Escuela de Comunicación Colectiva y Defensoría de los Habitantes acuerdan apoyarse

La defensa de los derechos humanos a la comunicación y la información son parte esencial del convenio.

La Defensoría de los Habitantes de la República (DHR), como institución promotora de condiciones apropiadas para la protección de los derechos de las personas del país y la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva (ECCC) −como unidad académica de la Universidad de Costa Rica (UCR) especializada en el ámbito de la comunicación social− firmaron una carta de entendimiento el pasado 14 de octubre, tendiente a generar un puente para el intercambio de conocimiento, que les permita cumplir objetivos comunes.

La ECCC ofrece a la Defensoría todos los aportes disponibles en materia de investigación, docencia y acción social, desde el Laboratorio de Interactividad para la Comunicación (BETA-LAB), hasta el servicio de la Agencia Estudiantil de Comunicación La Estación y el trabajo de investigación del Centro de Investigación en Comunicación (CICOM), así como en el Posgrado en Comunicación.

Para Lidieth Garro, directora de la ECCC, se busca encontrar puntos de convergencia donde se puede trabajar en conjunto para llevar a cabo tanto capacitaciones en derechos humanos, como trabajo en comunidades y mejoramiento de la promoción de los derechos humanos, por medio de diversas estrategias de comunicación.

“Tenemos algunos proyectos que nos gustaría trabajar con la Defensoría; por ejemplo, queremos desarrollar un sistema que hemos llamado de Alertas tempranas, que nos permita identificar en la Defensoría temas y asuntos críticos”, mencionó Garro.

Desde los diversos énfasis: relaciones públicas, periodismo, comunicación social, publicidad, producción audiovisual y multimedial, se espera contribuir y trabajar en conjunto con la Defensoría proyectos como diagnósticos de comunicación comunitarios, hasta campañas de comunicación en comunidades, detalló Garro.

Aporte de la Defensoría

Mientras tanto, la Defensoría pondrá a disposición de la ECCC talleres sobre temáticas de participación ciudadana, derechos humanos y educación para los estudiantes de la Escuela, y colaborará en acciones específicas para ampliar el impacto de las actividades de acción social de la unidad académica en materia de derechos humanos, particularmente el derecho a la información y el derecho a la comunicación.

Otro de los acuerdos es generar condiciones para que docentes y estudiantes de las diversas especialidades realicen actividades académicas de investigación y acción social dentro de la Defensoría, así como traer a la Escuela actividades sobre educación popular y problemáticas que están fuera del gran área metropolitana.

Para Monserrat Solano Carboni, jerarca de la Defensoría, hay una serie de temas claves que tienen que ver con comunicación, idóneos para una alianza natural entre la ECCC y el órgano defensor.

“Yo siempre he dicho que el Estado tiene que transformarse de un Estado que presta servicios a administrados, a un Estado que respeta derechos de personas que son conscientes de esos derechos y todo esto pasa por procesos de comunicación”, comentó.

Además, añadió que vivimos en una Costa Rica donde no se tienen programas a largo plazo, que permitan una educación sólida en materia de derechos humanos. “Llegar a la población y generar formación en derechos humanos es lo que pasa indiscutiblemente por comunicación.

Durante la firma del acuerdo, tanto Garro como Solano destacaron la labor desempeñada por la profesora Sonia de la Cruz, quien desde antes ya había enlazado a la ECCC con la Defensoría en diversas actividades.

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Semanario Universidad