Estudiantes justifican manifestación en acto de aniversario de UNA

Manifestantes, funcionarios y asistentes forcejearon durante al acto de celebración del 40 aniversario de la fundación de la Universidad Nacional.Un grupo de manifestantes obligó

Manifestantes, funcionarios y asistentes forcejearon durante al acto de celebración del 40 aniversario de la fundación de la Universidad Nacional.

Un grupo de manifestantes obligó a suspender el acto protocolario del 40 aniversario de la Universidad Nacional (UNA) el pasado viernes 15 de marzo, al manifestarse para cuestionar un conjunto de irregularidades que en su opinión afectan a la institución y  al país.

De acuerdo con estudiantes y funcionarios, más de 50 manifestantes interrumpieron el discurso de la rectora de la UNA, Sandra León Coto, y a la ex-secretaria general de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional, Jackeline Bonilla, que había sido destituida de su cargo junto con el resto de la directiva por falta de transparencia en la obtención de fondos para un viaje.

El hecho ocurrió en la explanada 11 de Abril del campus Omar Dengo a partir de las 4:30 de la tarde, cuando inició el canto del Himno Nacional, inaugurando la actividad.

De acuerdo con Maribelle Quirós, funcionaria de la institución, se estimaba la participación de 600 personas entre las que se encontraron el vice-presidente de la República, Alfio Piva, el embajador de la República Popular China, Song Yanbin y el ex presidente, Miguel Angel Rodríguez, entre otras personas.

DIVERSAS ORGANIZACIONES Y SOLICITUDES

La manifestación reunió  integrantes de órganos, partidos y asociaciones estudiantiles, grupos Asambleas de Resistencia y la Asociación Coordinadora Autónoma (ACA) así como funcionarios y estudiantes particulares. Un sector de estos manifestantes portaba capuchas y pañuelos en la cara.

Estos grupos portaban pancartas con enunciados como “Que se vayan los de arriba, aquí estamos los de abajo” y “La educación es un derecho, no una mercancía”, que ejemplificaban las demandas desarrolladas en la manifestación.

Entre los muchos aspectos cuestionados por los manifestantes se encontraba la intervención de Jackeline Bonilla, ex-integrante de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional cuestionada y destituida con su equipo por los procedimientos seguidos para el proceso de obtención de fondos para asistir a una reunión en Guatemala.

Fernando Bermúdez, uno de los manifestantes, comentó su indignación sobre la participación de Bonilla como representante del movimiento estudiantil, a pesar de  haber sido destituida desde semanas previas.

“Esta sanción se presentó y la administración decidió poner a hablar a la representación estudiantil sancionada desde hace tres semanas por nuestros órganos, cuando el Consejo de Asociaciones solicitó de manera expedita quién iba a hablar, cuál era el programa y cuáles eran los que iban a hablar ahí. Eso no se respetó”.

Entre otros muchos temas, la manifestación reclamó por los procedimientos seguidos en el proceso del préstamo negociado con el Banco Mundial, criticó el Fondo Especial para el Financiamiento de la Educación Superior Estatal, demandó la laicidad del Estado costarricense  y otros aspectos de interés para los estudiantes. También, buscaban cuestionar la participación de la rectora Sandra León en los procesos de convenio para los fondos de la educación superior.

María Luisa Stephen, manifestante, opina que existe un derecho legítimo de realizar esta clase de intervenciones.

“Nosotros tenemos derecho a manifestarnos, a defender nuestros derechos, a defender nuestra educación pública, a estar en contra de esta señora que está vendiendo nuestra educación” comentó.

Stephen reiteró que una actividad como esta no debía utilizarse precisamente para celebrar, sino para reflexionar sobre los diversos hechos que, de acuerdo con ella, amenazan a la institución.

LOS DISTURBIOS

De acuerdo con un comunicado emitido por la rectora Sandra León, la participación de un grupo de personas, algunos de ellos estudiantes, fue un acto “en extremo egoísta, agresivo, irrespetuoso y autoritario” en la vida de la Universidad Nacional.

“(…) Irrumpieron en forma violenta desde el inicio mismo de la celebración, mediante gritos, insultos, empujones y golpes, vociferando consignas en contra de todo y de nada, llegando al extremo de golpear a funcionarios (as) y a estudiantes, obligando la suspensión de la actividad”.

Uno de los disturbios más importantes se originó minutos después de que Sandra León comenzara su discurso. Los manifestantes habían estado transmitiendo una serie de cuñas pregrabadas con frases como “Fuera Monsanto (…) Gobierno Homofóbico”, pero el audio de la rectora dejó de transmitirse por los altavoces.

Las cuñas de los manifestantes también dejaron de escucharse durante esos minutos. Algunos de los estudiantes y asistentes al evento se enfrentaron por problemas con la planta de sonido, en una pelea que incluyó insultos y golpes de ambas partes.

Kenia Vargas, estudiante, asegura que los audios estaban siendo transmitidos desde una planta de sonido autónoma y que un funcionario ordenó que apagaran las cuchillas de electricidad.

“En el mismo edificio donde estábamos nosotros, está lo que es el auditorio: ahí está lo de sonido. El único que puede tocar eso es la persona encargada del auditorio. (….) Yo vi en el momento en que fueron a bajar la cuchilla, porque yo estaba en una posición que me permitía ver todo y yo vi donde un funcionario y unos guardas pidieron que bajaran la cuchilla”, afirmó ella.

UNA INVESTIGA ENFRENTAMIENTOS

Este periodista se acercó a los enfrentamientos pero no pudo apreciar el origen de las peleas que actualmente investiga la Universidad Nacional. Un grupo de manifestantes lo cercó con pancartas para que no tomara fotografías, e inclusive uno de ellos exclamó: “Apague la cámara hijueputa”.

Durante esos minutos, el Semanario Universidad escuchó a uno de los manifestantes gritar “vamos por la rectora”, mientras que varios funcionarios de la UNA se agruparon alrededor de la rectora protegerla.

Fernando Fernández, uno de los manifestantes, asegura que no existió esa intención en ningún momento.

“No había una intención de ir por ninguna de estas personas, porque a nosotros eso no nos interesaba. Nos parece que las intenciones reales de la actividad era manifestarse, era generar algo que trascendiera”, aseguró.
León ha comunicado oficialmente que la Universidad realizará las investigaciones del caso y asegura que lo hará desde una perspectiva integral.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Douglas Caamaño: “Era un panorama previsible, porque no deja de ser la Sala Constitucional un ente manejado políticamente”. (Foto: Katya Alvarado)Tras fallar en su

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó hoy  el Tratado sobre el Comercio de Armas que servirá para regular

El equipo femenino de fútbol ganó la medalla de oro y se encargó de aminorar el fiasco del representativo masculino costarricense.Los periodistas deportivos de

La inflación acumulada en Costa Rica alcanzó el 2,46% hasta el mes de marzo, según los datos dados a conocer hoy por el Instituto

Sí. Es una mujer, no cabe duda. El pelo lacio y negro, tan negro como su futuro; suelto, libre como debería ser ella, su

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Costa Rica el próximo mes de mayo, según informó hoy la Casa Presidencial mediante un comunicado.En

Desde el mes de junio de 2012 el diputado Justo Orozco preside la Comisión Permanente Especial de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa. Lo

Con 94 años de edad, falleció hoy el pianista, compositor y arreglista cubano Ramón Emilio Valdés Amaro, mejor conocido como Bebo Valdés.El músico murió
Semanario Universidad