Claudia Reyes Toledo, coordinadora del Área Infantil de la FILCR 2014: La lectura hace comunidad

La mexicana Claudia Reyes Toledo es una de las invitadas especiales a la Feria del Libro (FILCR) y vino cargada con una maleta repleta

La mexicana Claudia Reyes Toledo es una de las invitadas especiales a la Feria del Libro (FILCR) y vino cargada con una maleta repleta de libros ilustrados para montar un stand en la Casa del Cuño; a la vez, se le encargó la tarea de programar actividades para niños y, por eso, cada día de la FILCR 2014 comparte con cientos de escolares para promover el disfrute por la lectura.

Licenciada en Artes Visuales por la Universidad de Guadalajara y máster en Museos por la Universidad Iberoamericana, fue coordinadora de programación y subdirectora del Centro Cultural de España en México durante siete años. También fungió como directora de Promoción Editorial y Fomento a la Lectura de la Dirección General de Publicaciones, entre 2011 y 2013. Actualmente, es colaboradora de De finibus, A.C., Agencia cultural y de servicios editoriales.

El Semanario UNIVERSIDAD la entrevistó y, a continuación, se ofrece un extracto de la conversación.

¿En qué consiste tu participación en la Feria del Libro?

−Me invitaron para ofrecer libros ilustrados −con muy buenos contenidos− de cinco editoriales mexicanas pequeñas que han logrado sobrevivir. Como complemento, hicimos un pequeño programa en el que participan diseñadores y creadores costarricenses que tienen mucha experiencia haciendo diseño, libros o cierto tipo de publicaciones. Cada uno, desde su área, propuso una actividad en la que interactúan con los niños sin perder el eje del texto. La idea es que, en años próximos, la Feria invite más artistas para dar no solo talleres, sino presentaciones de teatro o títeres, para que el niño y el joven puedan aproximarse a los textos de otra manera.

En ese sentido, vos decís que hay diferentes tipos de textos, no solo el libro, sino otros como el teatro, la televisión, el cine.
−El cine tiene una estructura literaria, un guión, que también tiene la televisión y el teatro, pues el género es el dramático; todos esos son textos. Empezamos a escuchar historias cuando estamos aprendiendo a hablar, antes de saber leer y escribir, de nuestros padres, de nuestros familiares. Creo que lo que tenemos que expandir es la idea de que la lectura no es exclusivamente sentir pasión por leer, sino que es un modo de compartir, de disfrutar. A muy temprana edad nos vacunan en contra de leer por placer, porque en la escuela tienes que leer por obligación. Eso es una tara. La lectura es un pretexto para conversar, para confluir en un espacio específico. El ejemplo más claro es esta feria.

¿Cuál es el objetivo de los talleres?
−El objetivo va más allá de entretener a los niños. Es mantener un eje textual con una disciplina que no es literalmente escribir. Por ejemplo, el primer taller tenía que ver con que los niños dibujaran un modelo de la mascota de la tallerista Laura Astorga. No era un taller para aprender a hacer un perro, era un espacio para que los niños hablaran de sus propias experiencias, contándose historias a partir de la historia que les contaba Laura. Pensar en proyectos integrales es mucho mejor que pensar en que te traes una editorial infantil, que es muy buena y ya tienes un área infantil cubierta.

En relación con el libro electrónico, ¿podrías profundizar sobre este formato, su acceso a los niños y los jóvenes?
−El formato de textualidad digital implica un ejercicio diferente al que hacemos con los libros impresos, pues genera hipertexto, o sea, puedes consultar otras historias, otros autores, el significado de palabras, conectarte con otros libros, con otras comunidades que están leyendo ese libro. Creo que los dos formatos no entran en conflicto. Hay gente que le gusta leer en pantalla, pero ¿busca en la web a ver qué hay? Nosotros tenemos un compromiso; no solo el gobierno porque tiene los canales, las plataformas, sino los creadores, los que estamos de este lado, de consolidar el espacio cultural iberoamericano, porque las bibliotecas de Google son bibliotecas en inglés, y habrá unas ediciones maravillosas, pero el libro digital en español no figura.

¿Qué pasa con los papás en el ejercicio de la lectura?
−Es una cosa de culpa. Entiendo que sintamos culpa en Latinoamérica porque somos países que no leen. Por una parte, la escuela es responsable, porque los niños pasan mucho tiempo equiparable con el que pasan en la casa; además los papás trabajan. Cuando el niño sale de la escuela, muy probablemente las horas que comparte en su casa serán dos o tres. Creo que se debe cuidar la lectura, ver qué se lee en la escuela. Los que se sienten más culpables son los padres no lectores. Pero no se trata de tener una estantería llena de libros hermosos para niños; más bien, es una cosa que pasa por la conversación, que tiene un principio comunitario.

Es el amor por las historias…

Cuando tú te sientas a contar algo, a platicar, empiezas a hacer historias, que es vinculante al ejercicio de la lectura. Además, tiene que haber acceso a los libros de manera más natural, pues es más fácil −si tienes una muy buena biblioteca en tu escuela− que te enganches con las historias, si hay una red sólida de bibliotecas, si en tu barrio hay una biblioteca para que tu vayas a hacer la tarea, pero también a leer solo o con tus amigos. Así tendría que funcionar un programa de fomento a la lectura. Eso es lo que nosotros, como ciudadanía, deberíamos exigir.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Con caras nuevas, el equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica ya empezó a demostrar que quiere volver a ser campeón nacional

Casa Batsú es la sede del Festival de Arte Callejero Casa y Calle. (Foto: Casa Batsú)Los trazos de quienes pintan en las calles de

En el VII Congreso Universitario se discutirán temas de acceso inclusivo a la UCR y mejoras para sedes regionales. (Foto: archivo)Las sesiones plenarias del

Los países integrantes de este bloque tienen un poder económico y político en toda la región de sus respectivos continentes, como son los casos

Las universidades públicas y el Gobierno alcanzaron un acuerdo para dotar a los centros de enseñanza con un presupuesto total de ¢410 000 millones

A propósito de la presentación del libroFijaciones de Mainor González (17/07/2014)Al terminar la primera clase me planté frente al aula, hablé brevemente sobre la

Las submuniciones que libera una bomba en racimo pueden esparcirse en un espacio de hasta dos campos de fútbol. (Foto: Wikimedia)A pesar de la

“…Pero la conquista de pequeñas mejoras de vida no termina con la esclavitud del pueblo”. Carlos Luis Fallas.La Seguridad Social es uno de los
Semanario Universidad