UCR investiga enfermedades y plagas en cafetos

Proyecto de la UCR utiliza biotecnología para combatir hongos del café

UCR busca “curar” plaga como la roya y el ojo de gallo.

UCR busca “curar” plaga como la roya y el ojo de gallo.

El proyecto “Producción de nuevas variantes de café”, de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR), intenta solucionar algunos de los peores azotes de la producción cafetalera como los hongos de la roya y el ojo de gallo.

Marta Valdez, quien trabaja desde 1991 en biotecnología aplicada a productos de cultivo, señaló que el proyecto utiliza un método científico conocido como «mutagenésis» para encontrar resistencia o tolerancia de los cafetos a estas enfermedades fúngicas con métodos biotecnológicos.

La especialista detalló que hasta ahora se ha optado por combatir estas plagas utilizando fungicidas, pero este tratamiento convencional no es completamente efectivo.

Andrés Gatica, investigador principal, comentó que el proyecto recibe financiamiento de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) y apoyo del Instituto Costarricense del Café (Icafé), de su centro de investigaciones (Cicafé) y del Ministerio de Ciencia y Tecnología (Micit).

La técnica

La mutagénesis es la inducción de mutaciones en un ser vivo. Una mutación es una alteración en la información genética de un organismo. “Es un proceso natural provocado por radiaciones, pero en este caso se hace a nivel de laboratorio con agentes químicos”, explicó Gatica.

A diferencia de otros procesos biotecnológicos, en este caso no hay inserción de material genético de otras especies.

Las mutaciones son procesos completamente aleatorios. Aunque la probabilidad de que se obtenga el resultado esperado –es decir, conferirle al café resistencia contra las enfermedades– podrían surgir otras variaciones de interés que deben analizarse.

Gatica explicó que se puede obtener una variedad de café más productiva, de mayor tamaño o más resistente a condiciones adversas, “pero no hay garantía de ello”.

Embrapa está desarrollando café modificado genéticamente en conjunto con la UCR. Los investigadores de este proyecto lograron conferirle al fruto resistencia contra la broca. Cuando el insecto que provoca la broca muerde el fruto, las proteínas Cry –que son específicas contra este tipo de insectos– desencadenan una reacción en su sistema digestivo y consecuentemente muere.

Valdez agregó que antes de sembrar a nivel comercial, el producto debe pasar por muchas pruebas de seguridad ambiental e inocuidad en condiciones controladas. Hasta que no se garantice que el cultivo es completamente seguro, no se puede comercializar y eso puede llevar muchos años de trabajo.

El trabajo inició este año y se espera sembrar en Brasil, “y si se permite, en Costa Rica” comentó Valdez. “Hay genes que se pueden usar para darle resistencia a la planta contra los hongos, es el método más fácil y directo, pero lamentablemente las reacciones en contra [de la siembra] nos detienen”, agregó.

Importancia del producto

Valdez destacó que los cultivos de café son un aporte a la base social del país y que por esa razón no se deben dejar caer, ya que muchos de ellos pertenecen a pequeños y medianos productores.

“El café es uno de los cultivos agrícolas más importante a nivel mundial y el quinto en Costa Rica”, aseguró Gatica.

El café fue el producto que impulsó la economía costarricense. Según el Icafe, la primera exportación de este cultivo a Inglaterra data de 1832, y ocho años más tarde se consolidó su comercialización con Europa. Desde entonces se han buscado nuevos métodos para mejorar la producción y su eficiencia.

Datos del Banco Central de Costa Rica estiman que el 0,38% del PIB del país correspondió a café durante el año 2014.

Para más información sobre los proyectos de investigación biotecnológicos de la UCR, puede consultar el sitio web http://biotec.biologia.ucr.ac.cr

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Semanario Universidad