Concluyen vuelos de misión CARTA 2005

El avión WB-57 de la NASA, ubicado en el aeropuerto Juan Santamaría, despega para escudriñar al país. El pasado 9 de abril terminó la

El avión WB-57 de la NASA, ubicado en el aeropuerto Juan Santamaría, despega para escudriñar al país.

El pasado 9 de abril terminó la fase de vuelos de la Misión CARTA 2005 (Costa Rica Airborne Research and Technology Aplications) en la que se tomaron más de 8 mil fotografías de alta resolución de la superficie costarricense y se recolectaron gran cantidad de datos con sensores tecnológicamente muy avanzados.

Luego del proceso de obtención de datos, éstos se analizarán y se revelarán los rollos fotográficos para ponerlos en conocimiento de las entidades que así lo requieran para sus investigaciones. Por ejemplo, el Programa de Regularización del Catastro y Registro los usará para elaborar nuevos mapas catastrales en casi la totalidad del país.

La misión, al igual que CARTA 2003, es una iniciativa costarricense liderada por el Programa Nacional de Investigaciones Aerotransportadas y Sensores Remotos (PRIAS) del Centro Nacional de Alta Tecnología (CENAT). La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) colabora de manera conjunta.

Otros organismos como las universidades estatales, ministerios e instituciones también tomaron parte en un proyecto que su director, Jorge Díaz Díaz califica de «la más ambiciosa misión científica costarricense».

IMPORTANCIA NACIONAL

Díaz explicó a UNIVERSIDAD que el principal objetivo de la Misión CARTA 2005 es «adquirir imágenes sobre Costa Rica que nos den un estado actual del país en materia de cobertura de todo tipo: urbana, bosques, plantaciones, hidrología y cuencas».

De ahí que el proyecto haya sido declarado de interés nacional el 8 de marzo en el diario oficial La Gaceta, pues diversas entidades pueden hacer uso de esta información para buscar zonas de peligro por derrumbes, inundaciones o para regular el área de plantaciones.

Díaz explicó que se puede analizar la situación de las cuencas hidrográficas, con tal de preservar el recurso hídrico del país.

En la misión resalta la decisiva participación de las universidades estatales. Díaz y Javier Bonatti, coordinador científico del proyecto, son al mismo tiempo profesores de la Escuela de Física de la Universidad de Costa Rica (UCR). Además varios estudiantes de esta escuela participan activamente en el proceso.

CARACTERÍSTICAS DE CARTA

El director de la misión explicó que CARTA 2005 es un proyecto muy ambicioso en la medida que busca cubrir la mayoría del territorio nacional. Sin embargo, hubo problemas con el clima pues el mes de marzo estuvo muy nublado en comparación con otros años.

En esta oportunidad se cubrió 80% del país y sumado a la información de CARTA 2003, se acerca al 90%, pues se logró recolectar datos de lugares que el clima no permitió fotografiar hace dos años.

Díaz detalló que las fotografías de esta misión están en una mayor resolución porque el avión está volando a menor altura.

CARTA 2005 cuenta con una cámara RC-30 para las fotografías, una cámara digital que envía datos inmediatamente a los laboratorios, un sensor multiespectral de 50 bandas de información (MASTER) y un sensor hiperespectral de 126 bandas (HyMap) de tal fineza que permite establecer incluso los tipos de árboles en un bosque. Adicionalmente utilizan un sensor de imágenes láser (LVIS) y el sensor de emisiones volcánicas llamado AVEMS.

En cuanto a la infraestructura de apoyo existe el Hangar Nacional de Investigaciones Aerotransportadas (HANIA) y los laboratorios, para darle soporte logístico para que todos los problemas se puedan resolver rápidamente.

PRIMEROS RESULTADOS

El científico dijo que entre los primeros resultados de las fotografías se aprecia la presión que ejerce la expansión de las zonas agropecuarias sobre las zonas protegidas. Por primera vez se midieron los gases en la punta de los volcanes, en el 2003 se intentó pero con resultados marginales.

Comentó que se ha visto el crecimiento desordenado de la zona urbana, comparado con las fotografías en el 2003. Además se nota la construcción de más anillos periféricos.

Agregó que se identificaron muchos deslizamientos de las montañas en zonas donde hay poca población, el impacto de las lluvias se nota en zonas donde hay laderas muy inclinadas. Parece que los suelos se están saturando y hay un peligro potencial de derrumbes.

El científico aclaró que con la misión se generan datos irrefutables para que las autoridades puedan tomar decisiones con respecto a los problemas

nacionales.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los azucareros ticos, arroceros y fabricantes de alimentos cultivados en el campo piensan dar una lucha junto con sus homólogos estadounidenses. El

Después de analizar el Acuerdo General Sobre Servicios (GATS) de la OMC y la experiencia mexicana en un primer artículo, en este segunda parte

Las áreas protegidas estatales producen la mayor parte del agua que se destina a consumo humano y generación eléctrica. Atractivos naturales como los

La organización estadounidense "LightHawk" tiene 17 años de facilitar en Costa Rica vuelos de monitoreo ambiental. El cultivo de piña en los cantones de

La  sucesión apostólica constituye un acontecimiento de especulación e incertidumbre y también de grandes expectativas. Diversos factores externos e internos influyen en la elección

El problema del dolor agudo, en el período postoperatorio inmediato, se puede reducir con una intervención farmacológica antes de la operación, según pudo corroborarlo

Uno de los mayores retos que debe enfrentar la sociedad costarricense de cara al futuro, en medio de un mercado que exige con cada

La botánica sistemática es, en esencia, una ciencia comparativa. Un sistema de clasificación requiere de un ordenamiento de los organismos basado en sus afinidades
Semanario Universidad