Trocha fronteriza: Una emergencia que dura cuatro años y está lejos de terminar

Sitio en el sector de Tiricias donde el hundimiento del puente de troncos interrumpió el paso de la Trocha hacia el lado de Crucitas

Sitio en el sector de Tiricias donde el hundimiento del puente de troncos interrumpió el paso de la Trocha hacia el lado de Crucitas (Foto: Denis Castro).

Cuatro años cumplió este mes de marzo el decreto de emergencia 36440 MP dictado por la Administración de Laura Chinchilla, que dio paso a la construcción de la polémica Trocha fronteriza, que lejos de lo que se esperaba, aún está lejos de concluirse.

Al contrario, solo tiene habilitadas algunas secciones de sus 160 km, mientras a otras el abandono las dejó intransitables y el actual Gobierno valora si conviene cambiar el trazado inicial, al tiempo que finqueros y habitantes de la franja fronteriza claman para que la obra no se detenga.

Para destinar miles de millones de colones y construir la denominada Ruta 1856 “Juan Rafael Mora Porras” sin diseños, ni planos ni controles establecidos para la contratación de obra pública, la an­te­rior Ad­mi­nis­tra­ción echó mano de la Ley Na­cio­nal de Emer­gen­cias y Pre­ven­ción del Ries­go, creada para atender el “es­ta­do de cri­sis pro­vo­ca­do por el desas­tre”.

altalt

Es necesaro recordar que el decreto publicado el 7 de marzo del 2011 declaraba estado de emergencia en cantones fronterizos de Pococí,  Sarapiquí, San Carlos, Upala y Los Chiles, con el argumento principal de “pro­te­ger la so­be­ra­nía na­cio­nal” tras la ocupación de isla Calero, o Por­ti­llos, conflicto que los dos países aún ventilan en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

BARRO Y ESPERANZA

UNIVERSIDAD hizo un recorrido por la Trocha, el 13 y el 14 de marzo pasados, y constató que la ruta se quedó en un ca­mino de las­tre, trazado desde Delta de Sarapiquí en el Caribe cerca de la desembocadura del río San Juan, hasta el centro de Los Chiles, Zona Norte, inconclusa y fangosa en algunos tramos, interrumpida en otros por el hundimiento de puentes  que se improvisaron con troncos de madera, alcantarillas de plástico o contenedores metálicos.

En aquellos sectores donde quedan tramos de camino lastreado en buenas condiciones los habitantes agradecen las facilidades de comunicación que trajo la vía a esa apartada y escasamente poblada zona, antes olvidada por los gobiernos. Los que quedaron en zonas aisladas por el contrario lamentan la parálisis y no pierden la fe de que los trabajos se continúan aunque desconfían de las promesas que les ha dado el Gobierno.

Tal es el caso de Miguel Gómez, un campesino de Cuatro Esquinas, localidad próxima al centro de Los Chiles, quien dijo que para ir a la escuela de este lugar los niños tienen que viajar una hora en bus, mientras que si estuviera el puente que uniría la ruta en el río Medio Queso, tardarían solo 15 minutos. “Quién sabe cuándo lo irán a hacer, los políticos solo para las elecciones se acuerdan de uno”, lamentó.

Entre los tramos más problemáticos de la ruta fronteriza se encuentra el trecho entre Boca del Río Sarapiquí y La Cureñita, en dirección a Boca del Río San Carlos, sección en la que no se han hecho obras. De la Cureñita a Boca del Río San Carlos hay unos 20 km de camino de lastre en buenas condiciones, pero al otro lado del río, rumbo a Chorreras y Crucitas, el camino es de tierra con derrumbes y no hay puentes, por lo que no hay paso en vehículo.

Durante dos semanas, UNIVERSIDAD buscó la versión del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), pero adujeron que las instituciones estaban analizando el tema y ocuparían unos días más para expresar posición acerca de la política por seguir con la Trocha.

FAVORECIDOS

Lugares como Boca del Río San Carlos se encuentran entre las comunidades favorecidas con los caminos de acceso que el Conavi lastreó hasta conectar con la Trocha. En este caso, se lastreó el camino de 50 km que va desde Pital de San Carlos pasando por varios poblados hasta la Boca del Río, lo que aumentó la llegada de turismo a este lugar, donde hay tres pequeños hoteles. La Cooperativa de Electrificación de San Carlos (Coopelesca) llevó luz eléctrica a unas remotas casas y el Instituto Costarricense de Electricidad instaló equipo para conexión a Internet en dos escuelas nuevas que se construyeron en Boca del Río San Carlos y el trayecto a Cureña.

“Esperamos que se pueda seguir con el excelente proyecto de la Trocha, pues sería una lástima que quede abandonado”, deseó el habitante Carlos Quirós, quien  se desempeña como juez de pueblo para solución de pequeños conflictos entre vecinos en Boca de Río San Carlos.

“Teníamos muchos conflictos con el transporte por río San Juan. Ahora tenemos una Trocha que aunque sea por partes, es de mucho beneficio”, dijo.

Eduardo Artavia,  poblador pionero de Boca Tapada de San Carlos, hizo ver que sería una lástima que se abandone la construcción de la Trocha, que ha sido de beneficio para las comunidades de la zona y para el país. Lo que más lo ha favorecido es que por medio de la Trocha Conavi lastreó el camino de acceso desde Pital, lo que junto con la llegada de la luz eléctrica ha cambiado mucho la vida en la zona, que “estamos cuidando para el turismo”.

Ojalá que no abandonen la idea de la Trocha y que construyan el puente sobre el río San Carlos, lo que daría una comunicación muy rápida con Los Chiles, expresó.

Carlos Espinoza, un agricultor que vive en el sector de la Cureñita en el lugar exacto donde la ruta de lastre se termina y continúa como un camino de tierra intransitable, explicó que para una persona como él que ha vivido siempre en la montaña atenido al transporte por el río San Juan, la Trocha ha sido “una belleza”. Eso sí, de “aquí para afuera, porque para adentro no existe más que una media pasada y la gente se la juega por el río”.

Ronald Rojas, un médico que posee casa junto a la desembocadura del río, destacó el impacto positivo de la carretera, pues ahora la gente tiene allí más accesibilidad, los médicos pueden llegar a dar consultas, los estudiantes a los centros de estudio, una ambulancia puede llegar en una emergencia y la vigilancia y la seguridad han mejorado. No es lo mismo tener que ir en el bote por el río;  ahora aunque sea en bicicleta o a caballo la gente tiene un camino para pasar.

“Lo ideal es que la carretera se concluya; no es una cuestión de un gobierno sino de un país, por muchas cosas, por seguridad, por desarrollo y por equidad. Porque esta ha sido una población ignorada por 80 años, y a los políticos nos les interesaba, pero estos son seres humanos y ciudadanos iguales a otros”, defendió Rojas.


Trocha millonaria

El gobierno ha invertido  unos ¢45.000 millones (cerca de $83 millones) en la Trocha fronteriza que a cuatro años  de iniciada aún no tiene los diseños finales y se desconoce cuánto costará finalmente.

La anterior administración de Laura Chinchilla calculó en ¢50.000 millones los presupuestos pendientes para terminar la construcción de la carretera y asegurar la conectividad de los 160 km de ruta.

El Gobierno de Luis Guillermo Solís se puso como meta en el Plan Nacional de Desa­rro­llo concluir un 40% de la vía.

Se ha de considerar que además de terminar  secciones de la Trocha que quedaron inconclusas, y reparar otras  que se dejaron en abandono y están intransitables tras la investigación iniciada por la Fiscalía por escándalos de corrupción con los dineros utilizados,  la ruta requiere la construcción de más de una docena de puentes, algunos de gran tamaño, como en el caso de los ríos San Carlos y Sarapiquí.

La administración de Laura Chinchilla destinó a la construcción de la Trocha por medio del Fondo Nacional de Emergencias  ¢27.565 millones, de los cuales aún quedan ¢5.932 millones por ejecutar,  por lo que serían ¢24.​165.​777 los ya invertidos, según datos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

A esa suma se añadirían más de ¢20.000 millones que había empleado el Conavi,  entidad ejecutora del proyecto, tras iniciar la construcción de la ruta en diciembre del 2010 y antes de recibir los fondos de la CNE.

Del Fondo Nacional de Emergencias la CNE le entregó al Conavi ¢16.000 millones, al  Ministerio de Seguridad Pública (MSP) ¢9.900 millones, al Sistema Na­cio­nal de Áreas de Con­ser­va­ción (Sinac) ¢1.041 millones, y Ministerio de Salud ¢137 millones.

El MSP destinó recursos para la compra de uni­for­mes, vehícu­los y cons­truc­ción de de­le­ga­cio­nes para la Fuerza Pública en la zona, instalaciones que aún no han sido construidas.

El Sinac ha invertido en un plan de siembra de árboles en secciones de la vía, construcción de taludes y otras obras de mitigación de daños ecológicos causados por las empresas constructoras durante el improvisado trazado de la ruta.

El Conavi ha empleado fondos en obras de mantenimiento y construcción de puentes en rutas de acceso a la Trocha, así como la colocación de puentes provisionales en algunos tramos de la propia Trocha y para el 2015 había presupuestado 8.000 millones.


Crimen organizado, caso complejo*

Lo que avanzaba como la obra estrella de la administración Chinchilla se tornó de pronto en piedra de escándalo tras denuncias de daños ambientales y corrupción con presuntos despilfarros de fondos públicos y dádivas de las empresas constructoras a los funcionarios  responsables del proyecto, tras lo cual la obra se detuvo.

El caso originó una investigación en la Comisión de Ingreso y Gasto Público en la Asamblea Legislativa, en medio de hipótesis sobre los verdaderos motivos que tuvo el Gobierno para iniciar la obra y la Fiscalía de Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción abrió una causa penal.

Un par de presuntos responsables estuvieron algunos meses en prisión preventiva y luego liberados, y ahora se aguarda la acusación que presentaría ante los tribunales próximamente la Fiscalía contra un grupo de imputados, según se ha informado en esa dependencia judicial.

La Fiscalía informó de que ha indagado a 42 personas y aún no es posible adelantar fechas para la presentación de acusaciones en los tribunales contra los posibles imputados en el caso de la Trocha (expediente 12-000053-621-PE).

Esta es una investigación compleja que recibió declaratoria de crimen organizado en noviembre del 2012, y se encuentra en etapa preparatoria, la cual consiste en la recolección y análisis de las pruebas, en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial, puntualizó la Fiscalía ante consulta de UNIVERSIDAD.

Algunas de las diligencias realizadas a la fecha consisten en  55 allanamientos, 14 levantamientos del secreto bancario, 2 solicitudes de levantamiento tributario de personas físicas y jurídicas, 16 solicitudes de secuestro de información privada, 125 entrevistas a testigos, indagatorias a 42 personas imputadas (sospechosas, no acusadas).

El pasado 13 de marzo, la Fiscalía solicitó prórroga de medidas cautelares contra cuatro de los imputados, de apellidos Ramírez, Serrano, Castillo y Baralis, las cuales habían sido concedidas por el Juzgado Penal hasta el 14 de setiembre del 2015. Consisten en presentarse a firmar una vez al mes, entrega del pasaporte, impedimento de salida del país y tener domicilio actualizado.

*Fuente: Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción.


Mucho beneficio

•Carlos Quirós, juez de pueblo, Boca de Río San Carlos.

Nosotros teníamos muchos conflictos con el transporte por el río San Juan, ahora tenemos una Trocha que aunque sea por partes, es de mucho beneficio. Sería una lástima que quede abandonado el excelente proyecto que había.

•Jorge Cerdas, presidente de la Asociación de Desarrollo  en el sector de Cureña.

Con la carretera ahora casi no ocupamos el San Juan. Mientras que antes teníamos que viajar en bote y pasar pidiéndole permiso a los del ejército de Nicaragua y después de las seis de la tarde no se podía,  ahora llega aquí el bus, y los de la cadena comercial y los verduleros vienen hasta aquí a comprar y a vender, así que nos hemos beneficiado bastante.

Ronald Rojas, médico vinculado a la comunidad de Boca del Río San Carlos.

Lo ideal es que se concluya la carretera porque este es un  proyecto país por muchas cosas, por seguridad, por desarrollo y por equidad. Esta ha sido una población ignorada por 80 años. A los políticos nos les interesaba porque es muy poca gente, y políticamente no tienen peso, pero son seres humanos con iguales derechos a los de cualquier otro.

Eduardo Artavia, finquero de Boca Tapada de San Carlos

La Trocha nos benefició sobre todo porque por medio de ella el Conavi arregló el camino de acceso desde Pital y eso ha facilitado la comunicación, la llegada del turismo, la vigilancia y la seguridad. La policía ahora se mueve más, tiene mayor control, y no entran por aquí tantos indocumentados de Nicaragua como antes, que pasaban grupos hasta de cien o más personas.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Garissa, Kenia- Un grupo de islamistas somalíes shebab asaltaron este jueves una residencia universitaria en Kenia y masacraron al menos 147 estudiantes, tras una larga

Quito, Ecuador- Una pequeña rana, que como los juguetes Transformer puede alterar su aspecto en segundos, fue descubierta en los bosques nublados de los

Los fallecimientos por accidentes de tránsito representan en Costa Rica la primera causa de muerte violenta; ninguno de los otros cuatro tipos de muertes

Filas así son comunes en el Pretil, frente a la Biblioteca Carlos Monge (Foto: Katya Alvarado)La Universidad de Costa Rica (UCR) evalúa la experiencia

El acuerdo final sobre el programa nuclear iraní, que parece posible tras el compromiso de Lausana, dará a Irán un lugar de primer plano

El filme Viaje, de la cineasta costarricense Paz Fábrega, pudo llegar a las pantallas en febrero pasado tras superar las dudas de su creadora

Toda pesca es de interés científico, dice el presidente del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), Gustavo Meneses. Toda. ¿Incluso la pesca de

Tras un comienzo difícil los máximos dirigentes de Grecia, Alexis Tsipras y de Alemania Ángela Merkel comienzan a limar sus asperezas.La visita del primer
Semanario Universidad