Vidrio cobra vida en nueva investigación

La innovación en las técnicas y materiales usados en el arte son una constante para quienes se dedican a la creación artística.

La innovación en las técnicas y materiales usados en el arte son una constante para quienes se dedican a la creación artística. La búsqueda de materia prima para ampliar y mejorar la eficiencia de los recursos es primordial para optimizar la enseñanza.

Este es el caso del proyecto Nuevas posibilidades del vidrio para la investigación y la didáctica en los procesos artísticos, que está a cargo de la M.Sc. Carmen Aguilar Aguilar y la Licda. Elizabeth Castro Aguilera. Además, forma parte de los trabajos inscritos en el Instituto de Investigaciones en Arte (Iiarte) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La investigación pretende generar nuevas posibilidades técnicas y resolver las carencias existentes en el ámbito docente y profesional nacional en la utilización del vidrio como material creativo.

“Con esta investigación se pretende introducir la enseñanza de las técnicas básicas y especializadas del vidrio para la ejecución de obra plástica a corto plazo, dar a conocer las posibilidades expresivas del vidrio y a la vez integrarlo con las técnicas cerámicas, actualmente utilizadas como medio de expresión plástica”, explicó Aguilar.

Agregó que el vidrio es un material de gran valor para la expresión plástica, pero que pocos artistas lo utilizan sobre todo por desconocimiento y por considerar que las técnicas de trabajo son complejas. No obstante, la tecnología permite explorar nuevas posibilidades expresivas y es precisamente lo que se quiere lograr con la investigación.

Uno de los objetivos del proyecto es la utilización de materiales de desecho como materia prima, ya que esto abarata costos. En este caso, se está trabajando con vidrio de ventana, conocido como vidrio flotado, que no se recicla y que en la UCR se deshecha, y también con botellas.

“La idea es buscar opciones de material que le abaraten costos a los estudiantes, que logren incorporar elementos nuevos a sus creaciones artísticas y que además podamos contribuir de alguna manera con la conservación del ambiente”, recalcó Castro.

 “Cada vidrio tiene personalidad propia”

Aparte de la búsqueda y recopilación de información teórica, este trabajo se caracteriza por la experimentación.

Ambas profesoras han puesto en práctica distintas técnicas para manipular el vidrio y lograr su uso en piezas artísticas. Esto no lo han hecho solas, pues los resultados de las pruebas se aplican en los ejercicios que realizan los estudiantes del curso Taller de vidrio y plástico.

Según explicaron Aguilar y Castro, las técnicas vítreas contemplan el trabajo en frío y con calor. En el caso de las técnicas en frío se utiliza el ensamble, esmerilado, vitral, ácidos y equipos de corte y abrasión.

Por otro lado, han experimentado con técnicas de calor, especialmente vitrofusión y termoformado, que permite la fusión de piezas de vidrio o darle forma a las piezas con el uso de moldes. Todo esto se logra al someter al vidrio sólido a altas temperaturas, dentro de hornos especializados.

Pero no todos los vidrios se comportan de la misma manera, por lo que parte de la investigación consiste en hacer pruebas para determinar qué tipos de vidrios se funden entre sí, si son compatibles o a qué temperatura se logran ciertas formas, texturas o colores, según lo que se desea obtener.

Todo este trabajo se ha realizado en el Taller-Laboratorio de Cerámica de la Escuela de Artes Plásticas de la UCR, que les facilita espacio y equipo para efectuar la investigación de las técnicas en frío y los hornos para vitrofusión y termoformado.

Un tercer grupo incluye las técnicas de soplado y colada, en las que el vidrio se calienta, se convierte en líquido y se le da forma. En el soplado se crea una bola de vidrio y se transforma con moldes o libremente; mediante colada el material se vierte en una superficie o en un molde.

En ambos casos se necesita un horno especial. Las investigadoras están a la espera de que se logre la compra de este equipo, para incorporar al estudio estas técnicas y así incluirlas dentro de las guías didácticas que se publicarán como resultado de la investigación.

Además del vidrio también se utilizan arcillas, metales, pigmentos, esmaltes, alambre, transferencias, entre otros, para lograr diversidad de acabados, siempre con la consigna de aprovechar materiales de uso cotidiano, ya sean de bajo costo o de deshecho.

Para Castro, con la utilización del vidrio, la posibilidad del trabajo plástico se amplía muchísimo más. Esto le da a los artistas la oportunidad de innovar e incorporar a sus trabajos un material versátil que expandirá aún más su labor creativa.

Logros alcanzados

La reutilización exitosa del vidrio flotado o de ventana resulta de gran importancia, pues aparte de ser un material fácil de conseguir, presenta mucha versatilidad, lo que abre posibilidades para su implementación en diversas áreas y lenguajes de las Artes Plásticas.

En este momento el proyecto se encuentra bastante avanzado y se han alcanzado logros en las técnicas de ensamble, esmerilado y vitral, especialmente vitrofusión y termoformado, ya que se ha podido determinar la compatibilidad de materiales, temperaturas adecuadas para lograr formas y texturas, así como la manera de utilizar otros elementos para lograr colores o acabados determinados.

“Otro punto a resaltar de la investigación es que al ser el vidrio y la cerámica materiales afines, se amplía e incorpora el vidrio al trabajo cerámico”, destacó Aguilar.

Como parte de los productos que se obtendrán de este proyecto se publicarán guías didácticas sobre las distintas técnicas del trabajo en vidrio como materia prima, lo que beneficiará a docentes, estudiantes y personas interesadas en los procesos vítreos. Con estas guías la enseñanza se facilitará y a la vez se ampliará la oferta de cursos de especialización.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Costa Rica enfrenta un contexto mundial difícil, económicamente deprimido, socialmente turbulento, y no parece tener agilidad para reaccionar.

El crecimiento de las ciudades continúa sin parar, bosques y áreas verdes van gradualmente cediendo espacio a caminos, viviendas e industrias
Semanario Universidad