Contraloría Universitaria celebra 50 años

La contraloría celebrará un acto especial este 26 de junio en el miniauditorio de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias a las 10 a.m. La

La contraloría celebrará un acto especial este 26 de junio en el miniauditorio de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias a las 10 a.m. La celebración servirá para conmemorar los hitos de la oficina y resaltar el trabajo de los excontralores Carlos García y Jorge López.

La Contraloría Universitaria celebra 50 años de velar y acompañar la administración de la Universidad de Costa Rica, desde 1963, cuando el rector Carlos Monge, Fidel Tristán Castro y el primer contralor Fernando Murillo crearon un perfil de lo que sería el Departamento de Auditoría. 

La Oficina de Contraloría Universitaria, en la que luego se convirtió el departamento, es la encargada de realizar los trabajos de acompañamiento y fiscalización de la gestión universitaria.

 

Jorge Padilla, contralor universitario, resaltó el papel de la entidad: “El trabajo de nosotros se desarrolla en el sentido de ser fiscalizadores: asesores de la Universidad en materia de control interno y en materia del logro efectivo de sus funciones. Nosotros como órgano de la Universidad colaboramos en ver que todas las acciones se estén haciendo con legalidad para preservar el patrimonio universitario y para lograr la mayor eficacia y eficiencia de las operaciones”.

 

A modo de analogía, Padilla asegura que, en el recorrido que realiza la institución todos los días, la Contraloría Universitaria es la responsable de vigilar los rieles y el conductor que ha puesto la administración para lograr sus objetivos.

Para Carlos Araya, vicerrector de Administración, el papel de la Contraloría es fundamental para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas.

“Es común que cuando se dan situaciones que consideramos se desvían de la estructura de control interno, de los procedimientos o normativa institucional, acudamos a la Oficina de Contraloría Universitaria, con el fin de que nos garanticen la legitimidad de los actos o en su defecto tomar las medidas que sean oportunas. El órgano fiscalizador es un soporte de la administración universitaria”.

Ligia Bartels, jefa del Departamento de Supervisión en la Oficina Ejecutora de Programas de Inversiones (OEPI). ejemplificó sobre el trabajo y la coordinación que se realiza con la Contraloría Universitaria. 

“La Contraloría tiene un auditor en la parte de ingeniería civil, que es la persona que tiene que ver todo lo que está relacionado con obras de construcción. Para nosotros, es un gran apoyo tener a la contraloría trabajando a nuestro lado, porque nos alerta de cualquier cosa que podría llegar a traer problemas a la universidad. Esto ha sido un trabajo conjunto desde hace muchísimos años: siempre hemos tenido una muy buena relación con ellos”. 

ACTO DE CELEBRACIÓN

Con motivo del aniversario, la contraloría se encuentra en la preparación de un acto especial que conmemorará y repasará estos 50 años de servicios a la Comunidad Universitaria. La actividad se realizará el próximo miércoles 26 de junio en el miniauditorio de la Facultad de Ciencias Agroalimentarias a las 10 a.m. Se espera que  en la celebración participen autoridades universitarias, como los miembros del Consejo Universitario y de Rectoría.

En este acto, se realizará un homenaje a dos excontralores de la oficina: Carlos García y Jorge López.

ADELANTÁNDOSE A LOS HECHOS

El contralor de la oficina, Jorge Padilla, resaltó que, desde su creación, la contraloría ha sido un órgano novedoso, creado bajo el criterio visionario de Carlos Monge Alfaro.

 “Este es concepto que don Carlos Monge Alfaro, el doctor Baudrit y don Fernando Murillo propusieron es muy adelantado a la historia de las auditorías internas de la Administración Pública, porque en el año 1963 ellos proponen que la contraloría esté bajo el máximo órgano que es el Consejo Universitario. O sea, el mismo rector propone que la oficina esté, en cierta forma, sobre la Rectoría. Esta situación se viene a dar en las administraciones públicas hasta el 2002, cuando se promulga la Ley de control interno”, dijo Padilla.

Hacia el futuro afirman que continuarán por el mismo camino. El contralor considera necesario tener una participación más activa en los procesos de la Universidad y procurar incorporarse a nuevos sistemas digitales que encaminarán a la oficina hacia un trabajo más eficiente.

El vicerrector Carlos Araya cree fundamental que a futuro se mantenga la independencia de cada uno de los informes y que se brinde el adecuado seguimiento a las recomendaciones que emiten. También, considera importante que la contraloría brinde servicios más ágiles que den un mayor dinamismo a la gestión universitaria.

“Estamos tratando de que nuestro aporte sea un poco más elaborado y científico, de tal manera que podamos determinar posibles situaciones que se estén dando dentro de la administración y que se puedan determinar con oportunidad y tiempo”, finalizó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Oposición tiende a disgregarse mientras habla de alianzas que no concreta. (Foto: archivo)Es muy difícil o casi imposible que en menos de dos meses

Esta personalidad, de acusado perfil en los escenarios político-institucionales del país y más allá, es el actual diputado por el grupo ‘Renovación Costarricense’, Justo

Los jugadores festejaron el triunfo en el campeonato de la Liga de Ascenso de la Segunda División.El Club de Fútbol Universidad de Costa Rica

Por fallas en los sistemas de cobro y facturación, el ICE dejó de percibir en 2012 más de ₡57 mil millones ($107 millones), por

El conflicto de interés producido por los vínculos entre la empresa china que hizo el estudio de factibilidad de la nueva refinería de petróleo

El papa Francisco, en un discurso reciente, ante nuevos embajadores asignados al Vaticano, ha llamado la atención sobre la “dictadura de la economía”: “Hemos

La licitación para administrar los EBAIS genera inconformidades entre sectores de trabajadores de la UCR. (Foto: archivo)Diversos sectores de la Universidad de Costa Rica

La irritación creció en el Congreso norteamericano después de conocer, la semana pasada, los detalles del vasto programa de control de llamadas y correos
Semanario Universidad