó que la cuenca del Reventazón agrupa a cuatro o cinco ríos principales, además de dos embalses: Cachí -que concentra a los ríos Reventazón, Navarro y Grande de Orosí- y Angostura -que suma los ríos Tuis y Pejibaye-. Luego el Reventazón sigue hasta donde se sitúa este nuevo proyecto.

“De manera que antes de llegar a Peralta el Reventazón tiene dos áreas de amortiguamiento artificiales en la forma de estos embalses y el ICE tiene protocolos de seguridad y rótulos informativos para que las personas de comunidades como Peralta y demás sepan dónde no bañarse. Sin embargo,  siempre se hacen controles de valoración”, manifestó.

Tras recordar que es responsabilidad de la SETENA y otras instancias valorar el daño que cada proyecto en particular pueda implicar, recordó que se hacen controles sobre la cuenca bajo la tutela del ICE.

Por su parte, Jiménez reclamó que la empresa supuestamente asumió el compromiso de aportar ¢50 millones a cada una de las asociaciones de desarrollo de los pueblos impactados, pero según dijo no ha sido así. “Tras la tala del inicio de la construcción aparentemente juntaron ¢40 millones para repartirlos a las juntas administradoras de las escuelas. Nos han dado atolillo con el dedo y el proyecto ya está bastante avanzado”.

 


 

“El pueblo que se negó a morir”

Peralta se encuentra a unos 15 kilómetros al este de Turrialba. Según relató Jiménez, la comunidad vivió su propia crisis tras el cierre del ferrocarril durante el gobierno de José María Figueres.

“Después de 1991 -cuando cerró el ferrocarril- comenzó una fuerte emigración; para 1995 éramos alrededor de 200 habitantes, pero hemos crecido y ya ahora vamos como por 700”, apuntó.

Informó que la principal actividad económica a la que se dedican los habitantes de Peralta es la cría de ganado vacuno y producción de leche y detalló que en el año 2000 se estableció una planta quesera, la cual “le ha dado oxígeno al pueblo”. Añadió que se estableció una asociación local de productores de leche.

“Peralta quedó como un pueblo fantasma, pero este es el pueblo que se negó a morir”, aseveró.

Sin embargo, Jiménez insistió en mostrar su preocupación por cuanto el camino que se ha visto afectado es la principal vía de acceso y salida de Peralta.

Según explicó, la comunidad cuenta con otra vía de acceso y salida, pero se trata de una ruta más larga y de lastre, por lo que el camino ahora erosionado es “fundamental” en términos de reducir el costo del transporte.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Oyó, provenientes del exterior, el ruido de los carros y los graznidos de las grullas en la ciénaga lejana, además de los balidos enfadados

El Teatro Guadaña de la Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica está de fiesta. Para conmemorar sus primeros 20 años de

La medida, que rige del 1 de julio al 31 de diciembre de 2012, fue avalada por el Consejo Universitario en sesión N.° 5676,

Los próximos 1 y 2 de noviembre se realizará la segunda ronda electoral y se definirá el nuevo directorio de la Federación de Estudiantes

No fue sino hasta noviembre del 2011, a casi un año de iniciadas las obras, que la Junta Directiva del Consejo Nacional de

América Central carga una enorme deuda en materia de prevención de la violencia contra la niñez y la adolescencia. Se trata de una región

Trabajos de construcción de una represa hidroeléctrica que realiza la transnacional española Unión Fenosa Generadora Torito S.A. bajo la modalidad de BOT (construir, operar

El asunto me llegaba un poquillo fétido, pero yo no lo sabía, pues fue hasta en agosto de 2011 que me enteré que doña
Semanario Universidad