La arquitectura de las pequeñas cosas

Grupo de arquitectura de la UCR que participó en el taller con Yoshiharu Tsukamoto, en la primera fila. (Foto: cortesía de Diana Luna)Al

Grupo de arquitectura de la UCR que participó en el taller con Yoshiharu Tsukamoto, en la primera fila. (Foto: cortesía de Diana Luna)

Al arquitecto japonés Yoshiharu Tsukamoto, quien visitó del 16 al 20 de marzo el país, le llamó la atención que en San José muchos de sus vecinos viven prácticamente encarcelados, y por eso le propuso a un grupo de estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR) intentar rescatar espacios públicos para mejorar la convivencia.

A Tsukamoto, que conoce la realidad de una ciudad tan densamente construida como Tokio, le interesa “repensar” esas posibilidades de abrir  espacios para que las personas interactúen.

En visitas realizadas a la capital costarricense y a lugares como Los Guido, en Desamparados, Tsukamoto pudo comprobar cómo en el país impera la cultura del miedo, lo que se traduce en viviendas en las que el exceso de verjas es notorio.

Al arquitecto japonés, creador del reconocido estudio Atelier Bow-Bow, le interesa ver cómo en esas construcciones se pueden crear áreas significativas que faciliten una mejor relación entre el espacio público y el privado.

Incluso, dichos espacios no tienen que poseer grandes dimensiones, sino que han de servir de puente para crear una interacción distinta, y que de esa manera la arquitectura contribuya a humanizar la convivencia.

Valeria Guzmán, de la Escuela de Arquitectura de la UCR, y quien se empeñó en que Tsukamoto viniera al país para que compartiera su experiencia con estudiantes y con el público −dado que el 18 de marzo ofreció una conferencia abierta−, destacó la relevancia que para una ciudad como San José puede tener el rescatar espacios como los planteados por el invitado.

RECONSTRUIR

Para entender cuál es la condición actual de barrios y edificios, al arquitecto japonés le interesa rescatar la historia por medio de lo que él domina las diferentes generaciones. Están así la primera, la segunda, la tercera y la cuarta generación, destacó Guzmán.

En ese sentido, lo que Tsukamoto procura es que mediante esa información se pueda plantear −para la generación que viene− una interacción distinta.

La propuesta del japonés, agregó Guzmán, no implica necesariamente grandes transformaciones, sino mirar cómo los “pequeños cambios” pueden resultar de una gran relevancia.

“En el taller que realizó Tsukamoto, la idea consistió en retomar una perspectiva histórica de las viviendas, para determinar cómo se podrían aplicar pequeños cambios en el uso de ese espacio público o común. En su perspectiva interesaba ver qué ha pasado con esas casas, cómo han mutado, a qué división han sido sometidas y qué uso tienen en la actualidad”.

A partir de esas consideraciones, la idea era observar si quedan planteamientos que permitan un uso de espacios públicos, que faciliten esa interacción con lo privado.

ESAS PEQUEÑAS COSAS

A Tsukamoto le interesa determinar en sus propuestas, varias premisas desde la arquitectura, de manera que contribuyan a mejorar la relación que se estable entre las personas y los edificios.

Con base en ello, en primer lugar  plantea que las casas tengan espacios donde las personas que no son integrantes de esa familia puedan entrar en contacto con el edificio. Esto facilita y propicia nuevas interacciones. De ahí la importancia de que las casas sean “más abiertas”, en el sentido de que puedan conectarse con la ciudad, los lugares de trabajo y con los espacios para las compras, por ejemplo.

En segundo término, al japonés le preocupa que las casas tengan una conexión con el exterior. Como recordó Guzmán, Tsukamoto les dijo que si un anciano se sienta en un corredor y todos los días le dice a alguien “hola”, pero pronto desaparece, quizá esa persona se tome la molestia de preguntar qué sucedió con él, cuando ya no se dé esa situación.

En tercer lugar, al arquitecto japonés, dentro de sus propuestas, le inquieta cómo aprovechar los lugares adyacentes en torno a las viviendas.

Con base en su visión de que hay que redefinir los espacios, tanto internos como externos, Tsukamoto ha tratado de convencer a sus clientes de la alta relevancia de aprovechar esos 50 centímetros para crear una interacción.

A partir de esa mirada es que los jardines y los pequeños espacios  adyacentes para la convivencia pública comienzan a adquirir una nueva dimensión en la mirada del arquitecto.

Esa visión de cambiar lo establecido mediante “actos modestos” y de lo que les habló Tsukamoto durante cuatro días a estudiantes de la UCR puede resultar de suma trascendencia para las grandes ciudades, y para otras no tan grandes como San José, pero que viven atrapadas en el miedo.

Y esa es a la vez una mirada desde la cual la arquitectura contribuye a enriquecer la vida de los habitantes de un barrio, una ciudad y un país.


 Una visión diferente

Nombre: Yoshiharu Tsukamoto.

Nacimiento: Tokyo 1965.

Profesión: arquitecto y profesor en el Instituto de Tecnología de Tokyo.

Estudio: Atelier Bow-Wow.

Propuestas: Yoshiharu y sus asociados han desarrollados diversos conceptos que procuran revisar el uso y el aporte de la arquitectura. De esta manera, le han preocupado y han puesto en la mesa de discusión términos como “microespacios públicos”, mediante los cuales busca redefinir la relación entre lo público con lo privado y cómo aprovechar mejor los espacios para beneficio de sus habitantes.

En Costa Rica: En esta visita al país impartió un taller a estudiantes de arquitectura de la UCR y dio el 18 de marzo una conferencia pública.

Proyectos: Ha desarrollado proyectos en Alemania, Nueva York, Dinamarca y otros países, así como en diversas ciudades de Japón.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Dra. Judith Butler fue propuesta al reconocimiento honoris causa de la UCR por la Escuela de Filosofía. (Foto: cortesía de la European Graduate

Tras un comienzo difícil los máximos dirigentes de Grecia, Alexis Tsipras y de Alemania Ángela Merkel comienzan a limar sus asperezas.La visita del primer

Luis Manuel Quirós Guerrero, quien es vecino de Cartago, cursa la Maestría en Química y actualmente realiza su proyecto de tesis dedicado al estudio

Tener la posibilidad de llegar a nuevos mercados llevó a que la microempresaria Lilly Bonessa se relacionara con la UCR y obtuviera por medio

Los fallecimientos por accidentes de tránsito representan en Costa Rica la primera causa de muerte violenta; ninguno de los otros cuatro tipos de muertes

Panamá hizo lo que no lograron Uruguay, Italia, Inglaterra, Grecia, Holanda ni Paraguay. En el estadio Rommel Fernández en Ciudad de Panamá, la Selección Nacional de

La Universidad de Costa Rica estará de fiesta el próximo viernes 10, sábado 11 y domingo 12 de abril, con la ExpoUCR 2015, donde

Lima, Perú. El premio Nobel Mario Vargas Llosa exhortó este jueves 26 de marzo a los países de América Latina a condenar a Venezuela
Semanario Universidad