Las reglas cambian para las próximas federaciones de estudiantes de la UCR

Entre otros acuerdos, el Congreso Estudiantil Universitario aprobó exigir al Gobierno de la República el retiro al veto a la ley de fotocopiado para

Entre otros acuerdos, el Congreso Estudiantil Universitario aprobó exigir al Gobierno de la República el retiro al veto a la ley de fotocopiado para estudiar. (Foto: Katya Alvarado)

Si usted ha estudiado en la Universidad de Costa Rica (UCR) ha presenciado cómo en octubre estudiantes de distintos partidos políticos hacen campaña durante 15 días, financiados por cuenta propia, para ganar votos que les permita gobernar la Federación de Estudiantes de la UCR (FEUCR). Eso cambiará.

A partir de ahora, los estudiantes harán campaña durante una sola semana en noviembre, con la asistencia de un presupuesto asignado. Esto es apenas la punta del iceberg de las ponencias que el XXIV Congreso Estudiantil Universitario (CEU) aprobó, la semana pasada, acerca de la conformación y las luchas de los órganos federativos.

El CEU se celebra cada tres años y es la mayor instancia estudiantil donde se toman decisiones vinculantes para el resto de la comunidad universitaria. Esta vez participaron 500 representantes de las carreras y recintos de la UCR, quienes discutieron 42 ponencias de estudiantes independientes o de algún partido universitario. (Ver entrevista).
Los efectos de las decisiones del Congreso se comenzarán a ver en menos de dos meses, con las elecciones de la nueva Federación de Estudiantes (FEUCR).

CONFORMACIÓN

“No solo facilita el proceso de campaña, sino que garantiza una mayor igualdad de oportunidades de difusión para todas la tendencias (federativas)”, afirmó Federico Blanco, coordinador del CEU, respecto del presupuesto que en adelante cada partido recibirá del Tribunal Electoral Estudiantil Universitario (TEEU).

El CEU también decidió que el directorio de la FEUCR deberá tener a un estudiante de sedes y recintos. Se espera que esto promueva la “integración real de sedes y recintos que, por razones geográficas y logísticas, se complica más”, explicó el Coordinador y miembro del partido Alternativa.

Estos cambios responden a una reforma integral al Estatuto Orgánico de la FEUCR (EOFEUCR) presentada por los partidos estudiantiles Alternativa, Convergencia y Progre en el Congreso.

En adelante, las asociaciones estudiantiles por carrera en las sedes y recintos regionales serán acreditadas como parte de la FEUCR con su debido presupuesto. “Estamos muy contentos por la delegación de sedes, recintos y aulas extendidas, una de las representaciones más grandes y, hasta cierto punto, la más articulada”, afirmó Jei Valverde, de Convergencia y organizadora del CEU.

Alejandro Madrigal, de Progre, por su parte, rescató las propuestas de regionalización de Convergencia.

La reforma al Estatuto reconoce a los partidos como instancias oficiales más allá del periodo electoral y les da representación en el Congreso Superior Estudiantil, es decir en la Asamblea Legislativa de los estudiantes.

Ya Basta propuso distribuir el directorio FEUCR entre los partidos, de manera proporcional a los votos obtenidos en las elecciones, pero el CEU rechazó la iniciativa. Para Madrigal, actual presidente de la FEUCR, esta ponencia era preocupante porque “a todas luces haría que el directorio sea completamente inoperante”.

LUCHAS

Como parte de la reforma al Estatuto, se creó la Secretaría de Derechos Humanos en el directorio. “Esperaría que esto mejore la atención de la FEUCR hacia las temáticas de derechos humanos”, compartió el coordinador del CEU, donde se aprobó la iniciativa de Progre de apoyo a las personas con discapacidad, al matrimonio igualitario y al Estado laico.

“Especialmente, nos complace la aprobación de nuestra ponencia de exigencia al Gobierno del retiro al veto a la ley de fotocopiado para estudiar”, dijo Blanco. “Se hizo en consenso con las otras dos tendencias mayoritarias en el CEU: Convergencia y Progre”, aseguró el partidario de Alternativa.

“Durante varios años, fuimos la única corriente que presentó discusiones respecto de los derechos LGBT y de las mujeres”, aseguró Paola Zeledón, de Ya Basta, a la vez que celebraba las ponencias de otros partidos como la de apoyo a madres y padres estudiantes, presentada por Convergencia. La ponencia de Ya Basta de apoyo a la legalización del aborto también fue aprobada.

El CEU aprobó la iniciativa de Ya Basta de un Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) que no esté sujeto al PIB, así como la ponencia de Progre de garantizar el cumplimiento del 8% del PIB para la educación.

“Nos parece absolutamente nefasto la aprobación de la ponencia de Progre sobre el FEES, pues la misma planteaba que para lograr mejores condiciones es necesario ‘revisar’ las condiciones salariales de los docentes”, sostuvo Zeledón. Según la partidaria de Ya Basta, recortar sus salarios los alejará de las luchas del movimiento estudiantil.

Progre asegura que hay docentes con salarios excesivamente altos.

La nueva FEUCR asumirá este nuevo panorama el 1 de diciembre, después de las elecciones.


Federico Blanco, coordinador del CEU:

“Votamos más de un 50% de las ponencias presentadas”

La elevada cantidad de ponencias discutidas y los acuerdos de aplicación casi inmediata en temas que impactan la organización y la vida estudiantil son parte de los logros del recién terminado Congreso Estudiantil Universitario; no obstante, también quedaron temas pendientes que urge resolver. Federico Blanco, coordinador del CEU y partidario del grupo Alternativa, comparte algunos de los resultados obtenidos.

¿Qué reveló este Congreso Estudiantil Universitario (CEU) acerca del movimiento estudiantil actual?

–La principal debilidad demostrada es la falta de capacidad de diálogo para lograr acuerdos consensuados. Entre las fortalezas, me gusta que el movimiento estudiantil siga teniendo la capacidad de atraer a personas que no se involucrarían normalmente en espacios políticos.

Es la primera vez, en al menos seis años, que se puede dar un cierre formal al CEU. Discutimos y votamos más de un 50% de las ponencias presentadas.

¿Cuál fue el principal aporte de este CEU?

–La gran cantidad de reformas, nuevas políticas y acuerdos que se tomaron sin duda beneficiarán la capacidad del movimiento estudiantil de tener injerencia a nivel interno en pro del estudiantado y externo en pro de la educación superior pública.

¿Cuál fue su principal deuda?

–No poder haber discutido todas las ponencias presentadas, pero confiamos que estas discusiones se darán en otros espacios como el Consejo Superior Estudiantil.

¿Cuáles ponencias no se discutieron?

–Cerca de 35, trataban temas muy diversos: matrícula, procesos de admisión, ambiente, etc. Los ejes que se agotaron por completo fueron Estatuto Orgánico de la FEUCR, regionalización y problemáticas de sedes y recintos, temas de Estado laico, derechos sexuales y reproductivos y estudiantes mujeres, y la discusión de la venidera negociación del VI Convenio FEES.


 

 

 

 

 

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania no sólo perdió la guerra, también fue brutalmente partida en dos, pero también se implementaron planes de

Conavi pretende extender por un año los contratos de conservación vial mientras mejora sus requerimientosUna mejor y más exigente supervisión de las obras, la

Pedro Pablo Quirós presidió la junta directiva de Racsa durante la transición hacia la apertura en el mercado de telecomunicaciones. (Foto:

Albert Chillón, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, recién publicó La palabra facticia, que es una ampliación del imprescindible y ya inencontrable Periodismo

Santiago de Chile, 12 sep (dpa) – El gobierno chileno confirmó hoy que el nuevo aniversario del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 ...

Una exhibición que aborda el papel de las muñecas en la formación de los niños y que transgrede el concepto clásico de este juguete

El apoyo político para Marina Silva proviene principalmente de los electores que desean cambios en el país y de sectores de la derecha, aseguran

El Dr. Manuel Solís Avendaño recibió un reconocimiento por su obra el libro Memoria descartada y sufrimiento invisibilizado. La violencia política de los años
Semanario Universidad