Tres años de vuelo desde el psiquiátrico por Radio U

‘Podemos volar’ se transmite todos los lunes a las 8:00 am, en la frecuencia 101.9 de Radio U, del sistema radiofónico de la Universidad

‘Podemos volar’ se transmite todos los lunes a las 8:00 am, en la frecuencia 101.9 de Radio U, del sistema radiofónico de la Universidad de Costa Rica. (Foto: Katya Alvarado)

“A partir de ahora podés escuchar Podemos Volar, desde el Hospital Nacional Psiquiátrico” recitaba una cortina de radio el pasado 17 febrero a las 8:06 a.m, en la emisora 101.9 FM Radio U, de la Universidad de Costa Rica. Es la misma voz que hace tres años inauguró el primer programa de Costa Rica en dar un espacio a usuarios de salud mental: a liberar “voces, donde antes había silencio”.

Un desfile de micrófonos adorna una larga mesa en el Parque de la Libertad, Desamparados. A los pies, se apoya una artesanía de madera: la estampa de un ave reposando, adornada entre unas pequeñas letras que rezan el nombre del programa. Al frente hacen filas dos o tres decenas de sillas con pocos ocupantes: algunos sostienen volantes de aves multicolores sacudiendo las alas.

Como cada semana, esta vez entusiasmados por el reto de cuadruplicar su participación de treinta minutos en una transmisión de dos horas, Andrés Dinartes y Adrián Solís –productores del programa— dan la bienvenida a la transmisión en vivo.

“No tenemos nada planificado, así que estamos improvisando” confiesa Efrén Solano, que ha participado desde la primera emisión del programa como usuario del Hospital, cuando entrevistaron al exdirector del Hospital Psiquiátrico y expresidente Abel Pacheco.

Óscar Carazo, miembro antiguo del grupo cumpleañero, es un poco más breve y serio: “estamos cumpliendo con nuestro lema: voces donde había silencio”, comenta con decisión.

A su izquierda, el grupo Café Surá acompaña la conversación. Un par de guitarristas, dos percusionistas y un dúo de voces arman el grupo acústico.

Ha pasado casi una hora de transmisión. La catedrática y psicóloga Mirta González toma el micrófono y comenta el significado que tiene para ella la apertura de esta clase de grupos: “libertad de expresión”, dice mientras habla del proyecto.

“Lo que han estado haciendo es abrir un ejemplo sobre un derecho: Podemos Volar es un excelente ejemplo del fomento a la libertad de expresión (…) La salud tiene que verse más allá del espacio físico. No se debe reducir a un hospital”, comenta la investigadora y psicóloga que ha dedicado más de tres décadas a esta ciencia social.

Y, entonces, entre los micrófonos, una voz desinhibida dice: “Yo quisiera aprovechar a Café Surá para que nos canten ‘Cumpleaños feliz”.

“¡Todavía no!” —le contestan—, pero Café Surá ha empezado a buscar los acordes de la canción. A la seña del grupo entonan la melodía tradicional, teñida de un ritmito tropical que pintan las voces de las coristas.

Quizás lo más curioso es que esta locura que empezaron en el 2011 también arrancó con una canción. “Ojalá salga el Sol”, repite el grupo Manu Chau en la dedicatoria a Radio La Colifata, que inspiró el programa de radio.

La Colifata es un proyecto que tiene más de dos décadas en las radioemisoras argentinas. La frecuencia, transmitida desde un hospital psiquiátrico inspiró a Andrés Dinartes y Adrián Solís (estudiantes de psicología y comunicación, respectivamente) a traducir un espacio similar para los parlantes de las radios costarricenses.

Estos jóvenes tardaron casi un año en convencer a la directiva del Psiquiátrico de integrarse en la aventura y buscar a los usuarios del Hospital Diurno (servicio que utilizan aquellas personas que no viven o no son internados del servicio). Podemos Volar hizo su primera transmisión un día de los enamorados, a las ocho de la mañana.

Desde entonces, graban sus programas todos los viernes en el Hospital Psiquiátrico Nacional y trasmiten la producción de treinta minutos los lunes, a las 8:00 am. Hablan de política, la falta de trabajo que enfrentan sus poblaciones; entrevistan a ministros, artistas o, simplemente, hablan de ellos mismos como nunca pudieron hacerlo antes.

“La locura puede ser una forma de expresión”, susurra la canción que inspiró a Podemos Volar.

“Hay muchos locos que llegaron a ser los íconos de la sociedad y pudieron expresar tan bien esa locura, no porque eran buenos, sino porque llegaron a conducir su locura al punto de que mucha gente la puede entender y recibir”, afirma una de las voces entre la melodía del cantante y compositor Manu Chao.

Dice la canción que “cuando la locura puede ser recibida es súper poderosa. Nadie la puede parar”.

Café Surá canta por segunda vez ‘Feliz cumpleaños’, los locutores se vuelven a ver y aplauden para cerrar la transmisión.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Escuela Napoleón Quesada, en Zapote, es una de las 16 edificaciones que fueron estudiadas (foto Rafael León).Hacer de las escuelas mejores sitios para

Antes de comenzar explicando qué es la legitimación de capitales, es más que necesario determinar si en la sociedad actual la ética es un

El próximo 25 de febrero varias organizaciones sociales se unirán a una movilización en las calles. (Foto: María José Núñez)El gobierno de Laura Chinchilla

PLN se refugia en conservadurismo. PAC necesita y repele al FAApenas 19.232 votos (0,9%) separaron al Partido Acción Ciudadana del Partido Liberación Nacional en las elecciones

El Foro Nacional anuncia nuevas protestas en contra de los acuerdos del Gobierno con la empresa OAS y los nuevos diseños de la carretera

Muchos adultos mayores bailaron al ritmo de la Orquesta Lubín Barahona y sus Caballeros del Ritmo, en el Morazán. (Foto: Carlos Murcia)Se podría decir

Industrias Infinito pretendía extraer oro a cielo abierto en Crucitas, de San Carlos. Sentencias del Tribunal Contencioso Administrativo, la Sala Primera y la Sala

UNIVERSIDAD fue testigo de esta descarga de agua caliente con un fuerte olor a leche,  sobre la quebrada cercana a la planta de Dos
Semanario Universidad